Presidenta de Malawi con varios frentes abiertos

Líder del Partido Democrático Progresista, Peter Mutharika, tras ser liberado de prisión por cargos de traición. Crédito: Mabvuto Banda/IPS
Líder del Partido Democrático Progresista, Peter Mutharika, tras ser liberado de prisión por cargos de traición. Crédito: Mabvuto Banda/IPS

Las elecciones generales de mayo de 2014 en Malawi serán una prueba de fuego para la presidenta Joyce Banda, quien se enfrenta a un parlamento en contra, el alto precio de los alimentos y a un posible juicio por traición de exintegrantes de su gabinete. La acusación de traición de 12 altos funcionarios y su detención podría ser el catalizador de protestas populares y una fórmula para llevar al desastre a Banda, en un año en que se prevé que la inflación de los alimentos crezca en 65 por ciento.

"Quienes responsabilizan a Banda de la escasez y altos precios de los alimentos se unirán fácilmente a esas protestas y usarán las detenciones (de los altos funcionarios) para avivar su enojo hacia el gobierno de cara a las elecciones del año próximo", dijo a IPS el analista político independiente John Phiri.

Banda se convirtió en la primera mujer en acceder a la Presidencia en Malawi, tras la muerte del mandatario Bingu wa Mutharika, el 5 de abril de 2012, y buscará ser elegida en los comicios de 2014, al frente del gobernante Partido Popular (PP).

El 11 de este mes, la presidenta ordenó la detención de 12 miembros del gobierno, incluido Peter Mutharika, canciller y hermano menor del fallecido presidente, y el ministro de Economía y Planificación, Goodall Gondwe, ex vicepresidente del Fondo Monetario Internacional, quien renunció a su cargo tras la acusación.
[related_articles]
Los imputados, liberados bajo fianza tres días después, fueron acusados de traición, incitación a la rebelión, conspiración para delinquir, violación de confianza y brindar pruebas falsas a la Comisión de Investigación sobre las circunstancias de la muerte del presidente Mutharika, quien presidía el país desde 2004.

El informe de esta Comisión concluyó que los imputados eran culpables de conspiración para de impedir la llegada de Banda a la Presidencia. También determinó que habían tratado de convencer al comandante de las Fuerzas de Defensa de Malawi, general Henry Odillo, para que diera un golpe de Estado.

Odillo se habría negado por considerar que Banda, entonces vicepresidenta, debía asumir la Presidencia, de acuerdo a la Constitución del país, que establece que en caso de la muerte del presidente en ejercicio debe ocupar el cargo el vicepresidente, hasta los nuevos comicios.

La detención de altos funcionarios generó protestas en Lilongwe y en la sureña ciudad de Blantyre, lo que fue aprovechado por el opositor Partido Democrático Progresista (DPP), encabezado por Peter Mutharika, para ejercer más presión sobre el gobierno, a fin de que retire los cargos por traición.

"La presidenta Banda debería concentrarse en el sufrimiento de muchos ciudadanos que no consiguen alimentos ni medicamentos en los hospitales, y no en arrestar a Peter para impedir a toda costa que se presente a las elecciones tripartitas de 2014", dijo el portavoz del DPP, Nicolaus Dausi.

"Esas acciones generan violencia y ella será responsable si la situación empeora", dijo Dausi a IPS.

Los últimos datos del Centro para la Sensibilidad Social, una institución local de investigación, revelan que desde que Banda asumió la presidencia, una familia de seis integrantes necesita un promedio de 200 dólares al mes para cubrir sus necesidades básicas de alimentos.

Muchas personas quedaron descontentas con las políticas de austeridad del gobierno, en un país donde el salario mínimo es de unos 20 dólares mensuales.

El vendedor Charles Mlombwa, partidario del DPP, alertó que habrá más protestas si Peter Mutharika no puede participar en los próximos comicios.

"Soy del partido del fallecido presidente Bingu wa Mutharika porque sé que hay muchas cosas mal, y este gobierno no cumplió", dijo Mlombwa a IPS.

El gobierno estima que dos millones de personas necesitarán asistencia alimentaria este año.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción de cereal en la temporada 2011-2012 disminuyo siete por ciento, respecto de la cosecha anterior.

Además, "los precios significativamente altos del maíz en el sur perjudican el acceso a los alimentos, en especial para la población más vulnerable", detalló el organismo.

En las ciudades, hay mujeres que duermen fuera de los mercados de granos paraestatales Admarc, con la esperanza de conseguir maíz barato. Muchas de ellas se desmayan mientras hacen fila, registra la prensa local. Mucha gente responsabiliza a Banda de la escasez de este producto básico en la dienta local.

Además, el 13 de este mes, la Asociación de Consumidores de Malawi acusó a la presidenta de vaciar los silos de maíz para distribuirlo entre los pobres. La organización sostuvo que gran parte del grano estaba destinado a ser vendido en los mercados de Admarc.

Elizabeth Gama, madre de siete niños, viaja todos los días 70 kilómetros de su casa a las afueras de Lilongwe, donde está el Admarc más cercano.

"No hay maíz allí, y cuando encuentro, solo puedo comprar 15 kilogramos por persona; aún así la presidenta lo distribuye gratis en todo el país", se quejó.

Mphatso Katuli, madre de cuatro niños, dijo que duerme afuera de un depósito de Admarc desde hace tres días esperando que haya maíz.

"Durante el gobierno del presidente Mutharika no pasaba nada de esto porque teníamos suficiente maíz, y los mercados de Admarc estaban bien abastecidos", dijo a IPS.

Augustine Magolowondo, coordinador de programa para África del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, teme que la acusación de traición aumente el malestar interno.

"Parece que las detenciones crearon un ambiente de tensión en el país, y la reacción de la gente al ver a sus dirigentes detenidos no puede borrarse. Bajo estas circunstancias es posible que estallen conflictos", dijo a IPS.

Sin embargo, Ophamally Makande, portavoz del PP, defendió los arrestos.

"Este gobierno solo intenta promover una cultura de responsabilidad. Las detenciones se justifican porque la gente necesita saber qué pasó con su presidente y por qué querían impedir que Banda asumiera" la Presidencia, dijo Makande a IPS.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos