La OIM está en campaña para ayudar a comunidades yazidíes

El 6 de febrero los restos de 104 víctimas de la masacre de Sinjar fueron sepultados nuevamente en Kocho, aldea testigo de atrocidades cometidas por el EI en el norte de Iraq. Foto: Younis Qais/OIM
El 6 de febrero los restos de 104 víctimas de la masacre de Sinjar fueron sepultados nuevamente en Kocho, aldea testigo de atrocidades cometidas por el EI en el norte de Iraq. Foto: Younis Qais/OIM

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) activó un programa de apoyo a las comunidades yazidíes que fueron víctimas de masacres, desplazamientos forzados y otros hechos de violencia en el norte de Iraq, sobre todo en 2014, por parte del autodenominado Estado Islámico (EI).

La activista yazidí Nadia Murad dijo que “quienes lograron sobrevivir al genocidio han estado esperando por años para poder retornar a sus hogares. Miles de mujeres y menores siguen aún en cautiverio y no han podido ser rescatados”.

“Cientos de hombres y mujeres asesinados no han sido identificados todavía, Las sobrevivientes a la violencia sexual y madres solteras están luchando para encontrar albergue y apoyo adecuado”, agregó la activista, cuya organización Iniciativa Nadia trabaja junto con la OIM en los programas de reconstrucción.[pullquote]3[/pullquote]

Los yazidíes son una minoría religiosa (menos de un millón de creyentes), presente en el norte de Iraq y en Armenia, Georgia, Irán, Rusia y Siria, étnicamente emparentados con los kurdos y con raíces en pueblos que habitaron la región desde hace unos 4000 años.

El 3 de agosto de 2014 el EI incursionó en la pequeña ciudad de Sinjar y sus alrededores, tierras ancestrales de los yazidíes en el noroeste de Iraq, forzando el escape de miles de residentes a las montañas vecinas y, en cuestión de días, asesinaron a miles de personas y más de 6400 fueron secuestradas.

En la aldea de Kocho, al sur de Sinjar, habitada por unas 1700 personas, el EI forzó a la población a convertirse al islam o ser ejecutados. Los hombres y las ancianas fueron masacrados, y el resto de las mujeres y las jóvenes fueron secuestradas y vendidas para ser sometidas a esclavitud sexual.

EI, autodenominado Estado Islámico de Iraq y el Levante, y también conocido por los acrónimos ISIS y Daesh, es un grupo que se reivindica islamista, es catalogado como terrorista por la Organización de las Naciones Unidas, y desde hace años ha sido militarmente contenido por fuerzas de Estados y movimientos rivales.

Las fuerzas iraquíes recuperaron el control de Kocho en 2017, pero el lugar sigue deshabitado y la mayor parte de la comunidad aún reside en condiciones difíciles en campamentos de desplazados en la región de Kurdistán, norte de Iraq.

“La destrucción de las viviendas, las pérdidas de medios de subsistencia y la falta de servicios vitales son obstáculos más que evidentes para el retorno. Para quienes en Kocho lograron sobrevivir, el trauma consiguiente constituye una barrera adicional”, observó el jefe de la misión de la OIM en Iraq, Gerard Waite.

“Mi comunidad de Kocho ha sufrido algunas de las peores atrocidades que la humanidad haya conocido”, dijo Murad, quien “por sus esfuerzos para erradicar la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados” obtuvo en 2018 el Premio Nobel de la Paz, compartido con el médico congoleño Denis Mukwege.

La OIM y la Iniciativa Nadia, con respaldo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, iniciaron el plan de apoyo a la comunidad con la construcción de viviendas junto a la vieja ciudad, y adoptaron otras iniciativas para brindar seguridad y asistencia a las familias desplazadas que retornan.

También apoyan los esfuerzos de la comunidad para preservar el recuerdo de las víctimas, por medio de monumentos y de medidas tendientes a proteger el cementerio en el que los restos de las personas exhumados de las tumbas colectivas en Kocho son ahora sepultados nuevamente.

A-E/HM

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Us