MINERÍA-GHANA: El que a contaminación mata…

La degradación del suelo causada por las compañías mineras en Ghana llevó a los agricultores a volcarse a la extracción ilegal, a la que ahora se responsabiliza de agravar la situación y perjudicar a las firmas.

La posición de Ghana entre los países productores de oro mejoró, al pasar del lugar 11 en 2005 al 10 en 2006. La producción de las nuevas compañías como Chirano Gold Mines y Newmont Ghana Bold compensó la decadencia de las minas ya establecidas, según el presidente de la Cámara de Minas de Ghana, Jurgen Eijgendaal.

La explotación de oro fue el rubro más golpeado por la actividad ilegal. Sus ingresos, que representaban la mayor proporción de los del sector minero, cayeron 5,79 por ciento en 2007 respecto del primer trimestre del año anterior.

El declive se debe a que la historia de éxitos de la minería tiene su contraparte negativa. En la central ciudad minera de Obuasi, los agricultores alegan que sus cosechas disminuyen a causa de la extracción de oro que se practica en la localidad desde hace más de un siglo.

"No tengo más árboles porque se dice que la minería trajo algo que los liquidó", se quejó Kwabene Edusei, quien cultiva naranjas desde hace años.

Los ambientalistas denuncian desde hace mucho tiempo que el cianuro utilizado para la extracción minera en la zona de Obuasi degradó el suelo.

Pero el director de la gubernamental Agencia de Protección Ambiental, Nana Ando, refutó el hecho y alegó que las compañías mineras comenzaron a aplicar prácticas que no dañan el ambiente.

La cantidad de empresas mineras que firmaron el código internacional de gestión de cianuro y el ISO 14001 es alentador, indicó Ando.

ISO 14001 es un código internacional de gestión ambiental. El de cianuro voluntario fue creado, entre otros, por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y apunta al uso seguro de ese compuesto en la producción minera de oro.

Pero esas intervenciones "llegaron demasiado tarde porque nuestras tierras ya fueron destruidas", se lamentó Edusei.

Las personas que vivían en comunidades mineras que protestaban por los efectos negativos de esa actividad sobre la agricultura se volcaron ahora a la extracción ilegal.

Casi mueren 37 trabajadores el 4 de este mes al quedar atrapados casi nueve horas bajo tierra en una mina de la compañía sudafricana Anglogold Ashanti en Obuasi. El accidente ocurrió porque mineros ilegales interceptaron cables eléctricos conectados a la mina.

El hecho coincidió con el anuncio del vicepresidente para África de Anglogold Ashanti, Robbie Lazare, de cerrar la mina si seguía dando pérdidas.

La producción de la mina de Obuasi estuvo 18,6 por ciento por debajo del objetivo para el año pasado y fue 9,6 por ciento inferior entre enero y septiembre de 2007, indicó Lazare.

La mina es la mayor fuente de empleo en el distrito. De no frenarse la actividad ilegal, se teme por la permanencia de la compañía con graves consecuencias para la población local.

La extracción ilegal se propagó de Obuasi a Twifu-Hemang, en el oeste del país. Un proyecto del gobierno para llevar agua a la municipalidad de Cape Coast, que asciende a 59 millones de dólares, está demorado por esa actividad.

El río Pra, principal fuente de agua para el proyecto, está contaminado con los químicos utilizados por mineros ilegales, indicó el gerente general de la Compañía de Agua de Ghana, Mac-Doe Hanyabui.

Se hace difícil para los ambientalistas seguir defendiendo a la población de las compañías mineras porque la actividad ilegal puede ser ahora la responsable de la degradación del ambiente, incluso más que las empresas. Éstas, después de todo, están reguladas.

La venta de oro, diamante, bauxita y manganeso generó 422,7 millones de dólares en el segundo trimestre de 2007, según la Cámara de Minas de Ghana.

Esa cifra es 6,82 por ciento inferior a la del primer trimestre de ese mismo año. Pero representa casi 30 por ciento de aumento respecto del segundo trimestre de 2006, según la Cámara.

Los ingresos por la venta de manganeso cayeron de forma considerable, 49 por ciento, entre el primer trimestre de 2006 y el de 2007.

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe