DESARROLLO: Hora del comercio Sur-Sur

El auge comercial de los países en desarrollo apenas empezó y sus potencialidades de intercambio recíproco son ”enormes”, destacaron este miércoles representantes gubernamentales y empresariales en el Foro sobre Regionalismo y Cooperación Sur-Sur.

El caso ejemplar de este nuevo filón, discutido en el encuentro, fue el acercamiento entre India, con más de 1.000 millones de habitantes, y el Mercosur (Mercado Común del Sur), que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con una población conjunta de casi 225 millones.

El comercio entre el bloque sudamericano y los indios puede multiplicarse por 16 si se aprovechan todas las posibilidades ya existentes, según el secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), el brasileño Rubens Ricupero.

Por ahora ese flujo bilateral se limita a 1.800 millones de dólares, según datos del Mercosur para 2002, o a 1.300 millones de acuerdo con las estadísticas indias.

En cualquier caso ”es muy poco”, pues la participación de cada parte en las importaciones totales de la otra no sobrepasa 1,2 por ciento, observó Jayant Dasgupta, secretario adjunto del Ministerio de Comercio indio.

El escaso conocimiento mutuo, la diferencia de lenguas, la distancia que encarece el transporte, las reglas aduaneras y la ausencia de facilidades financieras traban el intercambio. Superar esas barreras es el desafío para que tenga éxito el acuerdo de preferencias arancelarias firmado en enero por el Mercosur e India, acotó.

Actualmente las dos partes analizan los productos cuyo intercambio será estimulado por una reducción de aranceles. De la lista inicial de 2.000 rubros presentados por el Mercosur y los 1.700 de India, se espera elegir entre 700 y 800 para incluir en el acuerdo, dijo Dasgupta.

Según un informe de la Unctad, las exportaciones del Mercosur pueden alcanzar 13.600 millones de dólares y las de India 12.700 millones, en proyecciones basadas en el flujo de 2000 a 2002 y la demanda en ambos lados.

Una numerosa delegación india participó en las actividades de la Semana de Comercio Exterior de Río de Janeiro, preparatoria de la Unctad XI, que tendrá lugar en la meridional ciudad brasileña de Sao Paulo del 13 al 18 de junio.

El objetivo es ”ampliar el conocimiento mutuo” y establecer condiciones para incrementar el comercio, como facilidades de crédito por parte de los bancos que financian exportaciones, explicó Yogendra Modi, presidente de la Federación de Cámaras Indias de Comercio e Industria.

Modi destacó que, además de intercambio, su país busca en un segundo momento atraer inversiones del Mercosur, especialmente de Brasil, que posee grandes empresas.

Ricupero declaró su ”entusiasmo personal” con la expansión del comercio, no solo entre Mercosur e India, sino de los países en desarrollo en general, que hoy ya superan ”por primera vez” a los industrializados en exportaciones de bienes y servicios a Estados Unidos.

Pero es el comercio Sur-Sur el que aumenta más rápidamente, aunque representa solo 10 por ciento del total del intercambio mundial. Esa es una tendencia que debe mantenerse, por el crecimiento económico previsto, de seis por ciento al año por mucho tiempo, en los 41 países en desarrollo de Asia, destacó Ricupero.

No se trata de ”sustituir el comercio con los países industrializados”, sino de aumentar un flujo ”adicional, complementario”, sostuvo.

Actualmente los países del Sur tienen una participación de 32 por ciento en el comercio internacional y de 49 por ciento en las importaciones japonesas, la segunda economía mundial. Además, 70 por ciento de las exportaciones del Sur son de bienes manufacturados, destacó.

Pero las relaciones comerciales con algunos de los grandes países en desarrollo, como China e India, están expandiéndose con un perfil que no agrada a la industria brasileña.

Hay que corregir una tendencia que hace del Mercosur un proveedor de productos básicos o semi-manufacturados, mientras el bloque importa principalmente bienes industrializados de India, matizó José Augusto Fernandes, director ejecutivo de la Confederación Nacional de las Industrias de Brasil.

Mientras las ventas brasileñas a Estados Unidos comprenden 68 por ciento de manufacturas, estos productos de mayor valor agregado representan solo 27 por ciento de lo vendido a India, dijo Fernandes a IPS.

Una proporción de 59,7 por ciento de las exportaciones brasileñas al mercado indio es de bienes semi-manufacturados. En cambio, 63,7 por ciento de las ventas indias a Brasil son manufacturas y los productos primarios se limitan a cinco por ciento, explicó.

El petróleo brasileño sin refinar y el aceite de soja argentino son los grandes rubros de las ventas del Mercosur al mercado indio.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos