/BOLETIN-INTEGRACION/ COMUNIDAD ANDINA: Altibajos ensombrecen celebración de 30 años

Gobiernos y empresarios de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) enfrentan severos conflictos comerciales sólo cuatro días antes de la celebración de los 30 años del bloque, lo cual revela un proceso de integración con altibajos.

El punto más crítico entre los problemas que ensombrecerán la cumbre de la CAN a realizarse los días 26 y 27 en Cartagena, norte de Colombia, está dado por las medidas proteccionistas adoptadas en las últimas semanas por este país, Venezuela y Ecuador, las naciones con mayor dinamismo comercial de la región.

Empresarios de Bogotá entienden que esas políticas representan un retroceso para el libre comercio en el bloque, también integrado por Bolivia y Perú.

Una huelga de transportistas venezolanos llevó el día 14 a que Caracas aplicara por un año una salvaguardia temporal que prohíbe el ingreso de sus colegas colombianos.

El gobierno de Colombia rechazó la decisión unilateral de Venezuela, señalando que viola la decisión 399 del Acuerdo de Cartagena relativa al libre tránsito y que, según el Ministerio de Comercio Exterior, "va en contravía del proceso de integración".

La decisión venezolana, en opinión del presidente de la Asociación Nacional de exportadores colombianos, Javier Díaz, incidirá en un incremento de los costos de operaciones para los exportadores de los dos países.

El ministro de Transporte, Mauricio Cárdenas, indicó que Colombia no puede aceptar la determinación de Venezuela "porque existen reglas claras" en los acuerdos de integración que no pueden ser cambiadas de manera unilateral.

La disputa de los transportistas dio paso el jueves a las denuncias de los ganaderos venezolanos de que se está importando carne colombiana con riesgo de contagio de fiebre aftosa.

Sin embargo, la Federación de Ganaderos de Colombia (Fedegan) afirmó que, pese a que Venezuela autorizó la importación de carne y ganado en pie, el comercio del sector con ese país está frenado.

Fedegan agregó que la Organización Mundial de la Salud confirmó que el proceso de erradicación de la aftosa en Colombia se ha llevado a cabo con éxito.

Por su parte, Ecuador amenazó el día 14 con detener las importaciones de productos colombianos si Bogotá impide el ingreso de 100.000 toneladas de arroz, que deberían entregarse en las próximas semanas según compromisos contraídos.

Colombia, a su vez, denunció que desde hace cuatro meses tiene sus exportaciones de azúcar y productos químicos utilizados en la agricultura con destino a Ecuador retenidas en los puertos, por los obstáculos que ha impuesto Quito.

Pese a ello, Bogotá autorizó el lunes la importación de 76.557 toneladas de arroz ecuatoriano, desechando las presiones de los productores nacionales que manifiestan que esa compra afectará las ventas de sus cosechas póximas.

Las fisuras surgidas en el comercio de Colombia con Venezuela y con Ecuador son un golpe para la integración y una advertencia para las decisiones que deben adoptarse en la celebración de las tres décadas de vida de la CAN, dijo la ministra de Comercio Exterior colombiana, Marta Lucía Ramírez

"Si definitivamente estamos todos de acuerdo en que el proceso de integración andino es positivo", esas señales de deterioro "deben llevar a un cumplimiento y compromisos más a fondo", afirmó el jueves la funcionaria.

No obstante, los altibajos que se han presentado, más que llevar a un sentimiento de fracaso, deben servir de aliento a quienes tienen en sus manos el compromiso de "un futuro más promisorio", dijo Ramírez, quien preside hoy la Comisión de la CAN,

En un análisis sobre los 30 años de existencia del acuerdo, divulgado el jueves por el Ministerio de Comercio Exterior, Ramírez señala que en la nueva etapa del proceso de integración andino, el de mayor tradición en América Latina, "el reto para concretar hechos puntuales que aún no se han logrado es grande".

Entre esos retos, la ministra señaló la puesta en vigencia del Arancel Externo Común (AEC), la armonización de políticas macroeconómicas, la liberación del comercio de servicios y una política agropecuaria común".

Ramírez opinó que lo positivo es que en los últimos siete años de consolidación del proceso (1991-1997) las exportaciones intraregionales pasaron de 1.200 millones de dólares a 5.800 millones.

Para el empresariado, entre tanto, la cumbre andina de los días 26 y 27 debe servir para reafirmar la voluntad política de los presidentes en beneficio del proceso.

Según Díaz, así "como a comienzos de esta década fueron ellos (los presidentes) los que recuperaron la dinámica del acuerdo, también en este momento coyuntural deben comprometerse a cumplir las normas vigentes". (FIN/IPS/yf/dm/if ip/99

Archivado en:

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos