La ONU lanza nueva campaña contra la trata de personas

Una niña de ocho años oculta su rostro en un centro de Haití que proporciona atención y apoyo temporal a víctimas de la trata de personas, mientras las autoridades buscan a sus padres. En los últimos 15 años se ha triplicado en el mundo la trata de niños y niñas. Foto: Marco Dormino/Unicef

VIENA – Una campaña para relievar las voces de las víctimas fue lanzada este viernes 30, Día Mundial contra la Trata de Personas, por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), al tiempo que se pide a los gobiernos más acción y concertación para combatir ese flagelo.

Ghada Waly, directora de la ONUDD, dijo que “las voces de las víctimas son fundamentales para prevenir la trata, apoyar a los supervivientes y llevar a los autores ante la justicia”, al lanzar la campaña “Las voces de las víctimas marcan el camino”.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, destacó que “la mitad de las víctimas en los países de bajos ingresos son niños, y a la mayoría de ellos se los somete a trata para obligarlos a realizar trabajos forzosos”.

“En todo el mundo, los criminales se valen de la tecnología para identificar, controlar y explotar a las personas vulnerables. Los niños son, cada vez más, blanco de las plataformas en línea para la explotación sexual, el matrimonio forzado y otras formas de abuso”, abundó Guterres.

Según el secretario general, a pesar de avances en los últimos 20 años contra la trata de personas, ese delito “todavía conlleva riesgos menores y altas ganancias” para los delincuentes, por lo que se requiere de los Estados “un esfuerzo aún más concertado para combatirlo”.

En 2018, según la ONUDD, 148 países detectaron y denunciaron alrededor de 50 000 víctimas de trata de personas. Sin embargo, dada la naturaleza oculta de este delito, el número real de víctimas es mucho mayor, indicó la oficina.

“Lo hemos vivido. Somos las mejores personas para ayudar a todos a comprender cómo es realmente. La realidad es terrible”: Marcela Loaiza.

Waly expuso, en una declaración junto a Ylva Johansson, comisaria europea de Asuntos de Interior, que las mujeres siguen siendo los principales objetivos de los traficantes y representan el 46 por ciento de todas las víctimas detectadas.

Además, “cada vez son más los niños quienes son víctimas de la trata, lo que representa alrededor de un tercio de las víctimas, y solo las niñas representan alrededor de 19 por ciento de todas las víctimas detectadas”, indicaron.

La mitad de las víctimas detectadas lo fueron con fines de explotación sexual, mientras que 38 por ciento fueron explotadas para trabajos forzados. Otras víctimas son obligadas a contraer matrimonio, mendigar y cometer actos delictivos, o son objeto de trata para el combate armado.

Solo en la Unión Europea 72 por ciento de todas las víctimas, así como 92 por ciento de las víctimas de trata con fines de explotación sexual, son mujeres y niñas. La mitad de las víctimas identificadas son ciudadanos de fuera de la UE.

En la mayoría de las regiones del mundo, los migrantes representan más de la mitad de todas las víctimas de trata identificadas. Sumaron 65 por ciento en Europa occidental y meridional, y 60 por ciento de las víctimas en Oriente Medio.

En muchos de los casos denunciados, los traficantes se aprovecharon del estatus migratorio de las víctimas para mantener el control, explotarlas y evitar que escapen o denuncien los abusos que sufrieron.

Por lo tanto, en el sistema de Naciones Unidas se considera que la protección de los migrantes es fundamental para erradicar la trata de personas.

Se solicita a los Estados mejorar la cooperación internacional, regional y local contra el flagelo, vigilar las rutas migratorias para prevenir la trata, y aupar la investigación transfronteriza y el enjuiciamiento de los perpetradores de ese delito.

También, proporcionar una plataforma de empoderamiento a las víctimas y sobrevivientes de la trata, para que sean agentes de cambio a partir de su experiencia.

Las voces de las víctimas y los supervivientes “deben ocupar un lugar central en los esfuerzos por poner fin a la trata de personas y la explotación”, de acuerdo con la nueva campaña de la ONUDD.

En palabras de Marcela Loaiza, una sobreviviente de la trata que aboga a través de su fundación en Colombia por respuestas al crimen centradas en las víctimas: “Lo hemos vivido. Somos las mejores personas para ayudar a todos a comprender cómo es realmente. La realidad es terrible”.

A-E/HM

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe