Billones de dólares mueve la corrupción en el deporte en el mundo

Vista del estado británico de Wembley, durante un partido de fútbol. Las redes delictivas buscan utilizar el deporte para captar grandes ganancias, sin que escape a su actividad ningún país, disciplina o nivel de juego, sostiene la ONUDD. Foto: Mitch Rosen/Unsplash

VIENA – El mercado mundial de apuestas ilícitas mueve cada año hasta 1,7 billones (millones de millones) de dólares en todo el mundo y urgen acuerdos internacionales para frenar esa corrupción, sostuvo un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en esta capital.

El deporte “contribuye a la paz, permite el desarrollo sostenible, crea puestos de trabajo y desempeña un papel fundamental en la promoción de la salud y estilos de vida”, subrayó en la presentación del informe la directora ejecutiva de la ONUDD, Ghada Waly.

“Pero en nuestro mundo cada vez más globalizado, el deporte está expuesto a riesgos complejos planteados por actores corruptos que buscan explotarlo para obtener ganancias ilícitas. La corrupción despoja al deporte de su poder positivo y transformador”, agregó la también exministra de Solidaridad Social en Egipto.

Este primer estudio, preparado en colaboración con 200 expertos de gobiernos, mundo deportivo, sector privado y ámbito académico, evidenció “la sorprendente magnitud, manifestación y complejidad de la corrupción y el crimen organizado en el deporte a nivel mundial, regional y nacional”.

El informe reconoce que los hechos delictivos en el deporte no son un fenómeno nuevo, ya que las actividades fraudulentas existen desde los antiguos Juegos Olímpicos, pero revela un “incremento sustancial” en lo que va del siglo XXI.

La transformación del deporte en las últimas décadas ha actuado como catalizador para que aumenten el tamaño y la escala de la actividad ilícita, y la implicación de organizaciones de la delincuencia organizada se ha generalizado.

Esas redes delictivas se vinculan con la manipulación de las competencias, corrupción en organizaciones deportivas, apuestas ilegales, blanqueo de capitales, trata de personas y migrantes, contrabando, tráfico ilícito de drogas y otros delitos.

“En nuestro mundo cada vez más globalizado, el deporte está expuesto a riesgos complejos planteados por actores corruptos que buscan explotarlo para obtener ganancias ilícitas. La corrupción despoja al deporte de su poder positivo y transformador”: Ghada Waly.

La globalización, la enorme afluencia de dinero, el rápido crecimiento de las apuestas deportivas legales e ilegales, y los avances tecnológicos, hacen que el deporte sea cada vez más atractivo para los grupos delictivos que buscan explotarlo para obtener beneficios.

Por ejemplo, el advenimiento de las apuestas deportivas llevó a crear redes para sobornar, coaccionar y amenazar a los árbitros, jugadores y dirigentes de clubes para asegurar determinados resultados, “sin que la tendencia perdone a ningún país, disciplina o nivel de juego”, de acuerdo con el estudio.

La ONUDD lanzó el informe para urgir a que internacionalmente se tomen medidas para contener estas prácticas delictivas, con base en la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, de 2003, y la Convención de las Naciones Unidas contra el Crimen Organizado Trasnacional, del año 2000.

Entre las políticas y medidas que recomienda a los gobiernos y organizaciones deportivas está fortalecer los marcos legales, políticos e institucionales, y desarrollar y aplicar políticas anticorrupción integrales.

Por ejemplo, pide que “se adopte de forma clara una completa legislación que prohíba todas las formas de violencia, incluida la venta y explotación sexual de niños, en todos los contextos, incluido el deporte”.

Se destaca la necesidad de medidas preventivas, incluidas la promoción de educación y sensibilización sobre estos temas en los eventos para niños, jóvenes y adultos.

Igualmente, mayor cooperación e intercambio de información entre las entidades deportivas, las autoridades de prevención del delito y justicia penal y los responsables políticos, además de desarrollar las capacidades de los agentes abocados a enfrentar esos esquemas delincuenciales.

El informe se presenta antes de la reunión bienal de la ONU contra la corrupción, la Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, que se celebrará en Sharm El-Sheikh, Egipto, del 13 al 17 de diciembre.

A-E/HM

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos