FORO SOCIAL MUNDIAL: Privilegiar la comunicación alternativa

Radios comunitarias y medios alternativos son la fórmula para derrotar el cerco de los medios de comunicación corporativos, dijo el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, en entrevista con IPS-TerraViva.

También anunció un cambio de idea: la crisis impone al Foro Social Mundial (FSM) tomar una posición política definida y en votaciones.

IPS: ¿Mantiene usted sus ideas sobre la naturaleza del FSM en el contexto de la crisis global del capitalismo que vivimos?

BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS: Es una pregunta muy importante en este momento. Porque pienso que los cambios de los últimos meses han creado una situación nueva, yo diría casi dilemática para el FSM.

Esta condición viene de lo siguiente: como usted sabe, en el FSM hay un debate desde su comienzo sobre si debe ser un espacio abierto a todas las tendencias progresistas que luchan contra la globalización neoliberal, un espacio de encuentro y nada más, o si al contrario, debería tener un papel más fuerte de intervención, de presentación de propuestas y de organización de acciones políticas globales, de intervención para un cambio.

De alguna manera esta realidad obliga a algún cambio de mi posición. Yo he defendido durante mucho tiempo la idea del espacio abierto porque me parece importante mantener un espacio donde la gente se encuentre sin líneas programáticas definidas, pero desde hace dos años asumo una posición algo distinta. Mi idea es que el FSM debe seguir como un espacio abierto, pero deberíamos identificar algunos temas donde exista consenso, para que el Foro presente posiciones políticas y por ende programáticas.
[related_articles]
IPS: ¿En qué temas piensa?

BSS: Sostengo que en cuatro o cinco cuestiones internacionales deberíamos tener un papel más fuerte, porque de otro modo, mi temor es que el FSM sea cada vez más irrelevante para las luchas sociales que se aproximan.

El FSM debería tener una propuesta para la reforma de las Naciones Unidas. Es un proceso que se ha discutido durante mucho tiempo y que en el FSM también lo habíamos discutido, pero no hay una posición común para presentar.

En segundo lugar, la crisis financiera, que en los últimos meses ha creado una situación nueva, porque en el FSM habíamos siempre criticado la globalización neoliberal y sobre todo el predominio del capital financiero, que ha llevado a la ruina a tantos países. Y habíamos dicho una cosa que es muy importante: que la crisis financiera que explotó ahora en Estados Unidos y Europa, es una crisis que los países del llamado Tercer Mundo ya sufren hace 30 años, y todos esos países han propuesto para sus problemas soluciones muy semejantes a las que Estados Unidos y Europa están tomando: nacionalizando bancos, todo eso.

En la crisis del Sur global, nadie pensó que eso se podía cambiar. La ortodoxia neoliberal dominaba totalmente. Ahora que la crisis esta en Estados Unidos y Europa, en el corazón del sistema capitalista mundial, se están adoptando las medidas que esos mismos países centrales rechazaron terminantemente, a través del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a los países del Sur y de ahí surgieron las crisis de Asia, Argentina, Brasil y Rusia. Entonces mi propuesta es que el FSM asuma una posición internacional visible sobre cómo solucionar la crisis.

El FSM debería exigir la eliminación del FMI y el Banco Mundial, o su reforma radical. Esas posiciones han sido discutidas «ad nauseam» (hasta el hartazgo) y hay consenso. ¿Por qué no transformamos eso en una posición política?

IPS: Y hay que recordar Palestina.

BSS: Sí, en tercer lugar, la crisis de Palestina. Esta agresión, que es de ocupación israelí, más brutal que antes y que en este momento se desarrolla con crímenes de guerra y de lesa humanidad, que se perpetran porque existe la certeza de impunidad total. Pienso que el FSM tendría que tener una posición muy clara, internacionalmente visible sobre la solución del caso de Palestina. Hemos luchado por la paz, no el Foro directamente, pero la asamblea de los movimientos sociales convocó en su momento a una protesta mundial contra la invasión de Iraq y no pienso que esta vez debamos limitarnos a movilizaciones de protesta. La cuestión de Palestina va a envenenar todas las relaciones internacionales.

IPS: ¿Cree que este ataque se lanzó para determinar algo antes de que Barack Obama asumiera la presidencia de Estados Unidos?

BSS: Sí, esta agresión fue una provocación meditada del estado de Israel y que los medios internacionales nunca mencionan; la primera violación del cese del fuego (entre el gobierno de Gaza e Israel) fue a inicios de noviembre, por un bombardeo israelí. En respuesta, Hamas (organización gobernante en Gaza) solicitó una renegociación de la tregua, que Israel rechazó. Así empezó todo.

Israel persigue tres objetivos directos: uno, la política interna, en que la coalición de centroderecha que gobierna el país está en riesgo y quiere recuperar su liderazgo electoral: dos, el Ejército, que quiere hacer olvidar la mala imagen que le dejó la derrota total propinada por la organización Hezbolá cuando invadió Líbano en 2006, y tres, crear un hecho consumado antes que Obama fuera investido.

Son estos tres factores los que han conducido a esta guerra de agresión que no tiene nada que ver con Gaza. Hay un exterminio. Hace meses, el viceministro de Defensa de Israel (Matán Vilnaí) amenazó a la población de Gaza con la palabra Shoá, que en hebreo significa holocausto. Esto fue anunciado hace meses. Es horrible, porque no se dan cuenta de que el pueblo judío fue víctima de una Shoá en Europa, y la historia demuestra que las «soluciones finales» se vuelven siempre contra quienes las han intentado.

IPS: ¿Tiene salida esto?

BSS: Hay cosas muy graves que están pasando. Gente que ha defendido siempre la existencia del estado de Israel se pregunta hoy si en estas condiciones —repito, en estas condiciones—, el estado de Israel mantiene ese derecho a existir. Es notable que cuando se leen los textos de los fundadores de Israel, como Ben Gurión y Golda Meir, queda muy claro que ellos entendían que su estado era una ocupación que encontraría siempre la resistencia de los ocupados y que por tanto nunca habría paz.

La solución de los dos estados fue una hipocresía ya eliminada por los hechos, por tanto colonato judío en Cisjordania que la vuelve imposible. Sería grave que el FSM se reúna en este contexto de crisis mundial y no saliéramos con una posición del Consejo Internacional o la Asamblea del FSM. Mi temor es que la gente salga con la impresión de que el Foro no sirve para nada. Para eso he propuesto votaciones.

IPS: ¿En qué contexto organizativo se harían las votaciones?

BSS: Como hacen los periódicos internacionales, por medios electrónicos. El (semanario británico) Sunday Times preguntó por primera vez a sus lectores si estarían a favor de un embargo a Israel, como se hizo en tiempos del apartheid en Sudáfrica.

IPS: Pero en el ambiente del Foro las votaciones serían complicadas

BSS: Se puede hacer todas las noches un proceso de votación electrónica. Es muy fácil de hacer. Me han dicho que no somos representativos del mundo, y claro que no lo somos, pero somos 100.000 personas. El Consejo Internacional nunca quiso aceptar esto, ni siquiera lo consideró, pero esta publicado desde 2003.

El Foro ha perdido espacio en los medios de comunicación tradicionales ¿Esto es por censura, falta de profesionalismo del grupo de comunicación, o sencillamente el Foro ha perdido vigencia?

Ésta es una pregunta importante, por el poder de los medios en el contexto internacional. Los medios dominantes son un gran instrumento del capitalismo mundial, de oposición a las políticas progresistas. Se ve en este momento en toda América Latina, los medios se oponen al proceso de cambio. La ausencia de los medios en el Foro no tiene que ver con debilidades. En un momento fue una novedad para los medios corporativos, porque nacimos como una alternativa al Foro Económico de Davos, un espejo contrario, y esto creo una curiosidad que los llevó a los dos primeros foros. En el momento que se dieron cuenta de que el Foro tiene una vocación «contra-hegemónica», dejaron de interesarse.

Para nuestro camino, lo más importante son los medios alternativos, los medios libres. Esta vez se realizará en Belém un foro mundial de medios libres. Yo trabajo mucho en Bolivia y Ecuador, y le puedo decir que las radios comunitarias por ejemplo, la prensa alternativa, son los medios posibles para llevar conocimiento progresista a los pueblos. Deberíamos invertir los términos. La estrategia comunicacional del Foro no ha sido siempre muy fuerte, pero ahora pienso que el FSM está conciente de que si no damos todo el peso a los medios alternativos, a los medios libres que luchan por llevar a la gente otra información, no iremos lejos.

(* Este informe fue publicado originalmente por TerraViva, un periódico independiente de IPS, en el Foro Social Mundial de Belém, Brasil, y reeditado para el servicio de noticias de IPS)

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe