La ONU no quiere decir 'drones', pero sí usarlos

El sistema de vigilancia RQ-7B Shadow 200. Crédito: U.S. military/public domain
El sistema de vigilancia RQ-7B Shadow 200. Crédito: U.S. military/public domain

Los aviones teledirigidos, conocidos por el vocablo inglés de «drones», son las controvertidas armas letales utilizadas por Estados Unidos en su guerra contra el terrorismo, pero por obvias razones son una mala palabra para la ONU.

Cuando el secretario general adjunto para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, el francés Hervé Ladsous, fue consultado sobre los planes de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para utilizar estos dispositivos en República Democrática del Congo (RDC), su respuesta fue refinada.

"No diría ‘drones’", dijo a los periodistas el miércoles 6, en cambio prefirió utilizar el término militar "vehículos aéreos no tripulados" (VAT).

Ladsous dijo que la ONU prevé utilizar "VAT desarmados" con fines de vigilancia y con el permiso expreso del gobierno de la RDC y de los países vecinos.

"Vamos a ver cómo funciona este experimento", precisó, y añadió que la ONU estará "abierta" a compartir cualquier información que obtenga con los organismos regionales africanos, además de los comandantes del foro mundial en el terreno.
[related_articles]
La "luz verde" para el uso de estos aviones teledirigidos en RDC, un país de África central asolado por una fuerte insurgencia, fue dada por el Consejo de Seguridad, de 15 miembros, en noviembre, con el fin de que la Misión de la ONU de Estabilización de la RDC (Monusco), con 17.500 efectivos, controle el movimiento de grupos armados insurgentes.

Pero algunos diplomáticos de las representaciones ante la ONU temen que los aviones teledirigidos puedan ser armados si, y cuando, el conflicto en ese país empeore.

Los aviones teledirigidos empleados por Estados Unidos están fuertemente armados y causaron muchas muertes, de presuntos terroristas mayormente, pero también de civiles, en Afganistán, Pakistán, Somalia y Yemen.

Más de 40 países despliegan o fabrican estos dispositivos, según diversos informes consultados por IPS.

El analista de sistemas de defensa Larry Dickerson, del Forecast International, dijo a IPS que además de Estados Unidos, hay muchos países que fabrican VAT. Citó entre ellos a Alemania, Austria, Bulgaria, Canadá, China, Corea del Sur, España, Francia, Gran Bretaña, Grecia, India, Italia, Israel, Japón, Polonia, República Checa, Rusia, Singapur y Sudáfrica.

El abogado británico Ben Emmerson, relator especial de la ONU para derechos humanos y antiterrorismo, está preparando un informe sobre el uso de aviones teledirigidos.

El documento se concentra en 25 ataques en Afganistán, Pakistán, territorios palestinos (por aviones israelíes), Somalia y Yemen, donde las operaciones dejaron varios civiles muertos.

El informe será presentado a la Asamblea General de la ONU en octubre o noviembre.

El secretario general del foro mundial, Ban Ki-moon, ya expresó su preocupación por el uso de estos dispositivos para asesinatos selectivos, "pues deja dudas sobre el cumplimiento del principio fundamental de distinción entre combatientes y no combatientes".

El portavoz de la ONU, Farhan Haq, declaró en enero que los ataques con VAT causaron una cantidad "sustancial de víctimas, lo que deja dudas sobre la capacidad de garantizar el total complimiento del principio de proporcionalidad".

Apuntó que el secretario general pidió transparencia a los estados miembros involucrados, sobre las circunstancias en que los VAT fueron utilizados y los medios para garantizar que los ataques con estos aviones teledirigidos cumplan con el derecho internacional.

Según la organización humanitaria Amnistía Internacional, con sede en Londres, tan solo en Pakistán hubo más de 300 ataques con VAT en los últimos años, que causaron la muerte de civiles y de presuntos insurgentes.

Sobre el hecho de que el gobierno de Estados Unidos redacta pautas para los ataques selectivos con VAT, Susan Lee, directora de programa del capítulo de Amnistía en el país, fue terminante: "Ya existe un reglamento para estas cuestiones, se llama derecho internacional".

La política del gobierno estadounidense en la materia, remarcó, no solo debe ser divulgada, sino que debe ajustarse al derecho internacional.

Las justificaciones ofrecidas hasta ahora por miembros del gobierno de Barack Obama solo muestran que su política permite las ejecuciones extrajudiciales violando el derecho internacional, remarcó Lee.

Al ser consultado sobre cuán lejos han llegado China y Rusia en el uso de aviones teledirigidos en conflicto, Dickerson dijo a IPS que ambos países aumentan sus existencias, "pero aún están muy lejos de Estados Unidos en términos de cantidad desplegada y de complejidad de sus sistemas".

"Tampoco tienen la experiencia en combate del ejército de Estados Unidos, obtenida en los últimos 10 años", observó.

Dickerson remarcó que Estados Unidos produce más VAT que cualquier otro país del mundo y tiene la mayor porción de mercado.

El mercado mundial de VAT alcanzará la friolera de 70.900 millones de dólares en los próximos 10 años, indicó, 39.200 millones destinados a la producción de estos dispositivos, 28.700 millones para investigación y desarrollo y unos 3.000 millones para contratos de servicio.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe