Mientras las joyas brillan, aún se violan derechos humanos

Niños trabajan buscando oro en el río Bosigon, en Filipinas. El trabajo infantil es una de las rémoras de la cadena de producción de minerales preciosos que las empresas de joyería deben considerar al aquirir suministros. Foto: Mark Saludes/HRW
Niños trabajan buscando oro en el río Bosigon, en Filipinas. El trabajo infantil es una de las rémoras de la cadena de producción de minerales preciosos que las empresas de joyería deben considerar al aquirir suministros. Foto: Mark Saludes/HRW

Las principales empresas de joyería mejoran sus estándares de abastecimiento de oro y diamantes, pero la mayoría no puede asegurar a sus consumidores que sus joyas no están corrompidas por abusos a los derechos humanos, sostuvo Human Rights Watch (HRW) en un informe divulgado este martes 24.

En su informe “Sparkling Jewels, Opaque Supply Chains (“Joyas brillantes, cadenas de suministro opacas)”, la organización humanitaria analizó a 15 marcas de joyería y relojes, en sus esfuerzos por prevenir y abordar los abusos de derechos humanos y daños ambientales en sus cadenas de suministro de oro y diamantes.

El resultado es que “muchas empresas de joyería han progresado en el abastecimiento responsable, pero los consumidores aún no tienen las garantías adecuadas de que sus joyas están libres de abusos a los derechos humanos”, dijo Juliane Kippenberg, del área de derechos del niño en HRW.

Adicionalmente, “la pandemia covid-19 exige una vigilancia aun mayor por parte de las empresas de joyería para identificar y responder a los abusos de los derechos humanos”, sostuvo Kippenberg.[pullquote]3[/pullquote]

Con la covid, los trabajadores de minas se han afectado por los cierres, lo que los ha privado de ingresos, y en donde la minería industrial ha continuado, los mineros trabajan cerca unos de otros en espacios cerrados y, a veces, incluso viven juntos en hostales, lo que los pone en mayor riesgo.

En algunas zonas mineras en pequeña escala, el trabajo infantil y la minería y comercio ilegales han aumentado.

HRW dijo que en Venezuela los grupos armados conocidos como “sindicatos” controlan las minas de oro ilegales y han cometido abusos horribles contra residentes y mineros, entre ellos amputaciones punitivas y torturas.

En Zimbabwe, la Zimbabwe Consolidated Diamond Company, de propiedad estatal, ha contratado a agentes de seguridad privados que han maltratado a los residentes acusados de extraer diamantes, incluso amenazándoles con perros.

El trabajo infantil peligroso ocurre en áreas de minería de oro a pequeña escala en Ghana, Malí, Filipinas y Tanzania, ya que los niños son expuestos al mercurio que se utiliza en el proceso. Niños han muerto en accidentes mineros.

HRW recordó que de acuerdo con los principios rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos, las firmas de joyería y relojería tienen la responsabilidad de llevar a cabo la debida diligencia en materia de derechos humanos y medio ambiente para garantizar que no causan ni contribuyen a los abusos.

El informe examinó a 15 grandes firmas con ventas de 40 000 millones de dólares anuales, 15 por ciento del sector: Boodles, Bulgari, Cartier, Chopard, Chow Tai Fook, Cristo, Harry Winston, Kalyan, Mikimoto, Pandora, Rolex, Signet, Tanishq, TBZ y Tiffany & Co.

De ellas, 11 han tomado algunas medidas de “debida diligencia”, como mejorar la trazabilidad de su oro o diamantes, obtener solo oro reciclado para evitar riesgos relacionados con el recién extraído, o reforzaron sus códigos de conducta para con sus proveedores y los seleccionaron más rigurosamente.

Sin embargo, la mayoría no identifica las minas de origen de su oro o diamantes, ni evalúa ni aborda las condiciones en estas minas, pocas han reevaluado sus cadenas de suministro para detectar los riesgos relacionados con la covid, o tomado medidas para proteger los derechos de los trabajadores en esas cadenas.

HRW concluyó que ninguna de las 15 podía calificarse como “excelente”, pero sí calificó a dos (Tiffany & Co. y Pandora) como “fuertes”, por dar pasos importantes hacia el abastecimiento responsable, tres (Bulgari, Signet y Cartier) como “notables”, y tres (Boodles, Chopard y Harry Winston) como “correctas”.

A su vez, Chow Tai Fook, Christ y Tanishq fueron clasificadas como “débiles” y cuatro (Kalyan, Mikimoto, Rolex y TBZ) no pudieron ser clasificadas por falta de divulgación de sus prácticas de abastecimiento.

Kippenberg dijo que “a pesar del progreso, la mayoría de las empresas de joyería pueden hacer mucho más para abordar los derechos humanos en sus cadenas de suministro y compartir esa información con el público”.

A-E/HM

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos