EEUU: La unión hace vehículos eléctricos

Los 120 millones de dólares otorgados por el Departamento de Energía de Estados Unidos al proyecto Electric Vehicle (EV) apuntan a promover y expandir el uso de vehículos eléctricos en este país.

El proyecto EV se propone distribuir 14.000 cargadores de automóviles eléctricos de forma gratuita, incluso a estaciones de carga designadas, así como otros equipos inteligentes de uso doméstico.

La iniciativa está a cargo de la empresa ECOtality en nueve estados de Estados Unidos: Arizona, California, Georgia, Illinois, Oregon, Pennsylvania, Tennessee, Texas y Washington.

La participación estatal forma parte de la Ley de Reinversión y Recuperación de Estados Unidos, el paquete de estímulo aprobado por el presidente Barack Obama y el Congreso legislativo para fomentar la inversión estatal en programas que creen trabajo y, entre otras cosas, hagan inversiones verdes.

Los cargadores inteligentes gratuitos se entregan a cualquiera que compre un Nissan LEAF o un Chevy Volt, los dos modelos más comunes de vehículos eléctricos, en tanto las empresas pueden disponer de cargadores comerciales en forma gratuita.
[related_articles]
Adoptando la energía renovable

Los promotores del programa sostienen que, cuantos más automóviles eléctricos se usen en Estados Unidos, menos se dependerá del combustible extranjero.

La electricidad igual debe ser producida de alguna manera, y en muchos casos se genera a partir de centrales a carbón o nucleares.

Pero un estudio de Environment Georgia concluyó que el pasaje de automóviles de gasolina a los eléctricos permite reducir el recalentamiento planetario, aun en un estado como Georgia, muy rezagado en materia de energías renovables respecto de otros.

Según el estudio, hay 30.000 vehículos eléctricos circulando en Estados Unidos. Si se alcanza la meta de ventas proyectada, se podrán reducir 628.773 toneladas de emisiones contaminantes al año con la actual red nacional de distribución eléctrica.

Si los automóviles se recargaran solo con energías renovables, el estudio estima que podrían reducirse más de 1,9 millones de toneladas de emisiones contaminantes al año.

"El gran beneficio de los automóviles eléctricos es que son los únicos que con el tiempo se vuelven más limpios", dijo a IPS el gerente de transporte eléctrico de Georgia Power.

"Un vehículo normal de combustión interna se vuelve más limpio cuanto más ande. Cuánto más viejo, más sucio", señaló Echols.

"El automóvil eléctrico se volverá más limpio. Nosotros, como compañía, seguiremos disminuyendo nuestras emisiones. La legislación federal nos exige agregar generación limpia a nuestra mezcla, que con el tiempo se volverá más limpia", añadió.

Juntos ahorramos

Georgia Power es una de las empresas asociadas a ECOtality. La compañía ofrece una tarifa de energía reducida para los clientes que tengan un mayor consumo nocturno.

La misma está prevista para los propietarios de vehículos eléctricos que los cargan entre las 11de la noche y las siete de la mañana, el horario de menor consumo.

Las empresas de servicios, sin duda, ganan con la promoción de vehículos eléctricos, pues después de todo, aumenta la demanda de electricidad. Pero aunque los consumidores deban pagar la electricidad, hay que comparar ese costo con el del gasto en gasolina.

El estudio de Environment Georgia señala algunos de los muchos costos que implica depender del petróleo, y menciona el derrame de crudo que se produjo en 2010 tras la explosión de la plataforma de British Petroleum Deepwater Horizon en el golfo de México.

Los automóviles eléctricos tienen la capacidad de disminuir esos costos al pasar a depender de las alternativas renovables.

"Creo que los vehículos eléctricos de hecho ayudan a promover las fuentes renovables", explicó Gayer. "Si los adoptamos será más fácil después volcarse a las alternativas renovables", añadió.

Limpiando la red eléctrica

Pero hay riesgos: "Si haces una enorme cantidad de vehículos eléctricos y no cambias la red de suministro, Georgia Power y otras compañías podrían utilizarlo como excusa para hacer propuestas realmente sucias", alertó Gayer.

"Pero como país, no necesariamente el estado de Georgia, avanzamos en la dirección correcta. La Agencia de Protección Ambiental está preparando normas que seguirán apuntando a una red eléctrica más limpia", apuntó.

Los vehículos eléctricos están de regreso. Un documental de 2006, "Who Killed the Electric Car?" ("¿Quién mató al automóvil eléctrico?"), muestra cómo la industria automotriz y petrolera conspiraron para evitar que el modelo EV1 de General Motors se popularizara a mediados de los años 90.

De hecho, el éxito actual de los vehículos eléctricos es un marcado cambio de rumbo en relación con 20 años atrás, cuando el EV1 murió en su juventud.

Environment Georgia señaló que en 2011, el primer año en que los vehículos eléctricos regresaron al mercado estadounidense, se vendieron unas 17.000 unidades.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe