Retrocede la vacunación infantil a causa de la covid

Una niña recibe una vacuna en Venezuela, uno de los países de América Latina y Asia donde las campañas de inmunización infantil contra enfermedades prevenibles han disminuido en el marco de la pandemia covid-19. Foto: OPS
Una niña recibe una vacuna en Venezuela, uno de los países de América Latina y Asia donde las campañas de inmunización infantil contra enfermedades prevenibles han disminuido en el marco de la pandemia covid-19. Foto: OPS

NACIONES UNIDAS – La pandemia covid-19 provocó un retroceso en la vacunación infantil y 23 millones de niños no recibieron las vacunas básicas habitualmente administradas, destacó un reporte conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef.

La covid “no ha hecho más que agravar una situación de por sí crítica”, pues “ya antes de la pandemia había indicios preocupantes de que estábamos empezando a perder terreno en la lucha por la inmunización de los niños”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los datos recogidos por la OMS y Unicef muestran que la mayoría de países registraron descensos el año pasado en las tasas de vacunación infantil, y la cifra de 23 millones de niños sin las vacunas habituales es superior, en 3,7 millones, a los que resultaron sin esas inmunizaciones en 2019.

“Mientras los países claman por conseguir las vacunas contra la covid-19, hemos retrocedido en otras vacunaciones, dejando a los niños expuestos al riesgo de contraer enfermedades devastadoras pero prevenibles, como el sarampión, la poliomielitis o la meningitis”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El reporte consideró preocupante que la mayoría de esos niños, hasta 17 millones, probablemente no recibieron ni una sola vacuna durante el año pasado, lo que agrava las enormes desigualdades ya existentes en el acceso a las inmunizaciones.

La mayoría de estos niños viven en comunidades afectadas por conflictos, en lugares apartados donde la atención es deficiente, o en entornos informales o barrios marginales, donde sufren múltiples privaciones, como el acceso limitado a los servicios básicos de salud y a los servicios sociales fundamentales.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, observó que “mientras los países claman por conseguir las vacunas contra la covid-19, hemos retrocedido en otras vacunaciones, dejando a los niños expuestos al riesgo de contraer enfermedades devastadoras pero prevenibles, como el sarampión, la poliomielitis o la meningitis”.

En comparación con el año precedente, 3,5 millones más de niños no recibieron en 2020 su primera dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP-1), y tres millones más quedaron sin su primera dosis de vacuna contra el sarampión.

Las interrupciones en los servicios de vacunación fueron generalizadas en 2020, y en el caso de la DTP-1 el caso más numeroso correspondió a India, donde 1,4 millones de niños quedaron sin esa vacuna en 2019 y más de tres millones el año pasado.

En América Latina los casos más destacados fueron los de México, con 454 000 niños sin la DTP-1 (106 000 más que en 2019), Argentina (156 000 niños sin la vacuna) y Venezuela (134 000). Tanto en Argentina como en Venezuela hubo 59 000 niños más que no recibieron esa triple inmunización.

En el sur y sureste de Asia hubo países muy afectados, como Pakistán, donde 968 000 niños se perdieron la DTP-1 (567 000 en 2019), Indonesia, donde se le falló a 797 000 niños (472 000 en 2019), y Filipinas, donde dejaron de vacunarse 557 000 (450 000 el año anterior).

Las ya bajas tasas de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH), que protege a las niñas contra el cáncer cérvicouterino más adelante en la vida, se han visto muy afectadas por el cierre de las escuelas, de acuerdo con el reporte.

El estimado de OMS y Unicef es que en todo el mundo solo 15 por ciento de las niñas fueron vacunadas contra el VPH en 2019, y apenas 13 por ciento (1,6 millones de niñas menos) en 2020.

“Estos datos deberían ser una clara advertencia: la pandemia y las perturbaciones relacionadas nos han hecho perder un terreno valioso, algo que no podemos permitirnos, y las consecuencias tendrán un costo en términos de vidas y del bienestar de los más vulnerables”, dijo Fore.

Tedros subrayó que “la aparición de múltiples brotes de enfermedades sería catastrófica para las comunidades y los sistemas de salud, que ya están luchando contra la covid-19, por lo que es más urgente que nunca invertir en la vacunación infantil y garantizar que se atienda a todos los niños”.

Los dos organismos piden a los gobiernos que restablezcan los servicios y las campañas de vacunación, ayuden a los trabajadores de la salud y líderes comunitarios en esas campañas y rectifiquen las lagunas en la cobertura, principalmente dirigiéndose a las comunidades no atendidas durante la pandemia.

A-E/HM

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe