Productores de piña extasiados por acceso al mercado europeo

Los pequeños productores de piña de Zimbabue ya pueden vender sus piñas producidas de forma ecológica en los mercados europeos. Los agricultores esperan que esto traiga riqueza a una región recientemente devastada por el ciclón Idai. Crédito: Tonderayi Mukeredzi/IPS
Los pequeños productores de piña de Zimbabue ya pueden vender sus piñas producidas de forma ecológica en los mercados europeos. Los agricultores esperan que esto traiga riqueza a una región recientemente devastada por el ciclón Idai. Crédito: Tonderayi Mukeredzi/IPS

Harare Zimbabue – La pequeña agricultora Sarudzai Sithole nunca imaginó que sus piñas podrían estar entre los productos ofrecidos por los mejores supermercados de Europa.

Con 34 años, esta madre de cinco hijos forma parte de un grupo de 45 agricultores del valle de Rusitu, en Chipinge, un distrito de la provincia oriental zimbabuense de Manicaland, que en diciembre de 2021 comenzaron a exportar casi 50 toneladas de piñas a Holanda.

«Es la mejor experiencia de los 14 años que llevo cultivando piñas. Todo este tiempo he vendido mis piñas localmente a compradores de Mutare, Harare y Bulawayo, pero con pocas ganancias”, comentó en diálogo con IPS.

«Voy a vender dos toneladas; al precio de los 70 céntimos que nos prometieron, la cosecha que exportaremos mejorará mucho mi vida y la de mi familia», se alegró emocionada Sithole.

El cultivo de piña le ha permitido construir una casa, comprar diversos artículos domésticos y enviar a sus hijos a la escuela, comentó. Ahora busca aumentar la superficie cultivada, con la esperanza de que las ganancias de la cosecha exportada le permitan electrificar la casa de la familia, entre otras importantes mejoras domésticas.

Sithole precisó que no aplican fertilizantes ni productos químicos, sino que solo usan estiércol.

Dudzai Ndiadzo, administrador del Rusitu Fruit Growers and Marketing Trust, explicó que el sueño de los agricultores de exportar sus productos a Europa se hizo realidad en agosto (de 2021), cuando consiguieron la certificación ecológica de Ecocert Organic Standard, un organismo francés de control de calidad, la que permite a los agricultores colocar sus productos ecológicos en los mercados internacionales. Los 45 campesinos pertenecen a esa fundación.

Es común que los agricultores de Chipinge y de la mayoría de las principales zonas agrícolas de Zimbabue tengan grandes pérdidas tras la cosecha, ya que sus productos suelen pudrirse al costado de las carreteras, mientras luchan por conseguir mercados o transportar sus productos hasta los mismos.

Los agricultores de Chipinge crearon el Rusitu Fruit Growers and Marketing Trust, cel que reunió a 1.300 pequeños productores para facilitar la comercialización de sus cosechas.

Los productores sufrieron las consecuencias del ciclón tropical Idai, que azotó la zona de Chipinge y Chimanimani en 2019 y dejó 180 personas muertas, 7.000 hogares e infraestructura en reuinas y a 4.000 personas en situación de inseguridad alimentaria, pero no destruyó las piñas.

Ndiadzo explicó que la mayoría cultivan piñas desde hace años, pero no para comercializar porque el mercado no era tan bueno.

«Nos entusiasma exportar porque el mercado local de piñas es pobre. El dinero del mercado de exportación es mejor: es el doble o más de lo que habríamos obtenido aquí», precisó en diálogo con IPS.

Ante las dificultades de acceso al mercado, el Rusitu Fruit Growers and Marketing Trust recurrió al organismo de promoción de exportaciones del país, Zimtrade, que ofreció formación y conocimientos técnicos a los agricultores sobre cómo cultivar piñas de forma orgánica.

En 2017, los agricultores empezaron a trabajar con Zimtrade para obtener la certificación ecológica con el apoyo de organizaciones como COLEACP, la Embajada de Holanda en Zimbabue y PUM y RVO International, con sede en ese mismo país europeo, en la búsqueda de la certificación y de poder exportar.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo

Zimtrade colabora desde hace tiempo con PUM, donde especialistas ofrecen intervenciones técnicas a los exportadores zimbabuenses de diferentes sectores para mejorar su calidad y sus procesos de producción con vistas a exportar sus cosechas. A través de esta colaboración, Zimtrade desarrolló vínculos con empresas de alimentos de Holanda, las que facilitaron la exportación a pequeños productores.

Admire Jongwe, director de Zimtrade para la región oriental, afirma que la certificación ecológica es un gran logro para llegar al lucrativo mercado de la fruta ecológica, en especial el de Estados Unidos, Holanda, Gran Bretaña, Alemania y otros mercados emergentes como Emiratos Árabes Unidos.

«La certificación ecológica permitirá a los agricultores obtener una prima de hasta 30% por sus productos en la mayoría de los supermercados de Europa. Esto mejorará sus ganancias y mejorará su sustento gracias a la producción de piña», subrayó al ser consultado por IPS.

Jongwe afirma que con los estándares orgánicos, los pequeños productores accederán al mercado mundial de piña, que creció de 2.300 millones de dólares, en 2011, a 2.500 millones en 2020, según Trade Map.

Zimbabue genera un promedio de 18 millones de dólares al año de las exportaciones de frutas y verduras. Las cifras de Zimtrade muestran que durante el primer semestre de 2021, las exportaciones hortícolas de este país superaron los 30 millones de dólares, con té, nueces de macadamia, flores frescas y leguminosas, teniendo un impacto significativo en la generación de ingresos.

Este país solía ser uno de los mayores exportadores de hortalizas de África, pero las exportaciones fueron cayendo en los últimos años. Europa es actualmente el mayor mercado de exportación del sector hortícola de Zimbabue, con Holanda y Gran Bretaña a la cabeza.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos