Elecciones locales marfileñas, un llamado de atención al gobierno

Un cartel de campaña en el barrio de Cocody, en Abiyán, urge a la ciudadanía a respetar los afiches electorales. Crédito: Robbie Corey-Boulet/IPS.
Un cartel de campaña en el barrio de Cocody, en Abiyán, urge a la ciudadanía a respetar los afiches electorales. Crédito: Robbie Corey-Boulet/IPS.

La gran cantidad de candidatos independientes que fueron elegidos en las elecciones municipales y regionales de Costa de Marfil muestra, según analistas, el descontento de la ciudadanía con el gobierno del presidente Alassane Ouattara.

Landry Kuyo, secretario general de la organización juvenil My Way Network, que promueve la participación política, dijo a IPS que la fuerza de los candidatos independientes a escala nacional sugiere que la población está frustrada con Ouattara y con los partidos políticos en general.

"La población no tiene confianza en los partidos políticos", afirmó. "Quieren escuchar a los candidatos que van a desarrollar su barrio, no a los dirigentes políticos. Por eso las figuras independientes apelan a ellos", añadió.

Según los datos oficiales de la Comisión Electoral Independiente, divulgados el viernes 26, los candidatos independientes obtuvieron 72 escaños, más que los 65 de la gobernante Alianza para los Republicanos (RDR, por sus siglas en francés) y los 49 del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI, por sus siglas en francés). Las plataformas de los candidatos independientes se concentraron en proyectos de desarrollo local, como propuestas para mejorar escuelas, centros de salud, mercados y sistemas de transporte.

Sin embargo, muchas de las figuras elegidas mencionaron el desempleo juvenil y la reconciliación de la sociedad como los principales asuntos a resolver.
[related_articles]
Existe un amplio consenso de que Ouattara mejoró la situación económica tras asumir la Presidencia en abril de 2011, pero a escala local esto no necesariamente se tradujo en una mejora significativa de la calidad de vida de la población.

"El éxito de los candidatos independientes fue la principal sorpresa de las elecciones, que parecen haber sido más competitivas de lo que se esperaba al principio, pese a la decisión del Frente Popular Marfileño (FPI, del expresidente Laurent Gbagbo) de boicotear los comicios", dijo a IPS el analista de mercados emergentes Samir Gadio, del Standart Bank, con sede en Londres.

"Esto sugiere que el proceso democrático madura y que varios aparatos partidarios quizá comiencen a perder, de forma gradual, la influencia que tenían antes en la sociedad marfileña", opinó.

El 21 de este mes la ciudadanía pudo elegir a sus representantes municipales y regionales por primera vez en más de una década, debido a la prolongada crisis política que impidió la realización de elecciones.

La crisis degeneró en cinco meses de violencia, que dejaron unas 3.000 personas muertas después de que Gbagbo se negara a entregar el cargo tras perder la segunda ronda de las elecciones presidenciales de noviembre de 2010.

El expresidente fue detenido en abril de 2011 tras una intervención de Francia y de la Organización de las Naciones Unidas.

El FPI decidió boicotear los comicios municipales y regionales, al igual que hizo con las elecciones legislativas en 2011. Al parecer, esto iba a beneficiar al RDR y al PDCI, cuyo apoyo a Ouattara en 2010 lo ayudó a alcanzar la victoria.

El PDCI está encabezado por el expresidente Henri Konan Bedie, quien fue presidente de Costa de Marfil entre 1993 y 1999.

Varios de los llamados candidatos independientes eran, de hecho, miembros del FPI que no estuvieron de acuerdo con la decisión de boicotear los comicios. De hecho, las autoridades del partido anunciaron en un comunicado la suspensión de 15 miembros.

Otros candidatos independientes tenían vínculos con el RDR o el PDCI, pero no fueron elegidos para representar a sus partidos en los comicios de este mes.

Ese es el caso de Soumahoro Farikou, candidato independiente por el distrito de Adjame en Abiyán, quien militaba en el RDR. No fue seleccionado en la lista oficial para los comicios municipales y perdió frente al candidato oficial por solo 1.000 votos, lo que generó la protesta de sus partidarios durante dos días.

Pero aunque algunos candidatos independientes mantuvieran vínculos más claros con la coalición, se presentaron por fuera de su partido y compitieron contra las figuras oficiales, que contaban con los recursos del aparato partidario y el apoyo de las bases.

Hubo muy poco debate en las dos semanas de campaña sobre los temas nacionales. Sin embargo, muchos candidatos del RDR defendieron las políticas de Ouattara y se comprometieron a ayudar a cumplirlas.

El flamante alcalde Kafana Koné, exministro y ahora candidato del RDR en el distrito de Yopougon, en Abiyán, presentó una plataforma de 10 puntos que incluía mejoras al sistema de transporte y al mercado.

Al ser consultado sobre por qué la ciudadanía debía votarlo, respondió: "Tuvimos unos años difíciles, pero ahora pusimos a Alassane Ouattara como jefe de Estado y le dimos el control de la Asamblea Nacional al RDR".

"Ahora tenemos que asegurarnos de que el RDR tenga el control de los gobiernos locales para garantizar la mejor implementación del programa del presidente. No soy más que un soldado para la implementación del programa", reafirmó Koné.

Roger Akouma, un estudiante universitario de 24 años de Yopougon, dijo a IPS que el gobierno de Ouattara no había promovido la reconciliación tras el conflicto, y que quería que las nuevas autoridades municipales se concentraran en ese objetivo.

Varias organizaciones de derechos humanos responsabilizaron a las autoridades de procesar solo a los partidarios de Gbagbo por los crímenes cometidos durante la violencia postelectoral, pese a la amplitud de pruebas sobre la responsabilidad de ambos bandos enfrentados.

Las Fuerzas Armadas del país también fueron acusadas de abusar y de torturar a los partidarios de Gbagbo, en especial tras una serie de ataques el año pasado contra instalaciones del ejército a manos de desconocidos armados.

"Estas elecciones municipales son muy importantes porque son las autoridades locales quienes ayudarán a superar el conflicto", dijo Akouman. "Por ahora, el gobierno nacional no ha podido hacerlo", apuntó.

Los candidatos de la coalición gobernante obtuvieron los 13 asientos municipales de Abiyán.

Antes de estos comicios, My Way Network organizó un debate para los candidatos municipales en el distrito de Cocody, en Abiyán, algo que no se había hecho nunca antes en elecciones locales, según Kuyo.

De los 13 candidatos, nueve accedieron a ir, pero solo tres concurrieron efectivamente.

A la luz de los resultados, Kuyo dijo que esperaba que en el futuro los partidos fueran más responsables frente los votantes.

En reacción al triunfo generalizado de candidatos independientes, el portavoz del RDR, Joel N’Guessan dijo a IPS: "Aprenderemos a tomar en cuenta las aspiraciones de las bases".

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Us