Prohibido humillar prostitutas en China

China está lejos de reconocer los derechos de las prostitutas, pero la decisión del gobierno de prohibir que sean humilladas en público por la policía muestra un cambio de actitud.

La decisión adoptada por el Ministerio de Seguridad Pública el 27 de julio significó un cambio respecto de la costumbre de obligar a presuntos delincuentes a formar, práctica habitual en este país desde hace años.

Los contrarrevolucionarios eran obligados a desfilar en la época de la Revolución Cultural, en los años 60 y principios de los 70, y terminó en los 80.

"Hay gente que lo aprueba, no lo entiendo", señaló He Weifang, profesor de derecho de la prestigiosa Universidad de Peking. "Por suerte, el gobierno no la mantuvo sólo por satisfacer a unas pocas personas", añadió.

"Con la humillación no se logra más que impedirles que hagan una vida normal, aunque quisieran", añadió.
[related_articles]
En los últimos años surgió una reacción violenta contra la medida porque la policía permitió que fueran fotografiadas por periodistas y las imágenes avergonzándolas divulgadas al público.

El límite de lo tolerable para muchos chinos fue cuando dos prostitutas, detenidas en julio en la meridional ciudad de Dongguan, fueron obligadas a desfilar descalzas, esposadas y con una cuerda alrededor de su cintura a plena luz del día y fotografiadas.

Miles de mensajes de Internet denunciaron la situación. El policía que participó en el episodio fue suspendido un mes.

"Son seres humanos ¿Qué pasa con el respeto? ¿Qué hay de los derechos humanos?", escribió una persona en un foro de Internet, donde los chinos suelen expresarse con mayor libertad.

"No es bueno mantener esto. Hay que legalizar su trabajo o que el gobierno les encuentre otro", indicó otra persona.

Tras el episodio, el Ministerio de Seguridad Pública prohibió la práctica y le pidió a la policía que actuara "de forma racional, tranquila y civilizada".

La prostitución es ilegal en China. Las adultas están obligadas a pagar una multa de unos 740 dólares y permanecer 15 días en prisión. Después de varias entradas, deben realizar dos años de reeducación laboral, explicó Gao Fuguo, abogado de derechos humanos en Shandong.

"Suelen agredirlas cuando están en prisión", añadió.

No hay cifras oficiales de la cantidad de prostitutas detenidas al año. Unas 1.100 sospechosas cayeron presas en Beijing en mayo.

El incidente de Dongguan y la consiguiente respuesta popular abrió un espacio para poder discutir sobre cómo abordar el asunto. Muchas personas reclamaron un enfoque social, no penal.

Una semana después de la prohibición de los desfiles humillantes, y quizá alentadas por ella, numerosas mujeres salieron a la calle de Dongguan a recolectar firmas para reclamar que se deroguen las leyes contra la prostitución.

"No había pensado en hacer ningún reclamo legal. Sólo esperaba que en el contexto actual, los derechos e intereses de nuestras hermanas fueran mejor protegidos", dijo la fundadora del Taller para los Derechos de las Mujeres, Ye Haiyan, a la red internacional Global Voices Online.

"Pero la ofensiva de este año es insensata y me superó", señaló Ye, detenida por organizar la protesta y luego liberada.

"Todos los días se ven prostitutas criminalizadas en los noticieros. Cuando ven la cámara se cubren el rostro mientras las humillan", añadió.

A veces también se publican sus nombres y el de sus clientes. En la estación de policía de la ciudad de Wuhan se publicó en junio una lista.

"No es apropiado divulgar los nombres de las prostitutas y le pedimos a la policía que no publique información de ese tipo", declaró un funcionario local identificado por el Diario del Pueblo como señor Wei.

Pero no es ilegal, precisó.

Pero "claro que es ilegal", arguyó Gao. "Los ciudadanos están protegidos por la ley. No podemos tratar a los sospechosos como animales. Vamos para atrás. Se pisotean los derechos básicos", añadió.

"Las mujeres tienen muchas razones para prostituirse. Son pobres y suelen tener hijos que alimentar en sus aldeas", indicó Gao. "¿De qué forma se logrará atacar la raíz del problema con la humillación?", preguntó.

"Van a seguir sin dinero cuando las liberen, y peor, pueden haber perdido el último resabio de la autoestima que les quedaba", añadió.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe