Estigmas bloquean derecho a educación de adolescentes embarazadas en Uganda

Una clase en la escuela primaria Nakasero, en Kampala, la capital de Uganda, un país donde existen normas para garantizar el derecho a la educación de las adolescentes embarazadas o ya madres, pero donde los estigmas y las iglesias conservadores obstaculizan la aplicación de ese derecho. Foto: Wambi Michael / IPS

KAMPALA  Cuando las escuelas reabrieron en Uganda en enero, el bebé de Atim tenía tres meses. La joven de 17 años deseaba volver a clases, pero se enfrentó a un dilema: revelar o no a sus maestros que era una madre lactante.

Atim decidió abrirse a algunos de los maestros que se ofrecieron a ayudarla a regresar. La escuela tomó una medida para permitirle amamantar al bebé en secreto dentro de sus instalaciones. Las primeras dos semanas fueron desafiantes para la joven madre. “No fue fácil, pero ahora me estoy acostumbrando a los estudiantes y profesores. Los maestros realmente han sido útiles”, dijo Atim.

Ella es la única madre lactante en la Escuela Secundaria Layibi. La mayoría de sus excompañeras de clase se casaron o abandonaron porque estaban embarazadas. Y su caso es único. Antes de la pandemia de covid-19, la escuela no permitía la asistencia de estudiantes que estaban amamantando, dijo a IPS la veterana profesora Lilian Akot.

“Ella se siente libre en la escuela. Estudia desde la mañana, luego durante el descanso sale y amamanta al niño. Después, a la hora del almuerzo, hace lo mismo. Fue un poco desafiante en la primera semana. Cada vez que escuchaba llorar a un bebé, pensaba que era suyo. Y eso tendía a perturbarla”, recordó.

Atim dijo a IPS que estaba decidida a superar los desafíos en pos de su sueño.

“Pensé que era sensato volver a la escuela porque cuando uno no estudia, la vida se vuelve difícil. He visto cómo la gente está sufriendo en las comunidades, especialmente los que no han estudiado. Tengo una visión: quiero estudiar y convertirme en una mejor persona en el futuro”, detalló.

Según la organización internacional Human Rights Watch (HRW), Uganda se encuentra entre al menos cinco países de África que han revocado políticas restrictivas o discriminatorias o han adoptado leyes o inicitivas que permiten que las estudiantes embarazadas y las madres adolescentes permanezcan en la escuela bajo ciertas condiciones.

En el grupo están también Mozambique, Zimbabue, Sierra Leona, Santo Tomé y Príncipe y, más recientemente, Tanzania.

Uganda, un país de África oriental,  introdujo nuevas directrices sobre la prevención y el manejo del embarazo en las escuelas en diciembre de 2020.

Las pautas exigen que las escuelas den prioridad a la readmisión de madres y niñas después del embarazo, y proporcionen un resarcimiento a los niños y padres si las escuelas públicas se niegan a inscribirlos. También brindan orientación a las escuelas para abordar el estigma, la discriminación y la violencia contra las estudiantes que están embarazadas o son madres.

Pero cuando las escuelas reabrieron a principios de enero, el líder de la Iglesia Anglicana, el obispo Ssebagala, provocó el largo debate sobre si las madres embarazadas y lactantes deberían poder regresar a la escuela. Ordenó a todas las escuelas fundadas por anglicanos bajo su diócesis que prohibieran a las madres lactantes y las niñas embarazadas asistir a clases, desafiando las normas al respecto.

El conservador obispo dijo que aunque estaba bien que los padres apoyaran a sus hijas embarazadas, era inmoral permitirles sentarse en clase con otros niños.

“Cuando todas las niñas se presentan, realizan el examen médico habitual de modo que las que están embarazadas puedan volver a sus casas a dar a luz… Volverían a clase después del parto. Imagine a alguien diciendo que incluso las que están amamantando deberían poder asistir a clase. No, esto no lo aceptaremos. ¿Cómo puede estar enseñando una maestra cuando una niña le está dando de amamantar a su hijo?”, fue su argumentación.

Y las escuelas están atendiendo la orden del obispo, dice Susan Wamala Sserkuma, presidenta de la escuela de la Iglesia de Uganda, de la diócesis de Mukono. “El obispo nos pidió que no las dejáramos completamente fuera de la escuela, sino que les aconsejáramos que no volvieran debido a las condiciones que enfrentan”, comentó Sserunkuma.

“No les estamos negando la educación, pero las estamos ayudando a vivir en un entorno que no las someterá al estigma. La escuela nunca puede tener espacio para eso. Por ejemplo, no puedes volver cuando estás amamantando porque no vas a tener donde poner a tu bebé”, agregó Sserkuma en entrevista con IPS.

Niñas y niños se lavan las manos antes de entrar a su clase en una escuela de Uganda. Foto: Wambi Michael / IPS

Joyce Nalubega, funcionaria superior de Educación en el distrito de Buikwe, dijo a IPS que  las escuelas públicas están dispuestas a permitir que las madres lactantes regresen a clases, pero las fundadas por iglesias y mezquitas no lo están.

“Los organismos de la fundación y el gobierno deben sentarse y ponerse de acuerdo sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer. Respetamos las culturas/religiones de las diferentes escuelas. Pero no podemos cerrar la puerta en su totalidad. Solo necesitamos reorganizarnos y dar una segunda oportunidad”, señaló.

Subrayó que “esas niñas iban a la escuela a aprender. Pero la pandemia apareció. Así que no deberíamos castigarlas”.

A las niñas embarazadas se les sigue prohibiendo estudiar en las escuelas privadas de primaria y de cursos inferiores de secundaria. Sin embargo, IPS descubrió que en la mayoría de las escuelas públicas o subvencionadas por el gobierno, las niñas se han alejado por temor y estigma.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

Ninguna escuela en el distrito de Kaberamaido, en el este de Uganda, ha registrado adolescentes lactantes o niñas embarazadas muchas semanas después de la reapertura de las escuelas, según el oficial de educación Richard Elyebu.

“Creo que el tema podría estar centrado en la vergüenza de que te vean embarazada”, dijo a IPS. “En este momento, decimos que es una nueva normalidad, pero la gente no lo ha tomado como algo normal”, añadió. Es por eso, a su juicio, que podría haber adolescentes que bien prefirieron esperar o decidieron no volver a la escuela.

Más de 3000 niñas estaban embarazadas en el distrito de Bukedea, en el este de Uganda, a fines del año pasado. El oficial de Educación Steven Okiror dijo a IPS que la mayoría no asiste a la escuela.

“Parece que algunas se han casado y otras se han alejado, los padres se han mantenido en silencio. Realmente hay un gran problema aquí. Nunca volverán. Los padres dudan en darles a las niñas una segunda oportunidad”, explicó.

Pero en el distrito vecino de Soroti, un padre, Albert Okello, decidió no dejar a su hija Aculo fuera de la escuela, aunque es común en la zona que los padres no les permitan estudiar a las niñas que quedan embarazadas, como castigo.

“Tuve que pensar mejor y me dije: “Si dejo a esta chica, primero que nada, el chico que la embarazó no tiene educación, no puede ser de ninguna ayuda para esta niña. Esa es la razón por la que la llevamos de regreso a la escuela”, sostuvo Okiror.

Mientras continúa el debate cargado de emociones y prejuicios, el presidente ugandés, Yoweri Museveni, ha insistido en que no aceptará que se impida que las niñas embarazadas regresen a la escuela.

“No es ni lógico, ni ciertamente religioso. Si la gente madura vuelve a la escuela a los cuarenta y cincuenta años, ¿por qué un niño no puede volver a la escuela? Pero, ¿debería ir embarazada? ¿Debería ir a amamantar? Eso lo debatiremos”, planteó el mandatario de este país con más de 43 millones de habitantes.

El mensaje de Atim para otras madres adolescentes y niñas embarazadas es: “Regresen a la escuela si hay alguna oportunidad. No deben temer porque veo que hay mucho beneficio en los estudios”.

La Autoridad Nacional de Planificación de Uganda proyectó en 2021 que 30 % de los estudiantes (aproximadamente 4,5 millones de niños) probablemente no regresaría a la escuela debido a embarazos adolescentes, matrimonios precoces o trabajo infantil.

T: MLM / ED: EG

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos