AGUA-SUDÁFRICA: Torrente de críticas al gobierno

El gobierno de Sudáfrica organizó una serie de actividades en el marco del Día Mundial del Agua, que se celebrará este sábado, mientras la población se preocupa por el deterioro de los servicios sanitarios y la provisión segura de ese recurso.

Hasta febrero de este año, el término "crisis nacional" no se aplicaba al sector del agua en Sudáfrica. Había problemas localizados, pero pocos pensaban que pudieran extenderse a todo el país.

Sin embargo, el principal partido de oposición, la Alianza Democrática (AD), y el ente regulador del sector nuclear difundieron con pocas semanas de diferencia dos informes respectivos criticando la capacidad del Departamento de Agua y Bosques para cumplir adecuadamente sus funciones.

El ente regulador advirtió al gobierno que el agua de desecho de las explotaciones mineras se está filtrando en las napas subterráneas. También señaló que vegetales y peces recolectados cerca de la ciudad de Johannesburgo estaban contaminados con uranio.

El estudio de AD señala que "una combinación de fuentes de agua contaminada con un inadecuado manejo de las represas, las cloacas y las plantas de tratamiento han llevado a una situación en la que nuestro suministro de agua se encuentra bajo una seria amenaza".
[related_articles]
El portavoz del partido para temas ambientales, Gareth Morgan, acusó a las autoridades de ignorar la crisis.

Según el informe de AD, no se presta atención a las consecuencias ambientales de la actividad industrial por disputas burocráticas dentro del gobierno. El comentario haría referencia a la pulseada entre el Departamento de Agua y el de Minerales y Energía sobre la regulación de la actividad minera.

Asimismo, destaca que el mal manejo de las represas del país disminuye la cantidad y calidad del agua disponible para el consumo. La ministra de Agua y Bosques, Lindiwe Hendricks, admitió que sólo 160 de las 294 represas cumplen con estándares modernos de seguridad.

Por último, el estudio critica el pobre mantenimiento de las redes cloacales municipales. La mayoría tienen entre 30 y 50 años.

Ambos estudios, junto con un artículo de investigación en el semanario Sunday Times, han tenido un gran impacto en la percepción del público sobre el suministro de agua, que se suma a una crisis energética.

La compañía eléctrica de Sudáfrica había advertido al gobierno sobre un problema de escasez de electricidad que ahora se hace sentir en todo el país, pero no fue escuchada. Muchos se preguntan si no se repetirá lo mismo en el caso del agua, con lo que se abriría la puerta para una catástrofe en los próximos meses.

La ministra Hendricks ha reiterado que no existe ninguna crisis. El 11 de marzo habló en el Parlamento para disipar los temores respecto de problemas con el agua y destacó que quienes la critican manejan datos incorrectos.

"La desinformación sólo creará un pánico innecesario y descontento. Estoy segura de que nadie quiere eso. Quienes hablan de 'crisis' deberían tener hechos e información que los respalden antes de emplear términos de esa gravedad", dijo.

También habló de proyectos que se realizarán en los próximos años, que incluyen la construcción de una nueva represa para atender las necesidades de la provincia de Gauteng, el corazón industrial de país. Estará concluida en 2019.

Hendricks reconoció que existen algunos problemas con el agua y explicó brevemente cómo planeaba solucionarlos. Pero al referirse al tema más grave, las deficiencias de las redes cloacales y plantas de tratamiento, afirmó que la responsabilidad por su manejo es de las autoridades municipales.

"El agua que bebemos es segura y se vuelve cada vez más segura. Nuestro planeamiento es idóneo y nuestras represas también son seguras", aseguró.

Luego de hablar ante los legisladores comenzó una gira para promover la semana del agua, que tiene como objetivo crear conciencia en el público sobre su importancia en la vida cotidiana y las razones por las que se deben proteger los ríos, lagos y represas.

Hendricks asistió a una "cumbre" del agua, donde dio un discurso ante 300 delegados sobre los planes oficiales para asegurar que exista disponibilidad de agua en el futuro.

En esa reunión lanzó una campaña llamada Masimbambane, o agua para el crecimiento, que se realizará en conjunto con la Unión Europea, para financiar proyectos en distintas zonas del país.

Ese mismo día, Hendricks se unió a un numeroso grupo de escolares en un centro de ciencias, para promover entre ellos la toma de conciencia sobre las cuestiones relacionadas con el agua. El gobierno también distribuirá "paquetes" de información sobre la semana del agua en las autopistas del país.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe