El EI y el cambio climático compiten como grandes amenazas

Las graves inundaciones están entre los principales efectos devastadores del cambio climático, como las que sufrió la isla caribeña de Dominica en 2011. Crédito: Desmond Brown/IPS
Las graves inundaciones están entre los principales efectos devastadores del cambio climático, como las que sufrió la isla caribeña de Dominica en 2011. Crédito: Desmond Brown/IPS

Podría decirse que el mundo está dividido sobre cuál es la mayor amenaza a la humanidad, si la devastación causada por el cambio climático o el desenfrenado terror que siembra el Estado Islámico (EI).

De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación Pew, que midió las percepciones de la gente sobre cuál es la mayor amenaza internacional, el cambio climático figura como la “mayor preocupación” de los consultados en todo el mundo.

“Sin embargo, los entrevistados estadounidenses, europeos y de Medio Oriente, suelen mencionar con mayor frecuencia al EI como la mayor amenaza de todos los problemas internacionales” propuestos, señala el estudio.[pullquote]3[/pullquote]

Los consultados de 19 países, de los 40 en que se realizó el sondeo, mencionaron al cambio climático como su mayor preocupación, por lo que es el principal problema de todos los mencionados en el estudio.

Un promedio de 61 por ciento de los latinoamericanos consultados dijeron estar muy preocupados por el cambio climático, la mayor proporción de todas las regiones.

El estudio del Centro Pew, que se describe a sí mismo como independiente, entrevistó a 45.435 personas en 40 países entre el 25 y el 27 de marzo.

Michael Dorsey, miembro del Club de Roma y experto en gobernanza global y sostenibilidad, dijo a IPS: “Si la gente le teme al cambio climático más que al terrorismo, deberemos repensar los enfoques colectivos y reguladores para las entidades responsables de la contaminación del carbono”.

“Si aceptamos el hecho de que la contaminación del carbono es causa de mortalidad y morbilidad, los ecosistemas comprometidos y la amenaza a la sociedad, entonces las instituciones y las empresas que contaminan, así como quienes optan por financiar a los contaminadores, son similares a los que trabajan con entidades vinculadas y/o que financian el terrorismo”, indicó.

Por ello no sorprende que en algunas jurisdicciones, las autoridades evalúen leyes que suelen aplicarse al crimen organizado contra quienes niegan la crisis climática en curso, acotó Dorsey, profesor visitante y conferencista en varias universidades de África y Europa, además de director interino de energía y ambiente del Centro Conjunto para Estudios Políticos y Económicos.

“Un senador estadounidense (Sheldon Whitehouse, de Rhode Island) sugirió que utilizáramos la Ley sobre organizaciones influidas por la extorsión y la corrupción, conocida como Ley Rico (por sus siglas en inglés), contra la industria de combustibles fósiles, sus asociaciones comerciales y los institutos de política conservadores, que niegan abiertamente el cambio climático y lo exacerban”, ejemplificó.

La encuesta señala que la inestabilidad económica también tiene un lugar destacado entre las principales preocupaciones en varios países, y es el segundo motivo de preocupación para la mitad de los consultados.

“En cambio, otros asuntos como el programa nuclear de Irán, así como ciberataques contra gobiernos, bancos o corporaciones se limitan a algunos pocos países. Las tensiones entre Rusia y sus vecinos, así como las disputas territoriales en Asia siguen siendo, en gran medida, inquietudes regionales”, indica el estudio.

Patricia Lerner, asesora política de Greenpeace Internacional, dijo a IPS que no le sorprende que los consultados en casi la mitad de los países estudiados mencionen al cambio climático como su mayor inquietud.

“Quienes están al frente de la lucha contra el cambio climático y sus resultados catastróficos suelen ser los primeros en reconocer la verdadera amenaza que presenta”, explicó.

Para otros puede ser una amenaza invisible y todavía no la reconocen como un riesgo existencial que exacerbará sus otros temores, como el terrorismo, las tensiones internacionales y la inestabilidad económica, cuando las personas están obligadas a abandonar sus hogares por la sequía, las inundaciones y/o el aumento del nivel del mar, acotó.

Además, señaló: “el círculo mortal de perforar el Ártico en busca de petróleo para quemarlo, crear dióxido de carbono, que luego derretirá el Ártico, elevará el nivel del mar y desplazará a las personas que viven en las pequeñas islas, es una clara demostración de la miopía de los gobiernos y las empresas que no logran reconocer que el cambio climático es una amenaza para todos, donde sea que vivan”.

Doreen Stabinsky, profesora de política ambiental del College of the Atlantic, en Maine, dijo a IPS: “lo que me resulta llamativo es la elevada preocupación que aparece en los países de América Latina y África”.

Esas regiones están al frente de la lucha contra el cambio climático, y los riesgos en esos lugares se vuelven una triste realidad de más tormentas extremas, sequías y cosechas perdidas, añadió.[related_articles]

“Uno espera que las grandes inquietudes de la gente se traduzcan en resoluciones políticas de parte de los gobernantes en París, en diciembre, donde habrá que convencer a los países ricos responsables de esas consecuencias de que reduzcan seriamente sus emisiones (contaminantes) y ofrezcan el necesario apoyo económico para que las naciones en desarrollo hagan lo mismo”, opinó Stabinsky, profesora visitante de cambio climático en la Universidad de Uppsala, en Suecia.

Stabinsky se refería a la 21 Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrará en diciembre de París.

Pero el estudio también muestra que un importante número de consultados en 14 países se mostraron inquietos por las actividades del EI.

En Europa, un promedio de 70 por ciento de los consultados dijeron estar preocupados por la amenaza que plantea el EI, mientras una mayoría de estadounidenses (68 por ciento), canadienses (58 por ciento) y libaneses (84 por cientos) también se mostraron muy inquietos al respecto.

Los consultados israelíes fueron los únicos en calificar a Irán como su principal fuente de preocupación entre todos los temas del ámbito internacional. Los estadounidenses también mencionaron al programa nuclear iraní como uno de los mayores motivos preocupación.

Alrededor de seis de cada 10 estadounidenses consultados (62 por ciento) dijeron estar muy preocupados, por lo que colocaron a Irán como el segundo tema de mayor preocupación entre los ofrecidos por el estudio.

La inestabilidad económica fue la mayor inquietud en cinco países y la segunda en otros 20. En Rusia, 43 por ciento de los consultados dijeron estar muy preocupados por la economía, el mayor motivo de preocupación de todos los asuntos presentados.

La amenaza de ciberataques contra gobiernos, bancos o corporaciones no figura entre los principales motivos de preocupación a escala global, aunque en algunos lugares aparecen grupos inquietos, Estados Unidos (59 por ciento) y Corea del Sur (55 por ciento).

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Verónica Firme

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos