El cine en África puede crear 20 millones de empleos

Cine al aire libre en Uagadugú, Burkina Faso. África es el continente con menos salas de cine, una por cada 787 000 habitantes, pero su industria cinematográfica y audiovisual tiene un gran potencial para generar ingresos y empleo. Foto: Andrea Frazzetta/Unesco

PARÍS – La industria del cine en África tiene potencial para crear 20 millones de empleos y generar 20 000 millones de dólares anuales en ingresos, señaló un informe presentado este martes 5 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La publicación “pone de manifiesto el gran potencial del sector audiovisual de África, tanto en términos de creatividad como de crecimiento”, dijo al presentar el informe la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

El estudio, “La industria cinematográfica africana: tendencias, desafíos y oportunidades de crecimiento” se presenta como el primer mapa completo del sector en el continente, que actualmente emplea a unos cinco millones de personas y representa 5000 millones de dólares en el producto bruto de toda África.

Según el informe es posible cuadruplicar esas cifras de empleo e ingresos, pues el potencial sigue sin aprovecharse suficientemente a pesar del importante crecimiento de la producción en todo el continente.

Nigeria es líder pues produce unas 2500 películas al año, y su industria, “Nollywood”, ya es la segunda más grande del mundo, detrás de la india Bollywood y por delante de la estadounidense Hollywood.

Después de la apertura de mercados que estaban restringidos, como los de Costa de Marfil, Etiopía y Zimbabue, la radiotelevisión ahora está prácticamente liberada en todo el continente y funcionan un millar de estaciones televisivas privadas.

Aunque los equipos cinematográficos digitales asequibles, y las nuevas plataformas en línea que permiten la distribución directa a los consumidores, han dado lugar a una nueva economía para los creadores de contenidos, el informe registra que África sólo cuenta con 1541 pantallas de cine.

Eso equivale a una pantalla por cada 787 402 habitantes y lo convierte en el continente más desatendido en términos de salas de cine.

La piratería es otro problema importante para la industria y, aunque no existen datos precisos, el análisis estima que se lleva entre 50 y más de 75 por ciento de los ingresos de la industria cinematográfica y audiovisual.

El informe muestra que solo 19 de los 54 países africanos ofrecen apoyo financiero a los cineastas. Solo 44 por ciento tienen una comisión cinematográfica establecida, y las regulaciones, cuando existen, a veces tienen más de obstáculo que de facilitación.

Entre los desafíos persistentes que afectan a la industria, se destaca a la libertad de expresión, ya que los profesionales del sector en 47 países informan de limitaciones en los temas que pueden manejar en su trabajo creativo.

La educación, la formación y la conectividad a internet también afectan a la industria cinematográfica y audiovisual africana

Otro desafío es el de la igualdad de género, pues la proporción de mujeres en las películas está por debajo de 10 por ciento, aunque el clima es alentador en países de habla árabe e inglesa, como Kenia, Marruecos, Nigeria, Ruanda, Sudáfrica, Túnez y Zimbabue, con 30 por ciento o más de mujeres frente y detrás de la cámara.

En los últimos 18 meses, con la crisis desatada por la pandemia covid-19, el sector cinematográfico y audiovisual ha encarado, en todo el mundo, el desafío de los cierres de salas y el aplazamiento de la mayor parte de la actividad de producción.

Pero también, subraya el estudio, se ha presentado “una oportunidad incomparable, ya que el público acudió en masa a las plataformas en línea para satisfacer un hambre profunda de conexión, aprendizaje y entretenimiento”.

La publicación se diseñó para ayudar, a la industria cinematográfica y a los responsables de la toma de decisiones, a hacer un balance del panorama actual y planificar estratégicamente el crecimiento futuro, indicó la Unesco.

“Ahora que celebramos el vigésimo aniversario de la Declaración de la Unesco sobre la Diversidad Cultural, debemos reforzar la cooperación internacional para que los cineastas de todos los países puedan expresarse y desarrollar industrias culturales y creativas viables y competitivas”, concluyó Azoulay.

A-E/HM

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe