Casi dos millones de muertes laborales se producen cada año

La exposición a largas jornadas o a mala calidad del aire en los centros de labor, así como los traumatismos, son la causa de que se pierdan cientos de miles de vidas cada año. Foto: Dren Pozhegu/OIT

GINEBRA – Las enfermedades y los traumatismos relacionados con el trabajo provocan la muerte de casi dos millones de personas cada año, expuso un informe divulgado este viernes 17 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe “es una llamada de atención a los países y las empresas para que mejoren y protejan la salud y la seguridad de los trabajadores, cumpliendo sus compromisos de proporcionar una cobertura universal de servicios de salud y seguridad en el trabajo”, dijo el director de la OMS, Tedro adhanom Ghebreyesus.

Según el estudio, 1,9 millones de personas murieron en 2016 por enfermedades –sobre todo respiratorias y cardiovasculares- y por traumatismos causados en el trabajo, y esa situación puede agravarse por los impactos de la covid-19.

Las enfermedades no transmisibles provocaron 81 por ciento de las muertes, principalmente la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (450 000 muertes); el accidente cerebrovascular (400 000) y la cardiopatía isquémica (350 000).

Los traumatismos ocupacionales causaron 19 por ciento, 360 000 muertes.

El estudio OIT-OMS, difundido en sus respectivas sedes en esta ciudad suiza, consideró 19 factores de riesgo ocupacional, como las largas jornadas laborales y la exposición en el lugar de trabajo a la contaminación del aire, a asmágenos, a sustancias carcinógenas, a riesgos ergonómicos y al ruido.

El riesgo principal fue la exposición a largas jornadas laborales, que fue vinculada a unas 750 000 muertes. La exposición en el lugar de trabajo a la contaminación del aire (partículas en suspensión, gases y humos) provocó 450 000 muertes.

“El informe es una llamada de atención a los países y las empresas para que mejoren y protejan la salud y la seguridad de los trabajadores, cumpliendo sus compromisos de proporcionar una cobertura universal de servicios de salud y seguridad en el trabajo”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Se advirtió que las enfermedades y los traumatismos relacionados con el trabajo sobrecargan los sistemas de salud, reducen la productividad y pueden tener un impacto catastrófico en los ingresos de los hogares.

“Estas estimaciones proporcionan información importante sobre la carga de morbilidad relacionada con el trabajo, y pueden ayudar a configurar políticas y prácticas para crear lugares de trabajo más saludables y seguros”, observó el director general de la OIT, Guy Ryder.

El informe encontró que las muertes relacionadas con el trabajo se redujeron 14 por ciento 2000 y 2016, lo que puede deberse a la introducción de mejoras en materia de salud y seguridad en el lugar de trabajo.

Sin embargo, las muertes por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares asociados a la exposición a largas jornadas laborales aumentaron 41 y 19 por ciento, respectivamente.

Y “un número desproporcionadamente elevado de muertes relacionadas con el trabajo” se produce entre trabajadores de Asia meridional y el Pacífico occidental, así como en hombres y en personas mayores de 54 años.

El informe muestra que se necesitan más medidas para garantizar lugares de trabajo más sanos, más seguros, más resilientes y más justos desde el punto de vista social, y que la promoción de la salud en el lugar de trabajo y los servicios de salud ocupacional desempeñan un papel fundamental.

Por ejemplo, la prevención de la exposición a largas jornadas laborales requiere un acuerdo sobre los límites máximos saludables del tiempo de trabajo, y para reducir la exposición a la contaminación del aire en el lugar de labor, se recomienda el control del polvo, la ventilación y los equipos de protección personal.

“Estos casi dos millones de muertes prematuras son evitables. Es necesario tomar medidas basadas en las investigaciones disponibles para abordar la naturaleza evolutiva de las amenazas para la salud relacionadas con el trabajo”, subrayó María Neira, directora Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS.

“Nadie debería enfermar o morir haciendo su trabajo”, resumió Tedros.

A-E/HM

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe