ESTADOS UNIDOS: Moon y los Bush, como en familia

Cuando el ex presidente George Bush brinde en mayo su discurso en honor al 25 aniversario del periódico ultraconservador The Washington Times, no será la primera vez que haya hablado en apoyo de una de las empresas del reverendo coreano Sun Myung Moon.

Esto es solamente un aspecto de la "cercana" relación de Moon con la familia de Bush, como la califica el escritor Kevin Phillips.

Mientras que el ex presidente Bush (1989-1993) y otros miembros de la familia se han beneficiado tanto financiera como políticamente de su relación con Moon, el jefe de la Iglesia de la Unificación tiene en mente una agenda más variada, que incluye un perdón del presidente George W. Bush.

En los años 80, Moon cumplió una sentencia de prisión durante 13 meses en Estados Unidos por evasión impositiva. No quiere ser considerado un delincuente convicto y espera un perdón antes que Bush hijo deje su cargo.

La relación entre la familia Bush y Moon data de cuando el padre del actual mandatario fue director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), entre enero de 1976 e igual mes de 1977, que coincidió con la llegada del empresario y líder religioso nacido en la hoy Corea del Norte.
[related_articles]
Su Iglesia de la Unificación "fue ampliamente reportada como un grupo de fachada para la Agencia Central de Inteligencia Sudcoreana (KCIA)", escribió Phillips en su libro "American Dynasty — Aristocracy, Fortune, and the Politics of Deceit in the House of Bush" (Dinastía estadounidense: Aristocracia, fortuna y política del engaño en el linaje Bush).

Durante una época en que las actividades de la KCIA estuvieron sujetas a investigación por parte del Congreso de Estados Unidos, en lo que se llamó "Koreagate", Phillips señaló que "dentro de los consejos de Washington, Bush fue una voz poderosa contra cualquier campaña innecesaria sobre las actividades estadounidenses de servicios de inteligencia aliados".

"Una de las primeras tareas de George Bush como director de la CIA fue manejar el escándalo 'Koreagate', en el que el gobierno de Corea del Sur y sus agentes de inteligencia habían espiado a Washington", dijo a IPS Fred Clarkson, autor de "Eternal Hostility: The Struggle Between Theocracy and Democracy" ("Hostilidad eterna: La lucha entre la teocracia y la democracia"), que incluye un capítulo sobre la organización de Moon.

"Algunos de esos agentes eran importantes miembros de la Iglesia de la Unificación de Moon. Algunos de ellos se las arreglaron para infiltrarse entre el personal del Congreso (de Estados Unidos), principalmente los demócratas", indicó.

En los años 80, The Washington Times, apoyó al presidente Ronald Reagan (1981-1989) y a George Bush, entonces vicepresidente de Estados Unidos, respecto del escándalo Irán-Contra, la triangulación de armas y drogas que involucró a la Casa Blanca, al país del Medio Oriente y a la insurgencia ultraderechista contra el gobierno izquierdista de entonces de Nicaragua.

Según Clarkson, "la organización de Moon fue parte de las líneas de suministro privadas a los contrarrevolucionarios nicaragüenses, así como The Washington Times tuvo especial acceso y proporcionó una cobertura consistentemente favorable al grupo armado ilegal y, además, estableció un fondo especial para su financiamiento privado".

En 1996, la relación se volvió decididamente financiera cuando el ex presidente viajó a América Latina a ayudar a Moon a lanzar el periódico Tiempos del Mundo en varios países.

En esa época, Bush padre calificó a The Washington Times, publicación estadounidense insignia de Moon, como "una voz independiente" y aseguró que "Tiempos del Mundo (sería) igual". Según informes publicados, Bush recibió por lo menos 100.000 dólares por su participación en esa campaña.

Últimamente, la Fundación Washington Times, también de Moon, canalizó un millón de dólares hacia la biblioteca presidencial de Bush padre a través de la Greater Houston Community Foundation, con sede en Houston, en el meridional estado de Texas.

Moon también contribuyó con el bienestar financiero de otros miembros de la familia Bush. En 2005, Neil Bush, otro hijo del ex presidente, acompañó a Moon en una gira, apareciendo a su lado en Filipinas y Taiwán.

A fines del año pasado, la publicación Business Week informó que Ignite! Inc, una empresa de programas informáticos educativos de Neil Bush, recibió un millón de dólares de "una fundación vinculada al controvertido reverendo Moon para un proyecto de investigación en escuelas del área de Washington".

Pero tal vez el aspecto más tangible de la cercana relación entre la familia Bush y el reverendo Moon es el férreo apoyo que The Washington Times dio al actual mandatario desde que anunció que se postulaba para emular a su padre.

En los últimos años, las páginas editoriales del periódico apoyaron consistentemente la "guerra contra el terrorismo" del presidente y la invasión a Iraq.

"El reverendo Moon es un monstruo en el laboratorio de la política conservadora; nadie quiere pensar en él, aunque para asegurar su apoyo continuo deben alimentar periódicamente su apetito de homenajes", dijo a IPS John Gorenfeld, periodista de investigación y desde hace tiempo cronista de las actividades de Moon.

"Una de las retribuciones de Moon a los acontecimientos patrocinados por el (Washington) Times es que le saquen una fotografía y codearse con personas políticamente poderosas y con buenos contactos", agregó.

"Además del obsequio de The Washington Times, Bush y su hijo presidente han aceptado grandes sumas de dinero de la iglesia de Moon", aseguró Gorenfeld, autor de un libro de inminente publicación sobre el reverendo Moon y la política estadounidense.

"En los años de (gobierno del ex presidente Bill) Clinton (1993-2001), George y Bárbara Bush hicieron con Moon una gira por Japón, así como por Argentina. Se cree que (el matrimonio) se hizo de un millón de dólares", indicó.

"Más recientemente, una empresa de Moon canalizó 250.000 dólares al fondo para la ceremonia de asunción de George W. Bush", añadió el periodista.

Las empresas de Moon se extienden mucho más allá de la Iglesia de la Unificación, afirmó Steve Hassan, experto en cultos y asesor en materia de salud mental autorizado que antes fue líder en la organización religiosa del reverendo coreano.

"Hay varios frentes empresariales y políticos; es un conglomerado internacional multimillonario presidido por un demagogo que alega ser el hombre más grande de la historia, que quiere abolir la democracia, poner fin o destruir a la Organización de las Naciones Unidas y establecer una teocracia en la que gobiernen sus herederos", aseguró Hassan a IPS.

Cuando Bush padre suba al podio el mes próximo, será sorprendente si la cercana relación entre la familia de Bush y Moon es escrutada por los medios dominantes, dado que fue básicamente ignorada o pasada por alto durante décadas, insistió Hassan.

"Me enfurece, como alguien que estuvo en la organización y a menudo oyó a Moon decir que quería destruir la democracia y dominar el mundo, que los medios dominantes no hayan comprendido bien esta historia. Mientras ellos hablaron sobre presión corporativa, se negaron a discutir la influencia política de los cultos", dijo.

Hassan también observó que la operación de Moon en Estados Unidos, que comenzó con el "reclutamiento callejero" de miembros —especialmente en ciudades universitarias— cambió a fastuosas cenas y ceremonias de premiación donde el líder religioso coreano puede codearse con poderosas figuras políticas y luego pedir su lealtad.

"Que George H. W. Bush hable en el aniversario de The Washington Times es, definitivamente, un golpe maestro", señaló Hassan.

Y "que tenga semejante alianza a largo plazo con el teocrático reverendo Moon, de quien se considera que odia la democracia constitucional estadounidense, es perturbador y sin dudas será visto como un aspecto definitorio de la carrera política de Bush, antes, durante y desde su presidencia", agregó Clarkson.

Que Bush padre hable en la ceremonia del periódico "no podría ser más apropiado, dado que los destinos entre ambos han estado estrechamente entrelazados durante décadas", concluyó.

* Bill Berkowitz es un conocido observador del movimiento conservador estadounidense. Publica periódicamente la columna "Conservative Watch" en la revista electrónica WorkingForChange.org.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Us