FORO SOCIAL MUNDIAL: Venezuela va por más politización

Participantes venezolanos del Foro Social Mundial (FSM) se afilian a la relación entre la política de izquierda y las luchas de los movimientos sociales en América Latina y el Caribe, aunque no creen que África vea una réplica de ese proceso.

Nairobi albergará desde el próximo sábado y hasta e 25 de este mes la séptima edición del FSM, centrada esta vez en la intensa agenda social que desafía al continente africano.

La anterior reunión mundial de la sociedad civil, que como siempre se realizó a comienzos del año, fue de carácter policéntrico, al repartirse entre Bamako, Caracas y Karachi, el mayor centro comercial paquistaní, e incluyó debates sobre la politización del Foro.

Edgardo Lander, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, que agrupa a unos 170 centros de investigación, señaló a IPS que "hay una relación obvia entre las agendas social y política". "El Foro impacta en la agenda regional, aunque esté concebido más para articular movimientos y grupos que para producir efectos inmediatos", explicó.

"Creo que el FSM en Caracas recibió un nuevo impulso emocional, especialmente por los líderes de los movimientos sociales, que encontraron motivos para tener esperanzas y ánimo para continuar con sus luchas y sus redes", comentó a IPS el forista Julio Fermín, del grupo Efip, que promueve el empleo y la formación entre jóvenes venezolanos.
[related_articles]
"Desde hace tiempo los latinoamericanos rompemos escenarios, y hemos pasado de la resistencia de los movimientos sociales a la ofensiva de los pueblos. A la vista están las victorias electorales de la izquierda", observó a IPS Jacobo Torres, de la organización sindical progubernamental Fuerza Bolivariana de Trabajadores.

"Eso ha marcado el debate", dijo Torres. Puso como ejemplo la elección del izquierdista Evo Morales, "un hijo de los movimientos sociales", como presidente de Bolivia.

"Evo ganó. ¿Lo vamos a dejar solo porque es gobierno? ¿O le arrimamos el hombro para que pueda tener éxito?", interrogó.

El FSM en Caracas vivió con intensidad el debate, porque la sede misma era un reconocimiento a las coincidencias entre sus expresiones y prédicas con las del presidente del país anfitrión, Hugo Chávez.

Por añadidura, en dos reuniones multitudinarias con foristas, Chávez urgió al compromiso político, criticó que el FSM pudiese derivar en un "festival anual para el turismo revolucionario" y cerró con la frase que un año después, reelegido para un nuevo sexenio presidencial, ha convertido en consigna de su gobierno: "Socialismo o muerte".

Caracas también vivió un capítulo del debate entre si el Foro debía ser un espacio para discusiones, exposiciones y encuentro, o si debía priorizarse como mecanismo para la conformación de plataformas y redes de acción.

"Ese debate sigue siendo agua del molino del FSM", dijo Torres, quien cree que este encuentro "es un espacio no sólo importante sino necesario". "Es el único escenario internacional que nos ha permitido en los últimos años crear agendas comunes, políticas y sociales, sobre temas como ambiente, desarrollo, pueblos indígenas o diversidad sexual", apuntó.

Para Lander, un ejemplo de esta influencia entre las agendas política y social comienza a verse en acontecimientos como los de diciembre en la central ciudad boliviana de Cochabamba, donde en paralelo a la Cumbre Sudamericana se reunió una reunión de la sociedad civil de los mismos países por la integración de los pueblos.

"Entre ambas conferencias, la de los gobiernos y la de las organizaciones sociales, se abrió un tercer espacio, intermedio, de encuentros entre activistas o portavoces de una y otra parte. Algo así era inimaginable hace 10 y aún hace cinco años", sostuvo Lander.

El estudioso, quien como Torres integra el Comité Hemisférico del FSM, descartó los símiles con otras regiones. "Es bastante difícil pensar algo así para África. Allí no se han extendido los gobiernos de izquierda como en América Latina. Ni siquiera el sudafricano podría considerarse así".

Para Torres, "de cualquier modo se verificará un hecho político importante, al evidenciarse el conjunto de problemas de África, principalmente delante de las delegaciones europeas, las que por razón de distancia y recursos son las que más fácilmente pueden presentarse en Nairobi".

Lander evocó las 14 áreas que constituyen "terrenos comunes" del FSM en África y América Latina y el Caribe, "comenzando por la de la memoria y resistencia, la presencia africana en América y su historia de colonialismo y esclavitud".

Otro tema compartido con agenda actualizada es el de las migraciones y la diáspora, padecidas por los africanos cuando cruzan el mar Mediterráneo hacia Europa y por los latinoamericanos y caribeños cuando van a Estados Unidos.

En comercio, "la experiencia de América Latina, que con impulso de sus movimientos sociales ha logrado detener el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas, impulsada por Washington) puede ser útil para África, que se apresta a negociar un tratado de libre comercio con la Unión Europea", estimó Lander.

"Hay otros temas sumamente atractivos, como el de las campesinas en América Latina y su relación con las mujeres de los campos de África. Los conducen organizaciones y redes globales que, por cierto, no empiezan con el FSM, como la Marcha Mundial de Mujeres", agregó Lander.

Pocos días antes de la cita en Nairobi, los activistas consultados no tenían claro quiénes asistirían desde Venezuela, aunque reunían consenso en que debían acudir representantes de grupos que han trabajado el tema de los afrodescendientes y su cultura en el país.

Coincidieron en que la intensa agenda política de Venezuela, enfrascada durante el segundo semestre de 2006 en la campaña electoral de la que emergió victorioso Chávez, colocó en segundo plano el FSM de Nairobi para grupos y activistas sociales.

Entre los asistentes, Rafael Uzcátegui, de la organización humanitaria Provea, dijo a IPS que presentará una visión del país desde la perspectiva de los derechos humanos. Según el último de sus informes anuales, Venezuela presenta progresos en programas de atención social y retroceso en el campo de la tolerancia del poder para con sus opositores.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe