Crisis en Haití deja a mujeres y niñas en mayor vulnerabilidad

Miles de personas, en su mayoría mujeres y niñas, han debido dejar sus hogares para escapar de la violencia desatada por pandillas que controlan barrios enteros en Puerto Príncipe y otras ciudades haitianas. Foto: Edris Fortuné/UNFPA

PUERTO PRÍNCIPE – Millones de mujeres y niñas haitianas necesitan ayuda humanitaria de emergencia, debido a la acumulación de crisis, agravada tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse, advirtió un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Ya antes del asesinato, el 7 de julio, este país caribeño –el más pobre del hemisferio- se encontraba en crisis, subrayada desde 2020 por la pandemia covid-19 y el paso del huracán Laura, el cual cobró la vida de decenas de personas, asoló miles de hogares, destruyó cultivos e intensificó la violencia de las pandillas.

Las pandillas controlan barrios enteros en esta capital y otras ciudades, libran a menudo combates entre ellas que dejan a civiles inocentes atrapados entre fuegos, y han obligado a huir de sus hogares a unas 20 000 personas.

El reporte del UNFPA presentó el testimonio de una residente del barrio capitalino Martissant, según quien “presuntos bandidos armados vinieron a violarnos de nuevo, nos expulsaron y nos golpearon. Quemaron nuestra casa, nos quitaron todo”.

En ese barrio de más de 300 000 habitantes en la entrada sur de Puerto Príncipe la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras cerró en julio su centro de operaciones debido a la inseguridad por la guerra entre pandillas.

Las mujeres “están atrapadas en el fuego cruzado, entre la covid-19 y la violencia”, observó Marie Deschamps, subdirectora de la institución médica Gheskio.

“Las víctimas están encerradas en sus hogares o refugios temporales y no pueden pedir ayuda. Otra debilidad es la falta de asistencia jurídica a la víctima que denuncia que ha sido violada sexualmente”, comentó Deschamps.

El año pasado los casos de violencia por motivos de género aumentaron en 377 por ciento y 6500 personas quedaron expuestas a la violencia sexual en los meses siguientes, de acuerdo con el reporte.

El clima de conflicto, inestabilidad y el desplazamiento han producido una crisis humanitaria y más de cuatro millones de personas, en este país de 27 750 kilómetros cuadrados y 11 millones de habitantes, necesitan ayuda de emergencia este año, y 60 por ciento de ellas son mujeres y niñas, según el UNFPA.

Cerca de 5000 personas desplazadas internas corren el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/sida, y en los próximos tres meses es probable que 15 por ciento de 1000 partos previstos presenten complicaciones, lo que aumenta el riesgo de muerte materna.

“Hay necesidad en todos lados”, destaca el reporte. Unas 15 000 personas requieren servicios de planificación familiar y casi 3000 necesitan tratamiento para infecciones de transmisión sexual.

Hay centros de salud que pueden estar abiertos, pero el personal médico no tiene posibilidades de viajar para llegar a las personas que están en zonas afectadas.

La interrupción de las cadenas de suministro, los bloqueos de carreteras y los problemas de seguridad han provocado escasez de alimentos y suministros médicos.

El UNFPA ha desplegado personal y asistencia a los campamentos de desplazados internos, y en los primeros cinco meses del año atendió, con sus aliados, 6356 casos de violencia física y a 1347 sobrevivientes de violencia sexual, incluidos 110 hombres y casi 700 niños y niñas.

En la capital, los servicios de esta agencia de las Naciones Unidas han podido llegar a seis barrios, y unas 130 000 personas pudieron recibir atención en materia de salud sexual y reproductiva, planificación familiar y prevención de infecciones de transmisión sexual.

“Una vez más, las vidas y la dignidad de las mujeres y las niñas sufren innecesariamente a causa de los conflictos”, subrayó el reporte, al recordar que Haití es uno de los 10 países que más necesitan financiamiento para las respuestas de emergencia.

El UNFPA, que ha pedido recursos para sus labores en Haití por 25,5 millones de dólares, espera disponer de 4,5 millones de dólares en forma inmediata para apoyo y asistencia en materia de salud sexual, reproductiva y materna a víctimas de la violencia por motivos de género.

A-E/HM

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe