Nuevo plan anticovid de las cúpulas de salud, comercio y finanzas

Viales para vacunas anticovid fabricados en India. El plan de 50 000 millones de dólares del FMI, la OMS, la OMC y el Banco Mundial destaca la necesidad de incrementar la capacidad de fabricación de vacunas en el mundo como requisito para poder abatir la pandemia. Foto: Dhiraj Singh Edit/Unicef

WASHINGTON – Los máximos conductores de los principales organismos mundiales encargados de las finanzas, la salud y el comercio pidieron a los líderes de los gobiernos, en una conferencia de prensa este martes 1, invertir en total 50 000 millones de dólares en un nuevo plan para abatir la pandemia covid-19.

“Con 50 000 millones de dólares se podrá acabar más rápidamente con la pandemia en los países en desarrollo, reducir las infecciones y la pérdida de vidas, acelerar la recuperación económica y generar nueve billones (millones de millones) de dólares adicionales en la producción mundial para 2025”, aseguraron los responsables.

Se trata de los directores del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), con base en un estudio elaborado por el primero de esos organismos a finales de abril.

La nueva hoja de ruta serviría para acelerar la distribución equitativa de provisiones sanitarias contra la pandemia, y sentaría las bases de una auténtica recuperación mundial, así como de una mayor seguridad sanitaria, sostuvieron.

El estudio del FMI advirtió que “la estrategia no requiere meros compromisos sino financiamiento inmediato, donaciones inmediatas de vacunas y una inversión con riesgo para que el mundo pueda protegerse del deterioro de la situación”.

“Vacunar al mundo es la forma más efectiva de fortalecer la producción global. Dicho de otro modo, la política de vacunas es política económica”: Kristalina Georgieva.

Con las nuevas inversiones se aumentaría la capacidad de fabricación, abastecimiento, circuitos comerciales y entrega equitativa de material de diagnóstico, oxígeno, tratamientos, suministros médicos y vacunas.

El cuarteto recordó que la OMS y sus socios de Covax (coalición de gobiernos y entidades para acceso a vacunas y tratamientos anticovid) se fijaron el objetivo de vacunar, para finales de 2021, a 30 por ciento de la población de todos los países.

Sin embargo, “este objetivo puede llegar incluso a 40 por ciento mediante otros acuerdos y un aumento de la inversión, y al menos a 60 por ciento para la primera mitad de 2022”, señalaron los proponentes.

La inversión propuesta fomenta la vacunación global, salva la brecha de la inequidad e impulsa el crecimiento económico mundial, según la declaración de Kristalina Georgieva (FMI), Tedros Adhanom Ghebreyesus (OMS), David Malpass (Banco Mundial) y Ngozi Okonjo-Iweala (OMS).

Los 50 000 millones de dólares provendrían, en primer lugar, de 35 000 millones en donaciones, y los proponentes recordaron que el Grupo de los 20 (países industrializados y emergentes) ya reconocieron la necesidad de cubrir un déficit de 22 000 millones de dólares para acelerar el acceso global a vacunas.

Se necesitarían entonces 13 000 millones de dólares en donaciones adicionales, y 15 000 millones que pueden obtenerse de los bancos multilaterales de desarrollo.

La propuesta coincide con análisis de la Cámara de Comercio Internacional y del Grupo Eurasia (consultora estadounidense de riesgo), que defienden una inversión relativamente modesta por parte de los gobiernos en comparación con los billones gastados en planes de estímulo o los perdidos de producción económica.

La declaración coincidió con el cierre de la Asamblea Mundial de la Salud del día de ayer, que advirtió sobre la persistencia de la pandemia, y precede a reuniones de gobiernos de países industrializados que abordarán la materia en los próximos días.

Okonjo-Iweala destacó la necesidad de ampliar la capacidad de fabricación de las vacunas, pues “el mundo tiene normalmente capacidad para fabricar unos 5000 millones de dosis, pero ahora necesitamos entre 10 000 y 15 000 millones, dependiendo de si necesitamos dosis de refuerzo”.

Georgieva dijo que “nuestros datos muestran que, a corto plazo, vacunar al mundo es la forma más efectiva de fortalecer la producción global. Dicho de otro modo, la política de vacunas es política económica”.

A-E/HM

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe