FORO SOCIAL EUROPEO: Palestinos e israelíes cara a cara

El activista palestino Wissim-al-Haj no sabía bien qué esperar de lo que podría llamarse una cita a ciegas, en el inicio del Foro Social Europeo (FSM) en la capital griega.

Iba a ser la primera reunión con una israelí con la que de verdad pudiera hablar. Pero no tenía por qué preocuparse. Adi Dagam, de la Coalición de Mujeres para la Paz, ha dialogado con muchos palestinos en los últimos años, y estaba más dispuesta a escuchar a Wissim, del Centro de Estudios Políticos de Gaza, de lo que estaba él a hablar.

Wissim, quien trabaja en una amplia gama de asuntos sociales y políticos, admitió que antes no sabía distinguir entre el gobierno y el pueblo de Israel.

"Un palestino tiene contacto sólo con tanques y con israelíes vestidos de verde (uniforme militar). Para nosotros, el israelí es el tanque, el misil. Los israelíes que conocía antes me humillaron, atacaron a mi familia. Adi es la primera israelí con la que puedo hablar", dijo a IPS.

Wissim no es fundamentalista islámico. Se describe como comunista y su principal tema de conversación son los derechos de los palestinos.
[related_articles]
"No queremos más compromisos. La mayoría de los palestinos votaron contra los compromisos. Fueron compromisos entre una potencia colonial y aquellos que querían beneficiarse de ella. La última elección no fue un voto por Hamas (Movimiento de Resistencia Islámica), sino contra (el partido laico) Al Fatah", señaló.

El activista afirmó que, no por convicciones religiosas sino políticas, votaría "por la resistencia en vez de vivir con medidas contra los palestinos tomadas en Tel Aviv y en Gaza".

Wissim dijo no apoyar la guerra, pero advirtió que, "si no puede haber paz", no estará dispuesto a "darle legitimidad a la ocupación".

Sus opiniones parecen representativas de la mayoría de los palestinos, pero las de Adi no coinciden con la de la mayoría de los israelíes.

Como una activista de toda la vida contra la ocupación israelí, tiene una natural simpatía con el malestar de Wissim. La de ellos no fue una reunión entre enemigos.

La Coalición de Mujeres para la Paz es una alianza de seis grupos feministas israelíes.

"Trabajamos sobre muchos asuntos: contra la ocupación, por igualdad de las mujeres, por igualdad de los ciudadanos, incluyendo a los palestinos, y por la desmilitarización", explicó Adi.

No es lo que acostumbran hacer la mayoría de los israelíes. "No, las personas no piensan que estamos locos, pero sí que somos naíf. Y los de ultraderecha piensan que somos traidores", señaló.

Pero la oposición israelí a la ocupación no es una pequeña minoría, subrayó.

Muchas encuestas de opinión pública demuestran que la mitad de los israelíes se oponen a la continua ocupación de los territorios palestinos. "Ahora hay un cada vez mayor apoyo al fin de la ocupación. La mitad de las personas son partidarias del repliegue, pero no saben cómo podría hacerse", indicó Adi.

Muchos israelíes están cansados de la situación, "y también están confundidos, porque por un lado ven a Hamas (Movimiento de Resistencia Islámica), ven a los atacantes suicidas".

Medio Oriente "se quedó sin iniciativas políticas creativas para cambiar la situación". Mientras, hay "una creciente ideología que propugna la separación completa de Israel de sus vecinos árabes, lo que crearía una suerte de ghetto judío en la región. Esto podría ser peligroso", alertó la activista.

Adi subrayó que no hace campaña ni a favor de Palestina ni a favor de Israel, sino para que se haga justicia y se alcance paz.

"Tengo que pensar en mi futuro y el de mis hijos en Israel. No quiero vivir en un círculo de violencia y odio. No es algo normal, no es lo que quiero", señaló.

Adi no ve la victoria de Hamas como un retroceso en las esperanzas de paz. Al ex presidente palestino Yasser Arafat "solían llamarlo terrorista. Ahora dicen lo mismo de Hamas", afirmó.

Wissim y Adi tienen un objetivo común en el FSM, que comenzó el jueves en Atenas y terminará este domingo.

"Se necesita presión internacional, y ella no vendrá de Estados Unidos, sino sólo de Europa. Quizás otros países como India podrían presionar también a Israel. La situación actual es insoportable ", sostuvo Adi.

En el FSM, la activista israelí iniciará una campaña para pedir a los gobiernos europeos que sancionen a Israel por la ocupación de los territorios palestinos y para que los donantes de Occidente retomen su ayuda humanitaria a Palestina, suspendida tras el triunfo de Hamas en las últimas elecciones.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe