La geotermia: el motor del cambio energético en El Salvador

El Salvador es el segundo país del mundo, tan solo detrás de Islandia, en el aprovechamiento de la energía proveniente de las entraña de la tierra, la geotermia, que ya aporta 25 por ciento de la energía primaria en el país.

El ímpetu del aprovechamiento del calor interno de la tierra en este pequeño país centroamericano comenzó en los años 70 con la construcción de la Central Geotérmica Ahuachapán, una de las dos que actualmente existen en El Salvador, controlada por la empresa estatal LaGeo y que IPS visitó para este videorreportaje.

“Los volcanes han sido siempre una amenaza para la humanidad pero ahora en El Salvador son un recurso para producir energías limpias, renovables y baratas”, explicó David López, presidente la gubernamental Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, David López.

“El Salvador es un buen ejemplo de cómo ha aprovechado su energía geotérmica para cubrir sus necesidades energéticas”, sostuvo a IPS el presidente de la Asociación Internacional de Geotermia, Alexander Richter.

Y no solo El Salvador, sino toda América Central porque también Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua se encuentran entre los 10 principales países del mundo en la participación de la geotermia en su matriz energética, contribuyendo a reducir su dependencia de los combustibles fósiles y también de la hidroelectricidad, según profundiza este videorreportaje.

Editado por Estrella Gutiérrez

 

 

 

Archivado en:

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos