Los pequeños Estados insulares quedan en desventaja tras la covid

El territorio a menudo limitado y la distancia con otras naciones y mercados representa una desventaja para los pequeños estados insulares en desarrollo al encarar el reto de recomponer sus economías, afectadas por la pandemia, en particular por el desplome del turismo. Foto Unctad

GINEBRA – Los 38 pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) deben librar una dura batalla para recuperar sus economías tras el paso de la pandemia covid-19, reconoció un estudio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) divulgado en esta ciudad suiza.

Aunque los PEID son un grupo de países muy diversos, sobre aguas del Pacífico, el Caribe, el Índico y el Atlántico, comparten muchos retos socioeconómicos y ambientales y son al menos 35 por ciento más vulnerables que otros países en desarrollo a las crisis económicas y financieras externas, según la Unctad.

Su economía y poblaciones reciben el impacto del tamaño de su territorio, a menudo pequeño, y de su localización insular, dependiendo de la lejanía o aislamiento con respecto a otros Estados y mercados.

El informe reconoció que 2020 fue un año especialmente difícil para los PEID, porque a raíz de la pandemia experimentaron una caída de su producto interno bruto (PIB) estimada en nueve por ciento, en comparación con la media de 3,3 por ciento de otros países en desarrollo.

Se trata de16 países del área geopolítica del Caribe: Antigua and Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, República Dominicana, San Cristóbal Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname y Trinidad y Tobago.

Nueve están en el Atlántico y el Índico: Bahrein, Cabo Verde, Comores, Guinea-Bissau, Maldivas, Mauricio, Sao Tomé y Príncipe, Seychelles y Singapur.

Y 13 de esas naciones están en el Pacífico: Estados Federados de Micronesia, Fiji, Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Palau, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Timor-Leste, Tonga, Tuvalu y Vanuatu.

El turismo, del que dependen muchas de esas economías, resultó gravemente afectado por la covid, calculando la Unctad una caída de 70 por ciento en los ingresos por viajes en 2020.

La Organización Mundial de Turismo estima que pueden pasar hasta cuatro años para que esa actividad, fuente esencial de ingresos y empleo en los PEID, recupere los niveles de 2019.

Esos países importan más bienes de los que exportan, y 24 de ellos tuvieron una balanza comercial de bienes negativa de más de 55 por ciento con respecto a sus importaciones del año pasado.

Los PEID tienden a importar bienes manufacturados y exportar productos básicos, especialmente alimentos. En Cabo Verde, Kiribati, Maldivas, Micronesia y Tuvalu, los productos del mar representan 70 por ciento de sus exportaciones de bienes.

La lejanía con otros Estados es un reto para el desarrollo económico, y los PEID del Pacífico son los más alejados. La limitada conectividad marítima encarece los fletes y pagan alrededor de siete por ciento más por el transporte de sus importaciones.

Hay mucha heterogeneidad en las economías de los PEID, pero la prestación de servicios predomina, y ese sector representó 70 por ciento de su PIB en 2019.

En promedio, dos de cada tres personas trabajan en el sector de prestación de servicios en las economías insulares, la mitad de los hombres y tres de cada cuatro mujeres, normalmente en trabajos relacionados con el turismo.

El PIB por habitante varía mucho: en 2019 era de 11 561 dólares en el Caribe, tres veces más que en el Pacífico y 1,6 veces más que en los PEID del Atlántico y del Índico.

Las oportunidades que ofrece el agro son limitadas, por el clima y la disponibilidad de tierras cultivables en las islas más pequeñas, pero la agricultura, la silvicultura y la pesca siguen siendo importantes fuentes de empleo y sustento para muchos PEID.

Los PEID se encuentran entre los países en desarrollo más endeudados. En 2019 la deuda externa alcanzó un récord, 62 por ciento de su PIB, impulsada principalmente por el aumento de la deuda de corto plazo y la privada.

Muchos PEID son especialmente vulnerables a los efectos de la crisis del cambio climático. En promedio, 13 por ciento del territorio de los que están en el Pacífico se encuentra a menos de cinco metros sobre el nivel del mar (99 por ciento en Maldivas, Kiribati y Tuvalu), lo que enfatiza su vulnerabilidad.

Los PEID obtienen una puntuación cercana al promedio mundial del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (que combina datos de ingreso, educación y salud), y 60 por ciento reciben una puntuación muy buena o alta.

En 2019, el Índice de Desigualdad de Género clasificó a la mayoría de los PEID mejor que el promedio mundial. Sin embargo, la proporción de mujeres y niñas sometidas a violencia ha sido elevada en algunos, especialmente en el Pacífico.

Los PEID del Pacífico han tenido casos y muertes relacionadas con la covid muy por debajo de los promedios mundiales, durante toda la pandemia, hasta junio de 2021.

A-E/HM

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe