Área de libre comercio de África necesita ser inclusiva

Grúas en el puerto de Tema, en Ghana. El libre comercio intraafricano tiene potencial para contribuir a la recuperación económica postpandemia y ayudar a reducir la pobreza y las desigualdades, pero a condición de que se adopten medidas que favorezcan la inclusión de sectores favorables, según la Unctad. Foto: BM

GINEBRA – La naciente Área de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA en inglés) puede reducir tanto la contracción económica inducida por la covid-19 como la pobreza, si se la complementa con medidas más inclusivas hacia los sectores vulnerables, indicó un informe divulgado este miércoles 8 por la Unctad.

El AfCFTA “tiene un inmenso potencial para estimular el crecimiento económico y transformar las perspectivas de desarrollo del continente”, afirmó Rebeca Grynspan, secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), basada en esta ciudad suiza.

Ese desarrollo requiere “medidas adicionales para realizar y distribuir equitativamente sus muchos beneficios potenciales, ya que estos logros no se obtendrán automáticamente”, advirtió Grynspan.

El Economic Development in Africa Report 2021 (Informe sobre el desarrollo económico en África 2021) registra que el crecimiento económico del continente  ha reducido la pobreza, pero ha aumentado la desigualdad en 18 países y no ha sido inclusivo en ninguna de las dimensiones en 14 naciones.

La brecha de ingresos entre ricos y pobres se ha ampliado. Aproximadamente 34 % de los hogares africanos viven por debajo de la línea de pobreza internacional (1,9 dólares por día), y alrededor de 40 % de la riqueza total es propiedad del 0,0001 % de la población del continente.

La pandemia ha exacerbado las desigualdades y vulnerabilidades de los grupos marginados, lo que ha provocado que 37 millones de personas más en el África subsahariana vivan en la pobreza extrema.

El comercio intraafricano es actualmente bajo, representa 14,4 % de las exportaciones africanas totales. Está compuesto por 61 % de productos procesados y semielaborados, lo que sugiere mayores beneficios potenciales de un mayor comercio regional para un crecimiento transformador e inclusivo.

“El AfCFTA tiene un inmenso potencial para estimular el crecimiento económico y transformar las perspectivas de desarrollo del continente si se toman medidas adicionales para realizar y distribuir equitativamente sus muchos beneficios potenciales, ya que estos logros no se obtendrán automáticamente”: Rebeca Grynspan.

El comercio transfronterizo informal puede representar hasta 90 % de los flujos comerciales oficiales en algunos países y contribuir hasta con 40 % del comercio total dentro de las comunidades económicas subregionales.

También funciona como empleador de último recurso para muchos grupos vulnerables, por lo que es una fuente importante de ingresos para el segmento más pobre de la población y los grupos marginados como las mujeres y los jóvenes

Por otra parte, un mayor comercio internacional también puede generar efectos de difusión de conocimientos interregionales, lo que podría aumentar la eficiencia, difundir la tecnología y redistribuir la riqueza africana de libre comercio.

Pero el informe advierte que es poco probable que las políticas comerciales por sí solas respalden el crecimiento económico inclusivo en el continente.

Otras medidas necesarias son la cooperación en la promoción de políticas de inversión y competencia, la aceleración del financiamiento de la infraestructura que facilite los vínculos entre las zonas rurales y urbanas, y la igualdad de acceso a las oportunidades socioeconómicas y los recursos productivos.

El reporte encontró que el potencial de exportación sin explotar actual del continente asciende a 21 900 millones de dólares, equivalente a 43 % de las exportaciones intraafricanas, y se pueden agregar otros 9200 millones a través de la liberalización arancelaria parcial en el marco del AfCFTA durante los próximos cinco años.

El AfCFTA, en virtud del cual el libre comercio comenzó oficialmente en enero de 2021, es uno de los proyectos emblemáticos de la Agenda 2063 de la Unión Africana, con metas sobre crecimiento sostenible e inclusivo, se recordó.

Según el informe, el crecimiento ha sido inclusivo en solo 17 de los 49 países para los que se dispone de suficientes datos de hogares entre 2000 y 2020.

“La pobreza y la desigualdad no son inevitables. Son producto de decisiones políticas y políticas públicas. Este informe ayudará a los gobiernos africanos y socios de desarrollo a aprovechar mejor el AfCFTA para abordar tanto la pobreza como la desigualdad”, consideró finalmente Grynspan.

A-E/HM

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos