CUBA: En busca de películas comestibles naturales

El estatal Instituto de Investigaciones en Fruticultura Tropical de Cuba perfecciona el momento y la dosis de aplicación de una película comestible, obtenida a partir de quitosana (polímero extraído de esqueletos de moluscos y crustáceos), que alarga el tiempo del almacenaje de frutas como el mango.

“Este recubrimiento también protege de enfermedades pos cosecha y, al ser natural, no provoca afectaciones a la salud humana”, explicó Tania Mulkay, la investigadora al frente del estudio, iniciado hace un año.

“Estamos entrando a un mercado exigente de alimentos sanos y queremos incluirnos en la tendencia internacional de potenciar lo ecológico”, añadió a Tierramérica la experta de la entidad que brinda servicios técnicos y científicos a los productores y empresas frutícolas de todo el país.

La nación caribeña aplica a los frutos que exporta o debe almacenar películas comestibles con componentes químicos.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe