Sam Olukoya

Una niña cuya familia huyó de los combatientes de Boko Haram en la entrada de una tienda de campaña en un campamento para desplazados internos en Maiduguri, la capital del estado de Borno, en el noreste de Nigeria. El extremista grupo islamista ha secuestrado a miles de niñas y las ha convertido en esclavas sexuales y forzado a matrimonios no deseados, entre otros abusos. Crédito: Sam Olukoya/IPS

Niñas y mujeres de Nigeria, convertidas en botín de guerra

“Nos sacaron a la fuerza y ​​nos mantuvieron como prisioneras”, dijo Lydia Musa, quien fue secuestrada por Boko Haram cuando tenía 14 años, durante un ataque en Gwoza, un municipio del estado nororiental de Borno, en Nigeria.

El sida se roba a los adolescentes de África

Cuando Shola tenía 13 años, hace dos, lo echaron de su casa en Abeokuta, en el sudoeste de Nigeria, después de que su familia se enteró que el análisis de VIH le había dado positivo. Entonces vivía con su padre,

Nigeria despierta a la amenaza del VIH/sida

El matrimonio de Tope Tayo se rompió hace 11 años, cuando dio positivo en el análisis de VIH/sida. Su marido, enojado y avergonzado, la dejó y se llevó al único hijo de la pareja. Tres meses después, cuando descubrió que

Terrorismo en Nigeria pasa de los machetes a los lanzacohetes

Los nigerianos empiezan a resignarse a una realidad en donde de  cada esquina puede salir un terrorista suicida, gracias al contrabando constante de armas sofisticadas que ingresan por las  permeables fronteras de este país de África occidental.