PALESTINA-ISRAEL: ONU acusada de parcialidad

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se mostró más inquieto por la difusión pública de un documento interno sobre el diálogo de paz entre Israel y Palestina que por su contenido, crítico hacia el papel de la comunidad internacional en las negociaciones.

El informe del ex subsecretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) Álvaro de Soto, coordinador especial del foro mundial para el proceso de paz de Medio Oriente, acusa a la propia institución de debilitar los esfuerzos hacia la creación de un estado palestino.

"La filtración del documento a la prensa fue algo desafortunado", declaró Ban a la prensa el miércoles. "Quiero dejar en claro que esa es la visión personal" de De Soto, agregó.

De Soto lleva una carrera de 25 años en la organización y se prepara para su retiro.

El editor de la revista especializada Middle East Report — que se publica en Washington—, Chris Toensig, cuestionó a Ban por eludir en sus respuestas las preguntas más políticamente comprometedoras que le formulan los periodistas.

"Bravo por De Soto, quien volcó en el documento sus opiniones sin ninguna clase de maquillaje", dijo Toensig a IPS.

"Es una vergüenza que el secretario general rechace los puntos de vista de este distinguido diplomático. Esto indica que él, como su predecesor Kofi Annan, sacrifica la independencia de la ONU para ganar la atención de Washington", agregó.

La codirectora de la oficina de Washington del Instituto de Estudios Palestinos Nadia Hijab también criticó a Ban y aplaudió la labor de De Soto.

"Su informe debería ser de lectura obligatoria para cualquiera que trabaje en la ONU o se proponga a hacerlo", dijo a IPS.

"Hace sonar la alarma sobre lo que ocurre cuando una organización y su secretario general son obligados a mantener obediencia hacia las políticas de las potencias mundiales en lugar de actuar con neutralidad entre las naciones y defender las leyes internacionales", agregó Hijab.

Un diplomático árabe le dijo a IPS que la ONU, históricamente, nunca ha sido considerada mediadora imparcial en Medio Oriente, principalmente por los prejuicios que genera la presión de Estados Unidos.

"A juzgar por los comentarios de Ban, él no es mejor que sus predecesores y continuará recorriendo la misma senda", agregó.

De Soto escribió, en su informe de 52 páginas, que "los pasos dados por la comunidad internacional con el supuesto objetivo de establecer una entidad palestina que viviría en paz con Israel han tenido el efecto contrario".

El documento destaca que la idea de crear un solo estado que englobe a Israel y Palestina gana terreno con rapidez.

"La combinación de la declinación institucional de la Autoridad Nacional Palestina y la expansión de los asentamientos israelíes fomenta la idea, entre palestinos e israelíes de origen árabe, así como en el caso de algunos judíos de extrema izquierda, de que los mejores días de la solución basada en dos estados han quedado atrás", escribió De Soto.

Según el documento confidencial, revelado por la prensa británica, tanto Ban como Annan brindaron cobertura política a Estados Unidos y la Unión Europea (UE) en sus esfuerzos para marginar al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) a pesar de sus triunfos electorales en los territorios ocupados.

Annan fue acusado de obstaculizar los esfuerzos de De Soto para mantener un contacto político regular con la dirigencia de Hamas. El ex secretario general de la ONU también fue criticado por asumir una posición favorable a los puntos de vista de Estados Unidos.

Una acusación similar fue lanzada por varias organizaciones no gubernamentales contra Ban, quien tendría una deuda de gratitud con Washington por el apoyo que recibió para convertirse en secretario general.

De Soto tiene poca o ninguna esperanza de que Estados Unidos, la UE, la ONU y Rusia (que integran el denominado "Cuarteto" que promueve la ruta hacia la paz en Medio Oriente acordada por la comunidad internacional) aporten una solución imparcial al conflicto.

Los críticos del Cuarteto apuntan que su función es proveer un "escudo" político a Estados Unidos y la UE para que lleven a la bancarrota al gobierno palestino.

"La imparcialidad ha sido reducida a la sumisión", dijo De Soto.

Al mismo tiempo, De Soto criticó a los líderes de Hamas por continuar propiciando la destrucción de Israel. También caracterizó al Cuarteto como una "distracción" y aconsejó a la ONU que se retire del grupo.

"No coincido con De Soto cuando dice que se trata de una suerte de distracción", fue la respuesta de Ban a las críticas.

Según Toensing, el editor del Middle East Report, "el incendiario informe de De Soto descorre el velo sobre los alcances de la deshonestidad del gobierno de George W. Bush en su intento de debilitar el proceso democrático en Palestina y enterrar las perspectivas de paz en la región".

El documento de De Soto demuestra con exactitud por qué los enfrentamientos entre facciones palestinas rivales están íntimamente relacionados con el conflicto entre Israel y Palestina, agregó.

Toensing señaló que Estados Unidos e Israel empujaron al presidente palestino Mahmoud Abbas y a otros dirigentes de Fatah, el partido moderado y secular cuyo líder histórico fue el fallecido Yasser Arafat, al enfrentamiento con Hamas.

"Lo más interesante, además de la revelación de De Soto sobre la satisfacción de funcionarios estadounidenses cuando comenzaron los choques entre Fatah y Hamas, es su convicción de Abbas siempre quiso captar a sus rivales islámicos antes que enfrentarse con ellos. Ahora, en gran medida gracias a la Casa Blanca, esa opción estratégica se perdió", agregó.

Hijab indicó que cuando el mundo mira con horror y asombro la sangrienta lucha por el poder entre palestinos, el oportuno informe de De Soto revela por qué se llegó a esta situación.

Indicó, en particular, la insistencia de Washington en aislar a Hamas después de su victoria en las elecciones parlamentarias de enero de 2006.

"Las sanciones internacionales contra un gobierno elegido libremente, lideradas por Estados Unidos, han devastado la economía y empujaron a la gran mayoría de los palestinos debajo de la línea de pobreza. Y cuando Fatah y Hamas trataron de acercarse en un gobierno de unidad las sanciones no fueron levantadas", agregó.

Según Hijab, Estados Unidos entregó armas y entrenó a miembros de Fatah para que combatieran a Hamas. "Y fue incapaz, o no tuvo la voluntad, de hacer que Israel asumiera sus obligaciones como potencia ocupante y las derivadas de los acuerdos que firmó", dijo.

"Este comprometedor informe de De Soto debería ser de lectura obligatoria para todos los que toman decisiones políticas en Estados Unidos, porque explica las razones por las que las iniciativas de Washington en Medio Oriente siempre se convierten en un boomerang", afirmó.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe