Los periodistas bielorrusos reportean desde el exilio

Foto: Yousef Alfuhigi / Unsplash

VILNA – El periodismo independiente está bajo creciente ataque en Bielorrusia, que se ha convertido en un foco regional de represión a los medios de comunicación. En los últimos meses, hasta seis medios han cerrado sus puertas para garantizar la seguridad de su staff, y algunos periodistas han huido del país.

Entre quienes se han marchado hay reporteros del mayor medio de comunicación del país, TUT.BY. El sitio cerró en mayo de 2021, después de que funcionarios del gobierno allanaran las oficinas de la redacción y las casas de algunos empleados. Quince fueron arrestados por cargos penales, y actualmente se encuentran en prisión.

El sitio TUT.BY fue bloqueado, y el gobierno declaró que su trabajo, de más de 20 años, es «extremista». Bajo pena de sanciones administrativas y penales, sus reportajes ya no pueden difundirse ni reimprimirse en Bielorrusia, los logotipos de la publicación no pueden utilizarse y el nombre de TUT.BY no puede mencionarse.

Tras el bloqueo del sitio, los periodistas de la redacción comenzaron a publicar en Telegram. A principios de julio, algunos de ellos lanzaron un nuevo proyecto llamado Zerkalo.io. El equipo, que está registrado en Ucrania pero que sigue informando para un público bielorruso, se considera el sucesor de TUT.BY.

«Considero que nuestro caso [de deslocalización] es digno de mención, pero no es en absoluto positivo», dice Alexandra Pushkina, directora de relaciones públicas de Zerkalo. Contó que unos 30 miembros del equipo de 260 personas de TUT.BY trabajan ahora para Zerkalo, y que están repartidos por cinco países.

Los periodistas que abandonaron el país están a salvo, un hecho especialmente significativo a la vista de que el gobierno bielorruso presentó una segunda causa penal contra los empleados de TUT.BY a principios de octubre.

«Me siento culpable por cada día que mis colegas pasan en la cárcel. Estaría encantada de cambiar de lugar con ellos», dice Pushkina, «pero dirijo el mayor medio de comunicación del país, y soy responsable de mantenerlo vivo». Añadió que el objetivo actual de la redacción es «dejar claro que el gobierno no puede simplemente apretar un interruptor y detener el flujo de información».

Zerkalo se puso en marcha dos meses después de las redadas gubernamentales de TUT.BY. Al decidir fundar el nuevo sitio, el equipo de Zerkalo habló con los propietarios de TUT.BY, registró el nuevo medio en otro país (Ucrania), compró el nombre de dominio y diseñó y lanzó el nuevo sitio, explica Pushkina.

A los periodistas que se encuentren en una situación similar, les recomendó hacer los preparativos para el traslado con antelación: comprar un nombre de dominio, hacer una copia de seguridad del contenido existente y salvaguardarlo en otro país.

Menos de una hora después del lanzamiento de Zerkalo, las autoridades bielorrusas bloquearon el acceso. Un mes después, el tribunal dictaminó que el contenido del sitio es extremista.

«Hoy, nuestra cifra media diaria es de 200 000 páginas vistas. Según los datos de Google Analytics de septiembre, el sitio tiene 2,9 millones de visitantes mensuales», dijo Pushkina, señalando que las cifras van en aumento.

«Hoy volvemos a ser el mayor medio de comunicación que cubre política. Estamos por delante incluso de los medios estatales», dice Pushkina. Sin embargo, el número de lectores es mucho menor que el de TUT.BY antes de su cierre. En abril de 2021, por ejemplo, 18,2 millones de visitantes únicos visitaron TUT.BY.

La relocalización supuso ventajas decisivas para Zerkalo. «El personal de la redacción está más seguro, y nadie ha sido detenido desde que se puso en marcha el nuevo sitio», cuenta Pushkina.

Zerkalo sigue priorizando la seguridad. La redacción no tiene una oficina física que pueda ser intervenida, o en la que su staff pueda ser detenido. Los nombres de los reporteros se mantienen fuera de los registros, y sus artículos no tienen titulares. Para proteger la información, los empleados se comunican a través de aplicaciones de mensajería seguras.

El medio no tiene periodistas que trabajen físicamente en Bielorrusia; la redacción recibe información sobre los acontecimientos en el país a través de sus lectores. «Nuestro personal se enfrenta a 12 años de prisión. Recibimos cartas de periodistas que dicen estar dispuestos a trabajar con nosotros. Pero yo no estoy dispuesta a ser responsable de nadie más que pueda acabar en la cárcel», dice Pushkina.

Los periodistas de Zerkalo mantienen su integridad editorial, a pesar de los desafíos a los que se enfrentan, observa. «Cuando tus colegas son encarcelados, cuando mucha gente se ve obligada a abandonar su patria, quieres defenderte. Pero decidimos mantener la política editorial anterior porque no queremos apartarnos de los altos estándares periodísticos que siempre tuvimos».

Mirando hacia atrás, Pushkina cree que los editores de TUT.BY cometieron un error crítico, que lamenta personalmente: no previeron el terrible giro de los acontecimientos dentro de Bielorrusia. «Aconsejaría a todos los medios de comunicación que se encuentren en una situación similar en otros países que traten de responder a la pregunta: ¿hasta dónde puede llegar la represión?», sentencia.

Los periodistas y las redacciones de otros países que lidian con intentos de silenciar su información podrían considerar igualmente la posibilidad de trasladarse. Estos son los consejos a tener en cuenta en caso de que surja la necesidad:

  • Asegúrate de que los empleados entiendan en lo que se están involucrando, incluida la situación financiera. Durante los primeros meses, los empleados de Zerkalo trabajaron sin remuneración porque las cuentas bancarias de TUT.BY estaban congeladas. Era imposible llevar a cabo proyectos comerciales porque el contenido del sitio también había sido identificado como extremista. Tampoco era seguro que los empleados reubicados regresaran a su país de origen.
  • Repensar el modelo de negocio. La redacción de Zerkalo buscó nuevas formas de mantenerse dadas las circunstancias. Esto incluyó solicitar donaciones y ayudas a fundaciones que apoyan a los medios de comunicación libres.
  • Recuerda que, además del staff editorial, la redacción debe contar con personas familiarizadas con el aspecto comercial de la iniciativa, familiarizadas con cuestiones legales y con experiencia en la gestión de proyectos. También es importante identificar quién será el principal responsable de la toma de decisiones.
  • Define tu política editorial y tu estrategia de comunicación antes del lanzamiento.

Este artículo se publicó originalmente en IJNET, la red internacional de periodistas.

RV: EG

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos