Se buscan herramientas para primeras víctimas del clima

Las enfermedades de transmisión hídrica y las derivadas del trauma de catástrofes están en la mira de los planes de autoridades y la sociedad civil para atender los asentamientos precarios de la zona metropolitana de Montevideo y de otras ciudades uruguayas.

Inundados en la oriental ciudad de Mercedes tratando de rescatar lo que se pueda. Crédito: Inés Acosta/IPS
Inundados en la oriental ciudad de Mercedes tratando de rescatar lo que se pueda. Crédito: Inés Acosta/IPS
Estudios ubican a estos barrios pobres, muchos de ellos en zonas bajas, como los más expuestos a las enfermedades causadas por las inundaciones y otros eventos meteorológicos que se suceden cada vez con mayor frecuencia e intensidad, a consecuencia del cambio climático.

La capacitación de los vecinos es clave para que "puedan reconocer los problemas y generar una red de alerta y respuesta temprana", explicó a Tierramérica el director de Gestión Ambiental del gobierno del sureño departamento de Canelones, Leonardo Herou.

Los gobiernos de Canelones, Montevideo y San José, a través de la llamada Agenda Metropolitana, gestionan el proyecto "Hacia territorios con menos emisiones de gases de efecto invernadero y más resistentes al cambio climático", auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Es la primera experiencia mundial en el plano local de análisis y aplicación de medidas de adaptación y mitigación a este fenómeno.

El programa metropolitano contempla, entre otras cosas, el ordenamiento territorial, con propuestas específicas sobre vialidad y transporte de pasajeros, un plan regional de salud y otro de hábitat social con saneamiento, drenajes, el tratamiento de residuos sólidos y la designación de áreas naturales protegidas. También un sistema de aprovechamiento de recursos culturales.
[related_articles]
Esta experiencia, junto a otras vinculadas al cambio climático, será evaluada en la III Cumbre Mundial de Regiones, a desarrollarse del 20 al 22 de este mes en Montevideo a instancias de la red mundial de Gobiernos Locales por la Sustentabilidad. Se espera que participen más de 450 representantes de todas las regiones que la integran.

"Será un ocasión para que se tome conciencia sobre esta problemática y para continuar el proceso de iniciativas y acciones que se desarrollan a nivel regional en esta temática", dijeron a Tierramérica portavoces del Congreso de Intendentes, el organismo que reúne a los gobernantes de los 19 departamentos de Uruguay y que tiene a su cargo la realización del foro.

El encuentro permitirá "el intercambio de experiencias y la discusión sobre nuevas propuestas que coloquen a los gobiernos locales de todo el mundo en condiciones para abordar políticas en el marco internacional post Copenhague", destacó Ambrosio Barreiro, presidente del Congreso, en la carta de presentación de la cumbre.

Diversos eventos extremos dejaron en evidencia la vulnerabilidad climática en este país de 3,3 millones de habitantes, 66 por ciento de los cuales viven en Montevideo y su zona metropolitana, que abarca a los vecinos Canelones y San José.

La intensificación de las lluvias sumó en los últimos 13 años casi 100.000 evacuados en todo Uruguay, muchos miles más de afectados y daños materiales millonarios, según estudios de la estatal Universidad de la República.

Las inundaciones más devastadoras fueron las de 1959, cuando casi ninguna ciudad costera resultó indemne, seguidas de las de 2007. A su vez, una tormenta registrada en agosto de 2005 ocasionó daños cuantiosos en la población y en la infraestructura y los servicios.

Las bajas temperaturas del invierno de 2007, uno de los más fríos en el país desde que se tienen registros según un estudio oficial, causaron un fuerte impacto en la salud de la población, costos económicos y aumento de la demanda energética.

A fines de 2009 y comienzos de 2010, a diferencia del año anterior cuando arreciaba la sequía, se sucedieron precipitaciones de tal intensidad que obligaron otra vez a miles de personas a dejar sus hogares y comenzar luego un nuevo proceso interminable de reconstrucción.

Es el caso de Luis Alberto Agüero, vecino del barrio La Calera, en el central departamento de Durazno, víctima de las dos últimas grandes inundaciones. La crecida del río Yi destruyó su vivienda en 2007 llevándose con ella la mayoría de sus pertenencias.

La reconstrucción fue ardua y poco a poco se pudo recuperar lo perdido entonces. Pero el río no dio tregua y a los dos años una nueva crecida hizo de las suyas. "Para recuperar las cosas tenemos que hacer un sacrificio muy grande. Espero que esto no pase otra vez", resumió Agüero a Tierramérica.

"Las familias afrontan un momento de gran inseguridad, pierden sus pertenencias y nos saben como seguirá su vida tras una inundación. Es un momento de gran inestabilidad emocional", explicó a Tierramérica la directora de Desarrollo Social de Canelones, Gabriela Garrido.

Eduardo Méndez, representante del Ministerio de Desarrollo Social en el Sistema Nacional de Emergencia, dijo a Tierramérica que es necesario desarrollar planes de contingencia que atiendan a las poblaciones más expuestas.

"Los más pobres, por lo general asentados a la orilla de los ríos y subsistiendo con la pesca, la venta de leña y la extracción de arena, son los más vulnerables a nuevas enfermedades", diagnosticó.

"Por eso entendemos que, si nos preparamos para el cambio climático, no podemos dejar de tener esto en cuenta", agregó.

Para Méndez, apenas se está haciendo conciencia sobre la problemática. "Hay una afectación muy directa en determinados sectores de la sociedad y entre todos hay que dar una respuesta", consideró.

El funcionario entiende que el Plan de Emergencia Habitacional del gobierno nacional del izquierdista José Mujica, que comenzará este año en forma piloto con la participación de voluntariado, es "una respuesta efectiva y rápida en primera instancia a una urgencia que tiene el país". Pero aseguró que "no alcanza con eso".

* Este artículo fue publicado originalmente el 17 de abril por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos