Capacitación digital en aldeas paquistaníes transforma su producción y sus vidas

La paquistaní Uzma, una mujer de la aldea de Ahmedpur Lamma, en la provincia de Punjab, usando su teléfono móvil en casa. Foto: Irfan Ulhaq / IPS

RAHIM YAR KHAN, Pakistán –  Durante los últimos siete años, el granjero paquistaní Abdul Waheed, de 32 años, utilizaba su teléfono celular para todo menos para trabajar. Pero después de ser capacitado, instaló seis aplicaciones agrícolas y afirma que fue una decisión que valió la pena.

“Uso principalmente una aplicación móvil para vender y comprar ganado, lo que ha mejorado mis ganancias”, comentó Waheed, del pueblo de Ahmedpur Lamma en la oriental provincia de Punjab.

Añadió en una entrevista con IPS que “también estoy usando otra aplicación que me da información sobre el pronóstico del tiempo, la salud del suelo, el equipo y, lo que es más importante, el uso de bioplaguicidas. Esto me ayudó a reducir los costos en 10 %, ya que los pesticidas convencionales son más caros porque son importados”.

Pakistán es considerado un país agrícola. Según el censo de 2017, 64 % de la población es rural y 36 % urbana.

La agricultura, que tiene su centro en las provincias de Punjab y Sindh, aporta 19 % del producto interno bruto (PIB) del país y emplea a 38 % de los trabajadores. En la actualidad, 90 % de los agricultores (7,4 millones) se clasifican como “pequeños agricultores”, ya que poseen menos de cinco hectáreas de tierra.

Y ahora la agricultura se puede ver a través de un panorama diferente: el digital.

Durante la pandemia de covid-19, el uso de herramientas en línea se aceleró en todos los dominios en Pakistán, desde las finanzas hasta la salud, la educación y los servicios. Esta transición también está creando oportunidades para la digitalización de la agricultura.

En este contexto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha lanzado en Pakistán su Iniciativa 1000 Aldeas Digitales (DVI, en inglés). Hasta ahora, está tomando la forma de un proyecto piloto en Punjab y Sindh.

A fines de mayo y principios de junio, la FAO en Pakistán realizó una evaluación de referencia de 22 aldeas en siete distritos de las dos provincias, que incluía a 54 mujeres y 100 hombres locales.

Aproximadamente dos semanas después, capacitó a más de 1000 agricultores y pobladores rurales en seis aplicaciones digitales diferentes relacionadas con la agricultura, la conservación del agua y los mercados en línea para comprar y vender productos agrícolas.

IPS visitó cuatro aldeas en Rahim Yar Khan, un distrito (municipio) de Punjab, para conocer a hombres y mujeres que asistieron a sesiones de capacitación virtuales y presenciales organizadas por la oficina de FAO en Pakistán en colaboración con dos organizaciones locales sin fines de lucro, el Centro de Excelencia en Alimentos y Agricultura (Face, en inglés) y la Sociedad de Educación Rural y Desarrollo Económico.

Agricultores de la aldea de Ahmedpur Lama, en la provincia paquistaní de Punjab, durante una sesión de capacitación en línea. Foto: Irfan Ulhaq / IPS

Los hombres y mujeres entrevistados dijeron que desconocían cómo la tecnología digital podría ayudarlos en su trabajo. Muchos estaban ansiosos por mostrar las aplicaciones que instalaron y comenzaron a usar en sus teléfonos.

La mayoría están relacionados con servicios para agricultores: información oportuna sobre el clima y las tasas de mercado, la salud de los cultivos, la fertilidad del suelo, el uso del agua y el acceso a los mercados. Las mujeres también accedían a información sobre costura y bordado, salud e higiene.

“Logré aumentar los ingresos de mi hogar en más de 20 % vendiendo prendas bordadas en línea y mis gastos de viaje para reunirme con los clientes y comprar materiales se redujeron en más de 25 % porque comencé a usar una aplicación de redes sociales”, señaló Uzma, de 32 años, quien usaba su teléfono móvil hace seis años pero no conocía las aplicaciones, que ahora son componentes clave en su negocio.

Además de usar aplicaciones populares de redes sociales para comercializar su ropa y recibir pedidos, Uzma, de la aldea de Ahmedpur Lama, dijo que compra sus materias primas en línea. Con su alfabetización digital recién descubierta, también está utilizando la aplicación móvil de su banco para realizar pagos y ayudar a sus hijos con sus estudios, especialmente en ciencias y matemáticas.

El líder del proyecto de la DVI de la FAO en Pakistán, Muhammad Khan, dijo que la respuesta de los participantes ha sido mejor de lo esperado.

“Nos sorprende ver el nivel de interés mostrado por los aldeanos cuando fueron capacitados. Para ampliar la implementación de la DVI en un tiempo mínimo, FAO Pakistán ha decidido integrarla como un componente en proyectos existentes y futuros”, explicó.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

La mayoría de los aldeanos capacitados dicen que ahora también usan aplicaciones sociales populares de forma frecuente. Ese acceso abrió la puerta a un nuevo sustento para Muhammad Sajid, de 33 años.

“Aprendí habilidades de reparación de teléfonos móviles viendo diferentes videos tutoriales y esto me ayudó a abrir mi taller de reparación de teléfonos en mi pueblo”, señaló. Su próxima meta es usar sus habilidades en línea para ayudar a los vecinos a comprar y vender productos agrícolas y ganado, agregó.

Abdul Waheed, un residente en la aldea de Ahmedpur Lama, en la provincia paquistaní de Punjab, consulta su móvil sentado en un estanque de agua en su granja. Foto: Irfan Ulhaq / IPS

Todos los agricultores con los que habló IPS dijeron que la conectividad de los teléfonos móviles impulsó sus operaciones.

“Con una aplicación de agricultura aprendí las diferencias entre muchos fertilizantes, cuáles son mejores para mis cultivos y cómo aplicarlos. Ahora obtengo el máximo rendimiento de mis cultivos”, sostuvo Muhammad Haseeb, de 29 años.

Shahid Hussain dijo que después de asistir a una reunión sobre herramientas digitales para agricultores en su pueblo, convirtió su máquina pulverizadora manual de pesticidas en una automática, ahorrando un tiempo valioso. Además, con el uso de una aplicación, aprendió más sobre el forraje para su ganado y cambió sus prácticas de alimentación.

“Mi ganado ahora produce más leche que antes”, agregó.

Teniendo en cuenta los resultados hasta la fecha, Khan de la FAO predijo que en los próximos cinco años la mayoría de las aldeas de Pakistán estarán conectadas a un ecosistema digital y los agricultores y sus vecinos gestionarán su trabajo y otros aspectos de la vida a través de aplicaciones y tecnologías digitales.

Como una iniciativa mundial inspirada por el director general de la FAO, el Sr. QU Dongyu, la DVI se está poniendo a prueba en la región de Asia y el Pacífico. Los pueblos de Pakistán se encuentran entre muchos que se exhiben y comparten sus avances con otros pueblos y áreas de Asia y el Pacífico, así como con otras regiones del mundo.

T: MLM / ED: EG

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos