rohinyás

Refugiados rohinyá protestan el jueves 15 de noviembre de 2018 contra su repatriación a Myanmar (Birmania). Crédito: Mohammad Mojibur Rahman/IPS

Protesta rohinyá en Bangladesh frena repatriación a Birmania

Birmania y Bangladesh acordaron la repatriación de 2.260 refugiados rohinyás en dos semanas, unas 150 personas por día. Pero la iniciativa debió posponerse por las protestas masivas en varios de los 27 campamentos bangladesíes.

Rohinyás huyen de Birmania y descienden en barcas en Shahparir Dip en Teknaf, Bangladesh. Crédito: IPS

“Ya no es tiempo de esperas” en Birmania

Tras la publicación de un duro informe sobre las violaciones de derechos humanos en Birmania (Myanmar), los próximos pasos para que se haga justicia parecen difusos e inciertos.

Informe de ONU condena los crímenes del ejército de Birmania contra el pueblo rohinyá, pero ser tarde ya para niñas y niños de esa comunidad musulmana de Birmania, que todavía sufren el trauma de presenciar crímenes. Crédito: Farid Ahmed/IPS

ONU condena crímenes contra traumatizados menores rohinyás

Mohammad es huérfano desde hace un año, cuando soldados de Myanmar (Birmania) mataron a sus padres. El niño de 12 años es uno de los 500.000 menores rohinyás sobrevivientes y testigos de lo que la Organización de las Naciones Unidas

Refugiados rohinyás en India soportan discriminación y amenazas de deportación a Birmania. Crédito: Neeta Lal/IPS

Los rohinyás sin tierra tampoco la encuentran en India

Un devastador incendio en un asentamiento precario en Kalindi Kunj, en Nueva Delhi, que se tragó las casas de 226 refugiados rohinyás, procedentes de Myanmar (Birmania), entre ellos 100 mujeres y 50 niños, concentró la atención sobre la política de

Una refugiada rohinyá carga con suministros humanitarios hasta su refugio improvisado. Crédito: Umer Aiman Khan/IPS.

Crímenes contra rohinyás pueden ser un genocidio

En el marco de la permanente violencia contra la comunidad rohinyá de Myanmar (Birmania), funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se muestran profundamente preocupados de que se esté incitando y practicando un genocidio en ese país asiático.

La construcción de nuevos caminos se acelera antes del inicio de la temporada de monzones en el campamento de Kutupalong, en Bangladesh, donde residen los refugiados rohinyás. Crédito: Naimul Haq/IPS.

Monzones, la nueva amenaza que se cierne sobre los rohinyás

Más de medio millón de rohinyás de Myanmar (Birmania) hacinados en 30 campamentos de refugiados en Cox’s Bazar, en el sudeste de Bangladesh, son extremadamente vulnerables a los ciclones y a la temporada de monzones que se avecina.

Refugiados rohinyás en Bangladesh esperan en el limbo. Crédito: Naimul Haq/IPS

Refugiados rohinyás afrontan un destino incierto

Todavía es incierta la repatriación de rohinyás, quienes buscaron refugio en Bangladesh tras ser expulsados de Myanmar (Birmania) por la violencia contra su pueblo, pues el acuerdo para legalizar el proceso es controvertido y poco práctico.

Una niña rohinyá va a buscar agua en el campamento de refugiados de Balukhali, en Bangladesh. Crédito: Umer Aiman Khan/IPS

Futuro incierto para rohinyás varadas en Bangladesh

Cientos de miles de rohinyás refugiadas de Myanmar (Birmania) viven en campamentos hacinados a lo largo de la frontera de ese país con Bangladesh. Víctimas de violencia sexual y física en el estado birmano de Rakhine, las mujeres ahora sufren

Una pareja rohinyá, Mohammad Faisal y su esposa Hajera, posan para la foto con su hijo en el campamento de refugiados en el parque Teknaf Nature, en Bangladesh. Crédito: Farid Ahmed/IPS.

Por qué los rohinyás todavía no pueden regresar a Birmania

Los gobiernos de Myanmar (Birmania) y Bangladesh suscribieron el 23 de noviembre un acuerdo para el retorno de los rohinyás musulmanes, más de 600.000 personas que escaparon de la persecusión en el estado birmano de Rakhine y se refugiaron en

Una mujer rohinyá y su hijo en el campamento de Kutupalong, a unos 35 kilómetros de Cox's Bazar, en Bangladesh. Crédito: Naimul Haq/IPS.

“Todos los días es una pesadilla” para la comunidad rohinyá

La rohinyá Parul Akhtar* no quiere recordar lo vivido en Myanmar (Birmania) día tras día cuando camiones llenos de soldados y hombres budistas llegaban a violar mujeres, saquear sus pertenencias, quemar sus casas y llevarse a los jóvenes de la

Nacido apátrida, este bebé obtuvo la nacionalidad en 2008 en Bangladesh. Crédito: UNHCR/G.M.B. Akash.

Naciones sin nacionalidad, una cruda realidad solapada

Hay millones de personas en el mundo privadas del derecho a una identidad y sin nacionalidad. No se conoce el número exacto, por razones obvias, pero lo cierto es que su único pecado es pertenecer a una minoría étnica, religiosa