MERCOSUR: El reto de avanzar en bloque

En un esfuerzo por reducir las asimetrías en el desarrollo de los países miembros, el Mercado Común del Sur (Mercosur) invertirá casi 600 millones de dólares en infraestructura.

Proyectos en energía eléctrica y saneamiento, entre otros rubros, se aprobarán en la próxima cumbre del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela en proceso de adhesión plena.

Los mandatarios tienen previsto rubricar en la reunión del 2 y 3 de agosto, en la noroccidental provincia argentina de San Juan, una línea de interconexión eléctrica desde la represa brasileño-paraguaya de Itaipú hasta la localidad de Villa Hayes, cerca de Asunción.

También se anunciarán otros tendidos desde el municipio de Candiota, en el sur de Brasil, a la sudoriental ciudad uruguaya de San Carlos, y en el nororiente de Argentina de Iberá a Paso de los Libres.

Además, darán luz verde a una autopista en Paraguay, obras de saneamiento en Ponta Porã, en el sudoccidental estado de Mato Grosso do Sul, y apoyo a pequeñas empresas argentinas que exportan bienes de capital.
[related_articles]
"En total se deben aprobar proyectos por 575 millones de dólares", anticipó el embajador brasileño en Argentina, Enio Cordeiro, en una reunión con corresponsales de medios extranjeros realizada el jueves en Buenos Aires en la que participó IPS.

El dinero proviene del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) creado para reducir brechas de desarrollo, fomentar la competitividad y promover la cohesión social de las economías y regiones menos desarrolladas.

El Focem se puso en marcha en 2006 con el aporte de 100 millones de dólares por año no reembolsables de Argentina y Brasil, principalmente, las economías más grandes del bloque.

Brasil aporta 72 por ciento, Argentina 25 por ciento, Uruguay dos por ciento y Paraguay el restante uno por ciento, siendo estos dos últimos países los más beneficiados.

Uruguay tiene derecho a 32 por ciento y Paraguay a 48 por ciento del financiamiento.

Desde su creación, el Focem contribuyó a financiar más de 25 proyectos de desarrollo social, infraestructura física y otros asuntos. Pero para cada proyecto, el país beneficiario debe invertir una contraparte y eso a veces frena la ejecución.

Según un último recuento hecho por el experto argentino Lucas Arce, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya, 14 de los 25 proyectos financiados por esta vía se realizaron en su país, pero la falta de capacidades técnicas impide mayores avances.

En otro orden, la cumbre de san Juan permitirá también analizar los próximos pasos a dar en relación con las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE). Pero como advirtió Cordeiro, es casi imposible que se llegue a buen puerto este año.

El diplomático explicó que a partir del relanzamiento en mayo de este año en Madrid de la cumbre de la UE-América Latina y el Caribe, los negociadores retomaron las conversaciones suspendidas en 2004, pero sólo en 2011 se intercambiarán ofertas.

"No sería irrealista terminar a mediados de 2011, pero lo peor en las negociaciones comerciales es ponerse plazos que después no se pueden cumplir", advirtió y recomendó "silencio y discreción" durante las tratativas.

Las gestiones para un acuerdo de los bloques, que suman 700 millones de habitantes, se frenaron por la negativa de la UE a reducir subsidios a la agricultura y la resistencia del Mercosur a abrir sus mercados a la industria y los servicios europeos.

Pero la fortaleza del bloque regional frente a la crisis financiera de 2008 y 2009, además de los avances de China como su socio estratégico, renovaron el interés europeo sobre ese convenio largamente negociado.

Las últimas proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indican que el producto interno bruto en los países del Mercosur crecerá en torno a siete por ciento este año, liderado por la expansión de Brasil que se estima en 7,6 por ciento.

Para esta agencia regional de la Organización de las Naciones Unidas, el bloque encabeza la recuperación latinoamericana que, a su vez, muestra una dinámica más acelerada que países industrializados, entre otras razones por la fortaleza del intercambio con Asia.

Cordeiro destacó que en el primer semestre de este año, el comercio entre Argentina y Brasil creció 50 por ciento, respecto del mismo período de 2009, lo que representa el doble de lo que había caído el año último.

Subrayó que Brasil tiene en Argentina inversiones privadas por más de 10.000 millones de dólares y Argentina 4.000 millones en su país.

También comentó que nueve de cada 10 automóviles que exporta Argentina van a Brasil.

Este intercambio, dijo el embajador brasileño, no se limita a productos básicos, como pudo haber sido en otra época. "El 95 por ciento de las exportaciones brasileñas a Argentina son manufacturas y 85 por ciento de las exportaciones argentinas a Brasil también", dijo.

A su vez remarcó que el comercio de Brasil con sus tres socios pasó de 4.500 millones de dólares en 1991, cuando se creó el Mercosur, a 36.000 millones en 2008, y si se suma a Venezuela, el intercambio supera los 41.000 millones.

Venezuela está en proceso de incorporarse como socio pleno al bloque. Falta sólo la ratificación del parlamento paraguayo para formalizar su adhesión. Otros países asociados son Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

En breve diálogo con IPS, el embajador Cordeiro señaló que el Mercosur "es un camino sin retorno que ningún resultado electoral puede cambiar su sentido".

"Hay un patrimonio construido de acercamiento que no se deshace y que cualquier presidente sabrá valorar", señaló al ser consultado por las elecciones de este año en Brasil.

Aún cuando no puedan mostrar resultados concretos en esta cumbre, los presidentes y ministros avanzarán en diversos temas de la agenda interna y externa del bloque pendientes, como la postergada aprobación de un código aduanero.

"No estará listo todavía, pero eso no impide que se avance en la eliminación del doble cobro de arancel", anticipó el embajador.

También seguirán las conversaciones para la aprobación de un Plan Estratégico de Desarrollo Social del bloque, que incluye metas e intercambio de buenas prácticas y que es coordinado por ministros del área desde 2009.

Los gobiernos podrían alcanzar además acuerdo en materia de seguridad ciudadana y podría firmarse en San Juan un acuerdo de libre comercio con Egipto.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos