IPBES

La restauración de los hábitats naturales, como se muestra en la imagen en Cuba, ayudará a frenar el cambio climático. Un nuevo estudio de la ONU dice que las inversiones anuales en soluciones basadas en la naturaleza deberán triplicarse para 2030 y multiplicarse por cuatro para 2050, si el mundo quiere hacer frente con éxito a la triple amenaza de las crisis climáticas, de biodiversidad y de degradación de la tierra. Foto: PNUD

Pandemia socava lucha de la ONU contra crecientes riesgos climáticos

NACIONES UNIDAS –  Las Naciones Unidas comandan una batalla constante contra los crecientes peligros del cambio climático, incluyendo la destrucción de diferentes especies de plantas y animales, el incremento del nivel del mar que amenaza la existencia misma de los

Análisis de virus potencialmente peligrosos para el ser humano realizado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios a Ecosistemas (IPBES, en inglés).

Cientos de miles de virus diferentes están al acecho

Unos 850 000 virus distintos, que viven en aves y mamíferos, tendrían capacidad de infectar a los humanos, sobre todo si crecen la degradación ambiental y el cambio climático, advirtió en esta ciudad alemana la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y

Paisaje del Cerrado, un ecosistema de sabana tropical de Brasil amenazado por el avance de la agricultura extensiva. De acuerdo con un estudio de investigadores de 12 países, la restauración de estepas y sabanas en Sudamérica y África aporta importantes beneficios para la biodiversidad. Foto: Luís Felipe Figueiredo/Flickr

Identifican áreas cuya restauración tendría alto impacto ambiental

Restaurar 30 por ciento de ecosistemas específicos, especialmente áreas agrícolas puede no solo salvar más de 70 por ciento de las especies amenazadas, sino también absorber casi la mitad del carbono acumulado en la atmosfera, concluyó un estudio publicado en la revista Nature.

Contact Us