SIDA-CARIBE: Cuba ofrece amplio plan de combate

Un programa propuesto por Cuba a la Comunidad del Caribe (Caricom) para combatir el VIH/sida podría resultar decisivo para esa región, donde la prevalencia de infectados es la segunda más alta del mundo después de Africa subsahariana.

El plan incluye desde colaboración médica y apoyo en la capacitación del personal especializado en la atención de pacientes con VIH (virus de inmunodeficiencia humana), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia humana), hasta la venta a precios ventajosos de medicamentos antirretrovirales genéricos de la industria farmacéutica cubana.

Los antirretrovirales tienen eficacia probada para frenar el desarrollo del sida.

La iniciativa fue un importante resultado de la reunión realizada el jueves en La Habana por cancilleres y representantes de alto nivel gubernamental de Cuba y los Estados miembros de la Caricom, que avanzaron también en temas de cooperación económica y comercial.

Esa cita dio continuidad a la Cumbre Cuba-Caricom, realizada en La Habana en diciembre de 2002, que fue convocada por el presidente cubano Fidel Castro para festejar 30 años de relaciones con Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago, miembros de ese bloque.

En la actualidad, el gobierno de Castro mantiene vínculos con todos los integrantes de la Caricom, que además de los mencionados son Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Haití, Montserrat, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y Granadinas, Santa Lucía, y Surinam.

Según datos del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), la incidencia de infectados por el VIH en el Caribe es 2,3 por ciento, la más alta en adultos fuera de Africa subsahariana, donde viven cerca de 70 por ciento de los 38 millones de personas afectadas por ese virus.

De acuerdo con diversas fuentes, el VIH/sida es la causa principal de muerte en hombres menores de 45 años en el Caribe, y más de 250.000 niños han quedado huérfanos por la epidemia.

En febrero de 2001, la Caricom adoptó una ”iniciativa para el Caribe en la lucha contra el VIH/sida”, que las autoridades cubanas están dispuestas a apoyar con sus conocimientos y experiencias en la lucha contra ese flagelo.

La estrategia aplicada por Cuba le permite figurar entre los 10 países del mundo con una tasa por debajo del 0,1 por ciento de prevalencia del sida, de acuerdo con datos brindados por el canciller Felipe Pérez Roque, anfitrión de la cita caribeña.

En su opinión, la Caricom también tiene una estrategia muy clara, con programas en cada país en los que podrían colaborar especialistas cubanos.

La propuesta cubana será evaluada probablemente en octubre, cuando se realice en Trinidad y Tobago una reunión de ministros de salud y especialistas de Cuba y de la Caricom.

En esa cita se tomarían las decisiones necesarias para la puesta en práctica del programa, que incluye asesoría, material docente y profesionales para la formación de personal de enfermería especializado en la atención de pacientes con sida.

La idea es crear una escuela de enfermería en cada uno de los países miembros de la Caricom, que con cursos de dos y medio a tres años podrían graduar unos cien jóvenes por año.

El paquete abarca la oferta a ”precios más atractivos y módicos que los que ofrecen hoy las transnacionales” de los fármacos antirretrovirales genéricos producidos por la industria médico farmacéutica cubana.

Los medicamentos genéricos, identificados por el nombre de su principio activo, son más baratos que sus equivalentes con marca registrada, y las transnacionales farmacéuticas suelen alegar que su producción es un acto de piratería.

Esta iniciativa ayudaría a rebajar los costos de los medicamentos que ayudan a mejorar la calidad de vida personas que viven con el VIH. Se calcula que en 2000, el costo de la terapia antirretroviral durante un año con medicamentos de marca registrada era de 10.000 a 12.000 dólares.

Según expertos, la fabricación de fármacos genéricos llevó el precio anual del tratamiento a 300 dólares primero, y a la mitad de esa suma en los comienzos de este año.

En Barbados se registró un descenso de 43 por ciento en el número de defunciones causadas por el sida luego de que los medicamentos antirretrovirales estuvieron disponibles para todos desde enero de 2002.

Cuba reiteró en la reunión del jueves el ofrecimiento hecho por Castro hace un año y medio de contribuir gratuitamente con una parte no menor a 30 por ciento del valor de los equipos y kits para diagnóstico producidos en el país para el montaje de laboratorios de SUMA (Sistema Ultramicroanalítico) que facilitan la detección en escala masiva de infecciones por VIH.

En la cita de La Habana se acordó además trabajar para poner en vigor antes de octubre el acuerdo de cooperación entre Cuba y la Caricom firmado en 2002 en San Vicente y Granadinas, aunque pendiente de ratificación por tres países del bloque caribeño.

Ese convenio prevé un mecanismo de disminución arancelaria para más de 1.200 productos de Cuba y las naciones de la Caricom.

”Cuba acordó con Caricom que a los países del Caribe Oriental, que tiene un tratamiento especial, Cuba les dará acceso libre a su mercado sin reclamar reciprocidad”, anunció Pérez Roque.

El canciller dijo que la segunda cumbre de Jefes de Estado Cuba-Caricom se realizará en 2005 en Barbados.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos