La ONU pide alternativas tras la muerte de 55 migrantes en México

Imagen de archivo de un migrante centroamericano "a caballo" entre vagones de un camión de carga en su recorrido por el sur de México, rumbo a la frontera con Estados Unidos. La migración sin alternativas legales a menudo desemboca en tragedias como la que acaba de producirse en Chiapas. Foto: Rafael Rodríguez/OIM

MÉXICO – Tras la muerte de al menos 55 migrantes en un accidente de camión en México, que dejó también más de 100 heridos, las agencias de las Naciones Unidas para los refugiados y las migraciones pidieron alternativas migratorias legales para evitar que continúen tragedias como esa acaecida el jueves 9.

“Se requieren alternativas migratorias y vías legales para evitar tragedias como ésta”, demandó desde su cuenta de Twitter la oficina de Acnur (Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) en esta capital.

Más de 160 personas, en su mayoría migrantes procedentes de Guatemala y otros países de América Central, viajaban escondidas y apiñadas en el remolque de un camión –presumiblemente al servicio de traficantes de personas- que volcó en un tramo carretero del sureño estado de Chiapas.

El conductor, quien se dio a la fuga, perdió el control del vehículo a la altura de la ciudad de Chiapa de Corzo, a unos 10 kilómetros de la capital chiapaneca, Tuxtla Gutiérrez, presumiblemente por exceso de velocidad en un tramo curvo de la vía.

Las autoridades dijeron que el camión iba rumbo a Puebla, a unos 130 kilómetros de la capital, para luego dirigirse al puerto de Veracruz, en la costa del Golfo de México y en camino hacia la frontera con Estados Unidos.

Es una de las rutas que habitualmente utilizan los traficantes para transportar migrantes y esquivar los retenes militares establecidos en el sur del país. Centenares de migrantes han sido interceptados, cuando viajaban irregularmente a bordo de camiones, por las autoridades en varios estados de México.

Más de 200 000 migrantes han sido detenidos en lo que va de año, según el Instituto Nacional de Migración, y más de 100 000 han solicitado asilo en este país.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador lamentó el hecho como “muy doloroso”, y este viernes 10 insistió en que “desgracias como esta tienen que servir para resolver la migración desde el origen”.

En Estados Unidos “hay intención, pero hay lentitud. Allá tienen que enfrentar a un elefante reumático que no camina, no actúan de manera ejecutiva, y esto amerita una atención urgente”, comentó López Obrador.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en lo que va de año se han registrado 1060 muertes en las rutas migratorias en la región, entre ellas las de 48 niños, aunque el número real es mucho mayor, porque muchos cadáveres nunca se encuentran.

Al menos 650 personas han muerto al intentar cruzar la frontera entre México y Estados Unidos este año, la mayor cifra anual desde que la OIM comenzó a documentar las muertes en 2014.

En el Tapón del Darién, entre Colombia y Panamá, se han documentado 42 muertes, aunque la OIM sostiene que probablemente hay “un enorme subregistro”.

Además, al menos 41 cubanos han perdido la vida intentando llegar a Estados Unidos por mar y 17 venezolanos, rumbo a las naciones caribeñas cercanas, como Trinidad y Tobago. La probabilidad de que las embarcaciones desaparezcan sin dejar rastro significa que el número real de vidas perdidas es mucho mayor.

Las muertes en las rutas que atraviesan México también son difíciles de documentar pero, no obstante, la OIM contabiliza más de 750 vidas perdidas desde 2014, excluyendo las que se producen cerca de la frontera norte con Estados Unidos.

Por ello, la OIM ha pedido, de nuevo, que termine el programa conocido como “Quédate en México”, que obliga a los solicitantes de asilo a permanecer en territorio mexicano mientras se resuelven sus casos en cortes estadounidenses.

El Gobierno del presidente Joe Biden ha reactivado esta política, creada en 2019 por la anterior administración estadounidense, y suspendida previamente, después de que un juez así lo ordenase.

La OIM ha criticado repetida y públicamente el programa, que considera “inhumano y contrario al derecho internacional”, así como las organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos en la región.

A-E/HM

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos