Unos 130 países prometen invertir más en el personal sanitario

Tres enfermeras del equipo de salud comunitaria en Roseau, en Dominica, un pequeño país insular del Caribe, durante su labor contra la covid. La Organización Mundial de la Salud afirma que al menos 115 000 trabajadores de la salud pueden haber perdido la vida por su labor asistencial durante la pandemia de covid. Foto: Alison Kentish / IPS

NACIONES UNIDAS – Ciento treinta países firmaron una declaración en la que reconocen los esfuerzos de los trabajadores de la salud, los socorristas y los trabajadores esenciales durante la pandemia de covid-19, «uno de los mayores desafíos mundiales en la historia de las Naciones Unidas».

La declaración, suscrita el martes 22 en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), refuerza su apoyo a la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2021 como Año Internacional del Personal Sanitario y Asistencial.

“Nuestro aprecio por los trabajadores sanitarios y asistenciales no puede empezar ni terminar con la pandemia”, dijo Volkan Bozkir, presidente del 75º periodo de sesiones de la Asamblea General.

“Cada día, millones de enfermeras, comadronas, médicos, investigadores, técnicos de emergencias médicas y otros, nos proporcionan el apoyo necesario para llevar una vida más sana”, recordó el diplomático turco.

Destacó después que “ya sea en la prevención o en el tratamiento, la totalidad de nuestro sistema sanitario se construye sobre los hombros de las mujeres y los hombres que trabajan incansablemente para proporcionarnos alivio en nuestros momentos de necesidad”.

La declaración conjunta fue propuesta por las misiones permanentes de Brasil, Georgia, Japón, la República de Sudáfrica, Tailandia y Turquía.

“Reconocemos los esfuerzos realizados por los trabajadores de la salud para hacer frente a la pandemia de covid-19, con medidas para proteger la salud, la seguridad y el bienestar de las personas, y expresamos nuestro apoyo a todo el trabajo continuo, haciendo hincapié en la importancia de proporcionar a todos los trabajadores de la salud y de la asistencia la protección y el apoyo necesarios”, indica el documento conjunto.

También compromete a los firmantes a garantizar que los trabajadores sanitarios y asistenciales estén plenamente protegidos y equipados para prestar asistencia sanitaria en todo momento.

El documento destaca a los trabajadores que están al frente de la respuesta a la pandemia y afirma que se les debe ofrecer acceso prioritario a la vacunación contra la covid.

Uno de los países que garantizó que estos trabajadores tengan prioridad en el acceso a la vacuna fue Santa Lucía.

Nuestro plan de vacunación se estableció en un enfoque por etapas y en la primera fase, nos fijamos en las personas que estaban en mayor riesgo, como nuestros trabajadores de la salud, nuestros primeros respondedores, nuestros trabajadores de atención esencial, los hogares de ancianos y nuestros cuidadores de ancianos, junto con las personas mayores de 65 años y aquellos con enfermedades crónicas”, dijo a IPS la directora sanitaria del país, Sharon Belmar-George.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

Un año y medio después del estallido de la pandemia, Belmar-George dice que el compromiso de los trabajadores de la salud y de los cuidados del país en la primera línea es inquebrantable.

“Seguimos concentrados mientras nuestros equipos de salud pública y las partes interesadas se esfuerzan por mantener a todos a salvo”, aseguró la responsable de salud del pequeño país insular caribeño.

Al igual que los equipos sanitarios de todo el mundo, los de Santa Lucía están embarcados en una campaña de vacunación.

Esa campaña es fundamental para reabrir la economía del país, que depende del turismo. Las estadísticas más recientes de la Agencia de Salud Pública del Caribe muestran que 27,6 % de las personas con derecho a recibir la vacuna ya han sido inoculadas.

“Para nosotros, en Santa Lucía, los tres principales riesgos de propagación en la comunidad son los turistas que llegan, los nacionales que regresan y la entrada ilegal desde la vecina Martinica. Es muy importante que logremos vacunar a 70 % de nuestra población. Ese es el objetivo que perseguimos mientras tratamos de abrirnos” a los turistas internacionales, explicó Belmar-George.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom , Grebreyesus, dijo en una intervención ante la Asamblea General que, según las estimaciones de la organización, al menos 115 000 trabajadores sanitarios y asistenciales pueden haber perdido la vida durante la pandemia”.

“El personal sanitario y asistencial ha estado en primera línea de la pandemia de covid-19 y demasiados han sentido la peor parte de su impacto. Las infecciones entre los trabajadores sanitarios y asistenciales han sido generalizadas y muchos han sufrido ansiedad, fatiga y agotamiento laboral, afirmó en una participación desde Ginebra.

Con el lema de «Proteger. Invertir. Juntos», Tedros advirtió que ha llegado el momento de garantizar que estos trabajadores esenciales reciban una compensación adecuada por su trabajo, que tengan acceso a una formación continua, oportunidades de promoción profesional y condiciones de trabajo seguras.

La declaración suscrita por 130 países insta a todos  los gobiernos de mundo a priorizar la inversión en infraestructuras sanitarias y sistemas de salud resilientes en sus planes de recuperación de la covid, así como a garantizar que esto se alinee con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, a fin de alcanzar la buena salud y el bienestar.

Además, afirma que los países miembros están «profundamente preocupados» por el hecho de que los trabajadores sanitarios y asistenciales del mundo experimenten ansiedad, angustia, agotamiento laboral, estigmatización y violencia física y psicológica.

Expresa su malestar por la escasez de profesionales sanitarios y asistenciales en muchos países en desarrollo, una situación que amenaza los sistemas sanitarios.

El reto y esperanza para el futuro es que se alcance dentro de la ONU un pacto mundial sobre los trabajadores sanitarios y asistenciales para proteger a los que cuidaron a la población mundial durante la pandemia, ante otros desafíos globales en materia de salud.

La declaración espera que se reconozca el valor, el cuidado y el compromiso de los trabajadores sanitarios y asistenciales de todo el mundo y así se pueda garantizar que su contribución a la sociedad no se olvide y cuente con el aprecio constante.

T: MF / ED: EG

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe