ALIMENTACIÓN: Primavera Árabe brinda pistas para evitar crisis

Los gobernantes deberían aprender las lecciones de la Primavera Árabe y darse cuenta de que con buena gobernanza y seguridad alimentaria se evitarán crisis, señaló Kofi Annan, presidente de la Alianza para una Revolución Verde en África.

El ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que la escasez de alimentos fue uno de los disparadores de las protestas en el norte de África y Medio Oriente que en enero de 2011 pusieron fin al régimen de Zine el Abidine Ben Ali, en Túnez, y en febrero del mismo año al de Hosni Mubarak, en Egipto.

"Estas personas querían expresar su opinión sobre cómo ser gobernados y por quiénes. También querían desempeñar un papel en su propio sistema político", dijo Annan en el marco del Foro para una Revolución Verde Africana, que se realiza del miércoles 26 al viernes 28 en la ciudad tanzana de Arusha.

Uno de los objetivos del encuentro es diseñar planes de acción concretos para impulsar al sector agrícola y promover la seguridad alimentaria en el continente.

"Creo que si los gobernantes africanos prestaran atención y comprendieran que los sistemas democráticos tienen que funcionar en África, tenemos que aceptar una rotación periódica de autoridades y escuchar al pueblo y a la sociedad civil", apuntó.
[related_articles]
"De esta forma evitaríamos las crisis que hemos visto en África. Recuerden que no se trata solo de alimentos, sino también de sistemas políticos", recalcó Annan.

Varios cientos de delegados, representantes de gobiernos africanos, de la ONU y de agencias donantes, así como compañías agroindustriales como Yara y Cargill, están reunidos en la nororiental ciudad tanzana de Arusha para discutir la transformación de la agricultura africana. También hay agricultores presentes.

"África oriental tiene un gran potencial para el desarrollo agrícola", dijo a IPS la directora del programa de acceso al mercado de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA, por sus siglas en inglés), Anne Mbaabu.

"El único ambiente propicio para garantizar la seguridad alimentaria es armonizar cuestiones políticas para evitar prohibiciones a las exportaciones de productos agrícolas y la imposición de gravámenes inaccesibles", arguyó.

"También debemos conjugar calidad y estándares para que sean los mismos en los cinco países que componen la Comunidad de África Oriental (CAO). Pero solo funcionará creando infraestructura adecuada como puertos, rutas y vías férreas", prosiguió.

"Es importante señalar que con problemas de seguridad, no es fácil el comercio con los países vecinos, aun si padece una profunda crisis alimentaria", coincidió el ministro de Agricultura, Seguridad Alimentaria y Cooperativas de Tanzania, Chritopher Chiza.

Este funcionario se refería a la situación de Somalia, que dificultó la labor de organizaciones humanitarias para distribuir alimentos durante la última hambruna que golpeó el Cuerno de África.

Pero todavía quedan dificultados por resolver para la CAO antes de abrir las fronteras a los mercados de importación y exportación sin control en la región, apuntó Chiza.

"La situación política en nuestros países es una barrera. Necesitamos cierto grado de confianza. Una de las cosas sobre las que habla mucha gente es la nacionalización de la tierra y de los recursos agrícolas en Tanzania", explicó.

"Tenemos que facilitar la inversión. También hace falta una moneda común y muchos otros asuntos complicados que los países miembro deberán resolver antes de unirse", añadió Chiza.

Lo importante del Foro, indicó Annan, es salir del punto de inflexión para expandir la transformación de la agricultura africana.

"Antes, los gobiernos africanos no se concentraban en la agricultura, pero hoy representa una oportunidad para alimentar, emplear y crear seguridad alimentaria global", sostuvo.

El objetivo es apoyar a los pequeños agricultores en la transición de una agricultura de subsistencia a una de gestión de tipo empresarial para producir un excedente para vender, añadió.

África tiene la mayoría de las tierras viables, pero no cultivadas del mundo, y las parcelas que se trabajan están subutilizada.

La clave para asegurar el sustento, reforzar la seguridad alimentaria y que África adopte un lugar adecuado en el sistema mundial de producción de alimentos implica inversiones en infraestructura rural y que cada vez más agricultores pequeños y grandes adopten mejores semillas, fertilizantes y técnicas de cultivo.

"Eso es lo que necesitamos", opinó Annan. "Asegurarnos de que los agricultores estén bien organizados y reciban el conocimiento y el apoyo necesarios para promover la transformación", añadió.

Annan estuvo acompañado en la conferencia de prensa por Melinda Gates, quien dijo que la fundación que conduce con su esposo, Bill Gates, está entre los principales donantes de AGRA.

La estrategia de la Fundación Bill & Melinda Gates en materia agrícola siempre comienza por pensar en los objetivos de los agricultores y en cómo invertir para apoyarlos, añadió.

También aseguró que "los pequeños agricultores son ingenieros increíbles" y que "es necesario vincular a los agricultores con los grandes mercados y no ofrecer sus productos cuando los precios son bajos para que puedan obtener mejores ingresos".

Para asegurarse de que los agricultores aprovechen las ventajas de los cambios rurales, AGRA, entre otras organizaciones, fomenta las asociaciones y las cooperativas como forma de amplificar sus voces y aunar esfuerzos.

"La agricultura nos ofrece una verdadera oportunidad, no solo para alimentarnos, sino también para crear empleo para los jóvenes y lograr que la vida rural sea confortable", concluyó Annan.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos