Campaña para desangrar finanzas petroleras llega a la COP 20

Un grupo de activistas protesta ante el lugar de un evento organizado por Shell, la gigante petrolera angloholandesa, en las instalaciones de la COP 20, en la capital peruana. Crédito: Adopt a Negotiator
Un grupo de activistas protesta ante el lugar de un evento organizado por Shell, la gigante petrolera angloholandesa, en las instalaciones de la COP 20, en la capital peruana. Crédito: Adopt a Negotiator

Movimientos de la sociedad civil que abogan por la desinversión en combustibles fósiles se movilizaron durante la 20 Conferencia de las Partes (COP 20) sobre cambio climático,  para contrarrestar la influencia del lobby de las “energías sucias”, las grandes corporaciones petroleras, muy activo en la cumbre que se desarrolla en la capital peruana. 

Mientras la COP 20 transita ya su segunda y última semana, delegados de 195 países todavía están tratando de solucionar la situación urgente del cambio climático mediante un acuerdo mundial sobre cómo detener el calentamiento global.

Mientras, grupos de activistas están preocupados de que la influencia de las compañías de combustibles fósiles en la conferencia ralentice aún más un proceso de por sí ya lento.

Ante ello, la sociedad civil, liderada  por activistas universitarios de todo el mundo, llama a la “desinversión en combustibles fósiles”.

Este movimiento busca reducir la inversión en una lista de 200 compañías que tienen las mayores reservas de combustibles fósiles, entre las que se encuentran la rusa Gazprom, la brasileña Petrobras, PetroChina, y las estadounidenses Chevron y ConocoPhillips.

La intención de esta campaña es tanto reducir el apoyo financiero que tienen las petroleras, como dar un mensaje moral.

“La legislación necesaria y las decisiones de inversión no pueden y no deber ser tomadas en nuestro sistema político actual. Como ciudadanos, debemos jugar un rol en la creación de los cambios en los cuales creemos”, dijo a IPS la activista Maddy Salzman, quien organizó la campaña Fossil Free Washington University.

Salzman  considera que este movimiento es una potencial solución al poco avance en las negociaciones de la COP anual de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), que acoge Lima entre el 1 y el 12 de este mes.

La motivación tras la campaña viene de un reporte de 2011 de la organización británica Carbon Tracker Initiative, que determinó que para poder mantener a raya el calentamiento global, deben permanecer bajo tierra 80 por ciento de las reservas conocidas de combustibles fósiles.

La premisa es simple, de acuerdo con organizadores del movimiento: si está moralmente mal destruir el planeta, también está mal lucrarse de ese daño.

Hay centenares de campañas de desinversión en combustibles fósiles, funcionando en cuatro continentes. Mientras la mayoría de este movimiento apunta a fondos de universidades, también hay campañas que ponen en la mira fondos de pensiones, ciudades e instituciones religiosas.

Parte de etas campañas, incluidas algunas de Canadá y Estados Unidos, han tenido éxito en obtener compromisos de parte de sus oficiales de inversiones de que buscarán alternativas para colocar sus capitales.

Las campañas de desinversión, aunque locales, se conectan con asuntos a nivel más macro.

Estudiantes involucrados en campañas de desinversión petrolera asumen que el movimiento es global, una solución internacional que puede brindar una alternativa a la lentitud de las negociaciones climáticas.

De hecho, a inicios de diciembre anunciaron el Día Mundial de la Desinversión, una jornada de activismo para elevar el “momentum” en el tema.

En el caso de las negociaciones climáticas de la Organización de las CMUNCC, la desinversión ha ayudado a llamar la atención sobre la influencia de la industria de los combustibles fósiles en estas conferencias.

“Aun aquí, en la reunión anual para crear políticas globales para enfrentar el cambio climático, las compañías petroleras tienen una presión influyente y siguen diluyendo la fuerza que tienen las conferencias”, dijo a IPS la directora de la Coalición Estudiantil Universitaria de Virginia, Dyanna Jaye.[related_articles]

“Mientras la ciencia es cada vez más alarmante, nos siguen hablando de combustibles fósiles y sus ganancias financieras”, criticó la activista de la universidad estadounidense.

Al mediodía de este lunes 8, activistas en las negociaciones climáticas protestaron a las afueras de un acto organizado por la petrolera angloholandesa Shell en uno de los salones paralelos de las instalaciones de la COP.

El evento, inicialmente titulado “¿Por qué desinvertir en combustibles fósiles cuando un futuro con energías fósiles bajo en emisiones ya es una realidad?” cambió de lugar y nombre varia veces durante las jornadas previas a su realización.

“Las compañías de combustibles fósiles son irresponsables, porque se ha probado durante décadas que la extracción y quema de combustibles fósiles envenena a la gente, al agua, al aire y a la tierra”, explicó a IPS la activista Sally Bunner, una de las organizadoras del Earlham College Responsible Energy Investment.

“Desafortunadamente, la industria no ha cambiado a una mejor forma de producción de energía porque no les es rentable”, añadió.

El evento de Shell no es el único ejemplo de la presencia de la industria petrolera en la COP.

Las compañías petroleras han tenido reuniones periódicas con delegados de varios países en Lima.

Durante la tarde del sábado 6, la ministra de Ambiente de Columbia Británica, Mary Polak, publicó en su perfil de Twitter que iba a reunirse con el consejero de Cambio Climático para Chevron, un peso pesado de la industria.

Inquerida en la red social por los motivos de su reunión, Polak contestó que “no puedes cambiar el comportamiento de las compañías petroleras si no hablas con ellas”.

Es más, representantes de Chevron y de la petrolera Corporación TransCanada han sostenido encuentros clave con la delegación del gobierno canadiense.

Editado por Estrella Gutiérrez

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe