Los mitos sobre el acuerdo nuclear con Irán

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el hotel Palais Coburg, la sede de las negociaciones por el acuerdo nuclear en Viena, el 9 de julio. Crédito: Servicio Europeo de Acción Exterior/cc by 2.0
El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el hotel Palais Coburg, la sede de las negociaciones por el acuerdo nuclear en Viena, el 9 de julio. Crédito: Servicio Europeo de Acción Exterior/cc by 2.0

El mayor malentendido sobre el acuerdo nuclear con Irán es que se trata de un pacto bilateral con los Estados Unidos. No es así.

El acuerdo se firmó el 14 de este mes en Viena entre Irán y China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, las cinco mayores potencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que, junto con Alemania, integran el grupo de países P5+1.[pullquote]3[/pullquote]

Aun así, los legisladores de derecha de Estados Unidos quieren deslegitimar el pacto internacional, cuyas cláusulas incluyen la eliminación gradual de las sanciones de la ONU contra Irán.

El Consejo de Seguridad de la ONU, donde los países del P5 tienen poder de veto, votó por unanimidad este lunes 20 una resolución que habilitará la gradual eliminación de las sanciones que el foro mundial impuso a Irán.

La resolución, que entrará en vigor en 90 días, no tiene consecuencias legales sobre las sanciones unilaterales que Estados Unidos impuso a Irán.

Pero organizaciones proisraelíes y algunos legisladores de Estados Unidos quieren que la aplicación del acuerdo se retrase, con el argumento de que Washington debe tener prioridad política ante la ONU.

“La forma en que se estructura la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU” permite “un período de transición de 60 a 90 días que creo que se adaptará a la discusión del Congreso” legislativo de Estados Unidos, declaró en conferencia de prensa el viernes 16 Wendy Sherman, subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos e integrante del equipo de Washington en las negociaciones con Irán.

“Cuando todos los miembros del P5+1 quieren ir a la ONU” para aprobar el acuerdo sería complicado que Washington dijera “disculpe, mundo, pero usted debería esperar al Congreso de los Estados Unidos” antes de votar, comentó Sherman.

“La prueba del acuerdo nuclear con Irán estará en sus resultados”, aseguró Rebecca Johnson, directora del Instituto Acrónimo para la Diplomacia del Desarme, en diálogo con IPS.

“Hablé con científicos estadounidenses e iraníes, diplomáticos y también defensores de los derechos humanos. Ninguno de nosotros peca de ingenuidad acerca de los obstáculos que quedan por superar, y sin embargo, estamos convencidos de que este acuerdo es un paso positivo, y mucho mejor que tener más años de estancamiento y hostilidad “, afirmó.

Pero “la prevención de la proliferación nuclear y la promoción de los derechos humanos no se limita a eso. Apreciamos que Irán fue uno de los 112 estados parte del Tratado de No Proliferación Nuclear que firmó el compromiso humanitario iniciado en Viena este año, para ‘llenar el vacío legal sobre la prohibición y la eliminación de las armas nucleares’”, expresó Johnson.

“Las negociaciones multilaterales para prohibir las armas nucleares, así como los esfuerzos para librar a Medio Oriente de todas las armas nucleares y armas de destrucción masiva tienen que seguir adelante si queremos evitar una mayor proliferación y amenazas… en el futuro”, destacó.

En respuesta a las fuertes reacciones negativas de Israel, Hillel Schenker, redactor de la publicación  Palestine-Israel Journal, dijo a IPS que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, parecería pensar que el acuerdo entre las potencias mundiales e Irán es “el fin del mundo.”

El acuerdo fue recibido con el titular “Un pacto eternamente deplorable” por el diario israelí de distribución gratuita Yisrael Hayom, favorable a Netanyahu y financiado por Sheldon Adelson, un magnate propietario de casinos en Las Vegas, que actúa tanto en el ámbito de la política israelí como en la estadounidense.

Dirigentes de la oposición israelí, por su parte, declararon que el pacto es un “mal acuerdo”, y solo criticaron a Netanyahu por arruinar la relación de Israel con el presidente estadounidense Barack Obama y su gobierno.

“Sin embargo, lo que estamos presenciando en realidad es el fracaso de la política del miedo de Netanyahu, y el triunfo de la política de la esperanza del presidente Obama”, agregó Schenker.

“Netanyahu se crió en un hogar dominado por su padre, el difunto profesor Benzion Netanyahu, cuyo análisis de la Inquisición española le llevó a la conclusión de que, más allá de lo que nosotros, los judíos y los israelíes, hagamos, el mundo entero seguirá estando en nuestra contra, y solo podemos confiar en nosotros mismos”, sostuvo.[related_articles]

Este enfoque es totalmente contrario al de los padres fundadores del sionismo moderno, quienes comprendían la importancia de forjar alianzas con las potencias mundiales, argumentó.

M.V. Ramana, físico y profesor del programa de Ciencia y Seguridad Mundial de la estadounidense Universidad de Princeton, dijo a IPS que el enfrentamiento con Irán se construyó con muy poca evidencia disponible al público, lo que permite que se hagan todo tipo de afirmaciones.

“Espero que este acuerdo ponga fin a este tipo de ataques contra Irán. En cualquier caso, creo que… es un paso importante”, opinó.

El siguiente paso es que todos los países de la región acepten las mismas limitaciones nucleares que Irán, especialmente Israel, agregó.

“Ya es hora de que la comunidad internacional vuelque su atención a Israel y exija que el país elimine su arsenal… y las instalaciones nucleares que le permiten fabricar armas nucleares”, subrayó Ramana, autor del libro “El poder de la promesa: un examen de la energía nuclear en India”.

Johnson, del Instituto Acrónimo, dijo a IPS que las negociaciones, como el hornear, implican técnica y ciencia. Es fundamental conseguir los ingredientes y lograr los tiempos exactos, señaló.

La persistencia diplomática hizo que fuera el momento justo para que saliera este acuerdo, pero los estadounidenses, israelíes, iraníes, árabes, europeos y el resto del mundo deben comprometerse a avanzar o el pacto no prosperará, vaticinó.

“Cuidado con los políticos y comentaristas estadounidenses e israelíes que afirman que este acuerdo le permitirá a Irán adquirir armas nucleares, o que si el Congreso de Estados Unidos (lo) rechaza, se logrará uno mejor con más negociaciones”, alertó.

“Es más probable que todos terminemos quemados si se vuelve a poner en el horno, a un fuego más alto, a este budín de la no proliferación”, concluyó Johnson.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Us