Covid y ecología dominan el financiamiento multilateral en Asia

Escena de una calle en Katmandú, la capital de Nepal. El sur de Asia fue la subregión que recibió más recursos del Banco Asiático de Desarrollo el último año, dentro de una política de encarar la crisis detonada por la covid-19 y favorecer una recuperación ambientalmente sostenible. Foto: BM

MANILA – Más de seis de cada 10 dólares de financiamiento que comprometió en 2021 el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) se dirigieron a ayudar a que la región de Asia y el Pacífico enfrentase los efectos de la pandemia covid-19, y a promover una recuperación ecológica de la crisis.

El BAD “cree firmemente que abordar los impactos de la pandemia y apoyar el desarrollo a largo plazo no son mutuamente excluyentes”, dijo el presidente del banco, Masatsugu Asakawa, al presentar los resultados financieros y operativos correspondientes a 2021 en esa institución multilateral.

Las erogaciones aprobadas por el BAD totalizaron 35 690 millones de dólares el año pasado, y de ellos 22 390 millones consistieron en préstamos, garantías, inversiones de capital, subvenciones y asistencia técnica brindada a gobiernos y al sector privado como respuesta a la crisis detonada por la pandemia.

El BAD además movilizó 12 900 millones de dólares en cofinanciamiento.

“Nuestra respuesta sostenida a la covid-19 ha sentado las bases para una recuperación inclusiva, resiliente y ecológica, asegurando el progreso hacia los objetivos de nuestra Estrategia 2030”, se ufanó Asakawa.

Como respuesta dirigida a la pandemia, se destinaron 13 500 millones de dólares, 60 % de los recursos enmarcados en atender la crisis de la covid, “aunque muchos de estos compromisos, como el fortalecimiento del sector de la salud, también ayudarán a la región mucho después de que termine la pandemia”, indicó el informe.

También el apoyo de respuesta a la pandemia del banco incluyó 4900 millones de dólares en financiamiento de desembolso rápido para que los gobiernos apoyen las reformas estructurales y aborden la sostenibilidad de la deuda.

El financiamiento incluyó 4600 millones de dólares en préstamos basados en políticas y 250 millones a través de una específica “Opción de respuesta ante la pandemia covid-19”.

“La batalla contra el cambio climático se ganará o se perderá en Asia y el Pacífico”: Masatsugu Asakawa.

El BAD comprometió 4100 millones de dólares para adquisición y entrega de vacunas seguras y efectivas por sus Estados miembros que son países en desarrollo, y dirigió 3300 millones de dólares al sector privado para mantener empresas abiertas, flujo comercial y hacer que los productos y servicios médicos estuviesen disponibles.

Junto con encarar la crisis de la covid, el banco se precia de abordar los desafíos de desarrollo a más largo plazo, como el cambio climático.

“La batalla contra el cambio climático se ganará o se perderá en Asia y el Pacífico”, dijo Asakawa, y “para tener éxito, nuestra región necesita acelerar la transición hacia un futuro bajo en carbono”, pues las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero propician el calentamiento global del planeta.

Por temas, el mayor volumen de recursos el último año ha ido a operaciones financieras, 10 590 millones de dólares, y de ellos 9370 millones a iniciativas de respuestas a la pandemia. Le siguen las erogaciones propiamente para salud, 7440 millones de dólares, de los que 6930 millones fueron para enfrentar la covid.

Otras áreas a las que se destinaron importantes volúmenes de recursos fueron la gerencia de la gestión pública, con 4810 millones de dólares, y el sector transporte, con 5240 millones de dólares.

Las subregiones que recibieron más recursos fueron Asia del sur (Afganistán, Bangladesh, Bután, India, Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka), 13 640 millones de dólares, y el sureste: Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia, Timor Oriental y Vietnam, 9000 millones.

El banco sostiene que todos sus compromisos incluyen elementos que beneficiarán específicamente a mujeres y niñas, y el año pasado emitió bonos educativos y “bonos azules” para la salud de los océanos por primera vez.

El BAD, constituido por 68 Estados, de los cuales 49 son de la región y en su mayoría considerados países en desarrollo –se exceptúan los industrializados Australia, Japón y Nueva Zelanda-  se ha fijado como meta llegar a 100 000 millones de dólares en financiamiento climático acumulativo para 2030.

A-E/HM

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos