CANADÁ: Cooperativas en la senda Ocupa

El movimiento Ocupa en Canadá puede impulsar el cooperativismo, dado que lo prefieren al modelo empresario tradicional. Sin embargo, persiste la incertidumbre sobre hasta qué punto trabajarán juntos.

Aunque el sector cooperativo entiende que la tendencia internacional del movimiento Ocupa pone de relieve la necesidad de una alternativa al statu quo económico y financiero, no está claro en qué medida estas entidades responderán al desafío, dijo a IPS el director ejecutivo de la Asociación de Cooperativas de Columbia Británica en Vancouver, John Restakis.

Las cooperativas buscan explícitamente representar una manera diferente y exitosa de hacer negocios, pero son más reticentes a identificarse con el movimiento Ocupa, que es "bastante radical", según Restakis.

Hasta ahora, estos negocios prosperaron por evitar los riesgos y ser conservadores, lo que va contra las ideas del movimiento Ocupa, observó.

Las grandes cooperativas están más consolidadas, sus integrantes son más diversos y carecen de la solidaridad necesaria para tomar posiciones sobre algunos temas.
[related_articles]
En cambio, las cooperativas más nuevas y pequeñas estarían interesadas en forjar una conexión con grupos Ocupa, porque algunos de sus miembros probablemente son también parte del fenómeno, agregó.

Prácticamente todos los sectores de la economía canadiense están representados en el paisaje de las cooperativas: la agricultura, el comercio minorista, las viviendas y la atención a la salud, y por lo menos 10 millones de personas (de una población de 34 millones) integran alguna forma de cooperativa, según la Asociación de Cooperativas Canadienses en Ottawa.

Mientras las cooperativas lidian con la cuestión de cómo pararse ante el movimiento Ocupa, algo es seguro, según Restakis, y es que es necesario un diálogo entre ambas partes porque tienen mucho para aprender y compartir.

Los partidarios del movimiento Ocupa pueden actuar como una "nueva generación de activistas (…) comprometidos con la justicia social y económica", y pueden reescribir "la historia de las cooperativas desde la perspectiva de los jóvenes", sostuvo.

Este apoyo será positivo para las cooperativas porque desafía a organizaciones muy arraigadas a adoptar una "visión fría y dura" de sus valores y a comprender que son parte de un movimiento más amplio y no meramente un modelo empresarial, dijo Restakis.

Falta de visibilidad

En la medida en que el movimiento Ocupa haga que el mundo les preste más atención a las cooperativas, inevitablemente pondrá de relieve las fallas del paradigma empresario tradicional, pero quizás también pueda ayudar a resolverlas.

Los canadienses tienen poca información sobre las cooperativas aunque pertenezcan a alguna como una unión de créditos o a la Mountain Equipment Co-op (dedicada a la venta de implementos para alpinistas), dijo Restakis, citando una investigación realizada en la sureña provincia de Ontario por la Asociación de Cooperativas Canadienses, así como estudios llevados a cabo hace una década en la sudoccidental Columbia Británica.

El poco reconocimiento de que gozan muestra que el modelo cooperativo no es efectivo para explicarles a los canadienses que hay otra manera de realizar negocios fuera de las esferas pública y privada, señaló.

Cuando las cooperativas en América del Norte y Europa se esforzaron por posicionarse como empresas diferentes, como ocurrió con la aseguradora canadiense, The Co-operators Group y Gay Lea Foods, esto les permitió quedarse con una tajada más grande del mercado, lo que las ayudó económicamente, agregó Restakis.

Hazel Corcoran, directora ejecutiva de la Federación de Cooperativas de Trabajadores Canadienses, dijo a IPS que el sector también lidia en Canadá con dificultades demográficas. En los próximos años, los dueños de pequeñas y medianas empresas se estarán retirando, y se teme que los compradores sean demasiado pocos para continuar el legado de las cooperativas.

Los líderes de las cooperativas tienden a ser mayores, y no se han comprometido de modo adecuado con los jóvenes para abordar las preocupaciones sobre la sucesión empresarial, agregó Donna Balkan, gerenta de comunicaciones de la Asociación de Cooperativas Canadienses.

A este fin, la Federación de Trabajadores de Cooperativas Canadienses implementa mecanismos para ayudar con actividades promocionales, asistencia técnica y capital para empleados interesados en adquirir cooperativas, dijo Corcoran.

Un desafío en las provincias canadienses fuera de la francoparlante Quebec, donde el movimiento cooperativo tiene fuertes raíces, es la falta de apoyo a la sucesión empresarial de las cooperativas, agregó.

Como consecuencia, su federación trabaja con la Asociación de Cooperativas Canadienses para impulsar legislación sobre financiamiento e impuestos, a fin de facilitarles las cosas a los trabajadores que estén dispuestos a asumir las riendas de los negocios de quienes se retiran.

Especialmente a los nuevos cooperativistas, cuyos emprendimientos son más pequeños, les resulta mucho más difícil acceder a financiamiento, dijo Balkan a IPS. En general, las cooperativas no participan en el mercado de valores, pero pueden sacar préstamos de uniones crediticias o bancos, señaló.

Triunfos cooperativos

El movimiento cooperativista canadiense también ha tenido victorias importantes, que el Ocupa puede poner de relieve si termina forjando conexiones estrechas con él.

Por ejemplo, las cooperativas juegan un rol vital en la sostenibilidad ambiental, porque uno de sus principios guía es el compromiso con la comunidad, dijo Balkan.

Mountain Equipment Co-op cimentó el camino al construir nuevos edificios respetando el ambiente e implementando políticas internas sobre reciclaje, mientras que la empresa de seguros de los cooperativistas unió esfuerzos con la Fundación David Suzuki para crear pasantías para jóvenes sobre sostenibilidad ambiental, explicó.

Otras cooperativas y empresas en general siguieron su ejemplo, agregó Balkan, adoptando políticas de responsabilidad social corporativa diseñadas para beneficiar a las comunidades en las que operan.

Además, las sólidas habilidades de administración financiera de las cooperativas les permiten capear los embates de la crisis financiera mundial, destacó Balkan. Las cooperativas tienden a ser prudentes, lo que en definitiva significa que crecen más lentamente, producen menos ganancias y asumen menos riesgos que las empresas con fines de lucro, explicó.

El dinero que ganan las cooperativas se invierte luego en la población, en las comunidades y los negocios locales, agregó.

Las cooperativas también pueden ayudar a aliviar la sensación de impotencia de las poblaciones en relación a su destino económico, lo que quedó al desnudo durante el débil clima financiero de los últimos años. Esto se debe a que son entidades democráticas y propiedad de sus miembros, por lo que se comprometen directamente con la gente.

La Federación apuesta a posicionar a las cooperativas de trabajadores como modelo para los jóvenes que quieren crear su propio empleo con otros y que "buscan más democracia en la economía", dijo Corcoran.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos