Alimentos alcanzan precios récord por guerra en Ucrania

Trabajadores cargan granos en el puerto de Dar-es-Salaam, en Tanzania. Los precios mundiales de los cereales, de los que Rusia y Ucrania son grandes exportadores, encabezan la subida de los precios de los alimentos, lo que afectará a los más pobres países importadores. Foto: Giuseppe Bizzarri/FAO

ROMA – El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) subió 12,6 % en marzo con respecto a febrero, cuando se inició la guerra en Ucrania, y alcanzó un promedio de 159,3 puntos, su nivel más alto desde su creación en 1990.

Los precios mundiales de los alimentos “han alcanzado un nuevo máximo histórico, golpeando más duramente a los más pobres”, dijo el director general de la FAO, Qu Dongyu, al difundirse el informe este viernes 8.

Numerosos países en desarrollo, en África, el Medio Oriente, el Caribe o el Pacífico son importadores netos de alimentos.

El índice de la FAO rastrea los cambios mensuales en los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios comúnmente comercializados, y ha tenido como base 100 las cuotas medias de exportación del período 2014-2016. El promedio actual es 33,6 % más alto que el de marzo de 2021.

Para los cereales, el índice fue 17,1 % más alto en marzo que en febrero, impulsado por grandes aumentos en los precios del trigo y de todos los cereales secundarios, en gran parte como resultado de la guerra en Ucrania.

Rusia y Ucrania juntas representaron durante los últimos tres años 30 % de las exportaciones mundiales de trigo y 20 % de las de maíz.

Los precios mundiales del trigo se dispararon en 19,7 %, también exacerbados por la preocupación por las condiciones de los cultivos en los Estados Unidos, y los del maíz registraron un aumento intermensual de 19,1 %, alcanzando un máximo histórico, lo que también ocurrió con la cebada y el sorgo.

El aceite vegetal aumentó 23,2 %, impulsado por cotizaciones más altas del aceite de semilla de girasol, del cual Ucrania es el principal exportador mundial, y los precios del aceite de palma, soja y colza también aumentaron. En el caso de la soja influye la preocupación porque se reduzcan las exportaciones desde América del Sur.

Para el azúcar, el índice de la FAO señaló un aumento de 6,7 % desde febrero, revirtiendo caídas recientes, y ya se ubica en más de 20 % respecto de los valores de hace un año. Influyeron los precios más altos del petróleo, requerido para el transporte del producto, y la apreciación del real, la moneda brasileña.

El índice de precios de la carne de la FAO aumentó 4,8 % en marzo para alcanzar un máximo histórico, impulsado por el aumento de los precios de la carne de cerdo, relacionado a su vez con la escasez de cerdos para matanza en Europa occidental.

Los precios internacionales de las aves de corral también se afirmaron al ritmo de la reducción de los suministros de los principales países exportadores tras los brotes de gripe aviar, que está matando a millones de pollos y pavos en Estados Unidos.

En los productos lácteos el aumento fue de 2,6 % el último mes, pero sus precios promedian 23,6 % más que en marzo de 2021. Las cotizaciones de la mantequilla y la leche en polvo aumentaron abruptamente en medio de un aumento en la demanda de importación, especialmente de los mercados asiáticos.

Otro informe de la FAO pronostica un ligero aumento, de 1,1 %, en la producción mundial de trigo para este año con respecto a 2021, para llegar a 784 millones de toneladas. La estimación considera que una parte de las tierras trigueras de Ucrania no será cultivada en los próximos meses.

Cerrando el año agrícola 2021, la estimación de la FAO apunta a una producción mundial de cereales de 2799 millones de toneladas, ligeramente superior a la de 2020, con una producción récord de arroz, de 520,3 millones de toneladas.

La FAO rebajó su pronóstico para el comercio mundial de cereales en la actual campaña comercial a 469 millones de toneladas, lo que marca una contracción con respecto al nivel de 2020-21, en gran parte debido a la guerra en Ucrania.

Finalmente, las expectativas apuntan a que la Unión Europea e India aumentarán las exportaciones de trigo, mientras que Argentina, India y Estados Unidos enviarán más maíz, compensando parcialmente las pérdidas desde la región del mar Negro.

 

A-E/HM

 

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos