La centroizquierda chilena retada a forjar nueva expresión

«Chile necesita un gran pacto de oposición que convierta a la mayoría sociológica, que es de centroizquierda, en una nueva expresión», señaló el sociólogo Manuel Antonio Garretón, al analizar el espectro político con miras a las elecciones presidenciales del año próximo.

Garretón cree que la fuerza política que Chile necesita no es por sí sola la centroizquierdista Concertación de Partidos por la Democracia, conformada por los partidos Demócrata Cristiano (PDC), Socialista (PS), Por la Democracia (PPD) y Radical Social Demócrata (PRSD). Pero tampoco es cada uno de los grupos opositores que no son abarcados por esa coalición.

Este y otros analistas consultados por IPS toman como una muestra fiel del cuadro de situación político-partidaria los resultados de los comicios municipales del 28 de octubre, cuando la derechista Coalición por el Cambio, que sustenta el gobierno de Sebastián Piñera, recibió un golpe duro y algo sorpresivo.

Sin embargo, el consecuente triunfo de la Concertación tuvo su costo y fue presentarse dividida en diversos acuerdos extracoalición. Así, el PRSD y PPD se unieron con el Partido Comunista en el llamado Pacto Por un Chile Justo, mientras que el PS y el PDC postularon candidatos por su lado bajo el nombre Concertación Democrática.

La suma de ambos convenios electorales hizo que la Concertación aumentara de 147 a 168 la cantidad de comunas a su mando, mientras que la derecha bajó de 144 a 118.
[related_articles]
El PC ya había sido clave para el triunfo de la socialista Michelle Bachelet en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de enero de 2006, al aportarle casi el seis por ciento de los votos que obtuvo en la segunda ronda.

Y de seguro seguirá siendo clave en las presidenciales de 2013, cuando la Concertación compita por retornar al gobierno con una candidatura que, según todos los expertos, ocupará Bachelet, favorita en todas las encuestas.

El politólogo Augusto Varas indicó a IPS que el PC "está bien posicionado" puesto que, a su liderazgo tradicional, se suman hoy líderes jóvenes, como los otrora dirigentes estudiantiles Camilo Ballesteros, quien compitió por una alcaldía y perdió por apenas 600 votos, y Camila Vallejo, quien maneja la posibilidad de postularse al parlamento en 2013.

Otro fenómeno es la consolidación del nuevo Partido Progresista (PRO) de Marco Enríquez-Ominami, el joven dirigente escindido del Partido Socialista que compitió en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2010 y obtuvo 20 por ciento de los votos, una adhesión que le restó las fuerzas suficientes a la Concertación para completar 24 años en el gobierno.

"El PRO fue creado en medio de una cultura muy antipartidista, lo cual ya es una paradoja", apuntó Varas.

Como en los comicios recientes sumó 4,5 por ciento de los votos en general al competir solo en algunas regiones, "no se sabe cuánto puede dar ahora en una competencia abierta a nivel nacional" como las que deberá afrontar en diciembre de 2013, añadió Varas, editor del Barómetro de Política y Equidad de Fundación Equitas.

El hijo de Miguel Enríquez, el líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria asesinado el 5 de octubre de 1974 por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), es el "descolgado" de la Concertación que más temor produce entre sus antiguos compañeros de ruta.

El PRO ha rechazado públicamente la posibilidad de aliarse con la Concertación, por lo que de seguro correrá solo en 2013, instancia en la que, para Varas, debería aumentar su adhesión.

"Mi impresión es que la primera vuelta de las elecciones presidenciales es el punto de arranque que tiene Enríquez-Ominami para subir ese 4,5 por ciento. Y ese va a ser un porcentaje que será interesante desde el punto de vista estratégico en el caso de una eventual segunda vuelta presidencial" en enero de 2014, explicó.

En este escenario, "la Concertación tiene que ampliarse e incorporar no solamente a esta fuerza dispersa electoral conformada por los comunistas, el PRO y otros, sino a los movimientos sociales. Ahí está el gran desafío", dijo Varas.

Garretón, ganador en 2007 del Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, coincidió con Varas al indicar que la centroizquierda debe dar una vuelta de timón y reconstruir una relación con el movimiento social "que respete la autonomía, pero buscando un gran acuerdo".

"El gran espacio para reconstruir la relación entre política y sociedad y, al mismo tiempo, darle al país un orden político legítimo y consensuado, es una lucha por una asamblea constituyente, que termine en una nueva Constitución, para lo cual es necesario un plebiscito", señaló.

La Constitución vigente en Chile data de 1980, en plena dictadura militar, y establece, entre otros, un sistema político para muchos retrógrado y segmentario.

Uno de los puntos más rechazados es el llamado sistema electoral binominal, que se basa en que cada partido o coalición o grupo independiente presenta dos candidatos para cada distrito o circunscripción electoral y se suman los votos de cada agrupación para determinar los dos elegidos, algo que impulsa el bipartidismo e impide el surgimiento de fuerzas independientes a las coaliciones.

Para Garretón, una participación activa de la ciudadanía puede "transformar la mayoría sociológica de centroizquierda que tiene el país en mayoría política".

La flamante presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, comentó a IPS que, tras el resultado de las elecciones municipales, "se evidencia que hay necesidad de cambio y que esos deben ser en la línea de lo que ha planteado el mundo social".

Figueroa coincidió en que "lo que se debe desarrollar son procesos de mucha participación e inclusión, donde el debate programático sea central y no hayan sólo rostros u ‘ofertones’ presidenciales y donde finalmente el mundo social tenga una gran incidencia".

"El desafío para el mundo de la oposición y para todos los sectores es reconocer las propuestas, lo que debate el movimiento social como una gran tarea a abordar en la posibilidad de pensar cualquier proyecto futuro, cualquier futuro gobierno", concluyó.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos