Rebeldes inician retirada del este de la RDC

Grupos rebeldes del este de la República Democrática del Congo (RDC) comenzaron a retirarse del territorio que habían arrebatado a las fuerzas del gobierno, días después de que se alcanzara un acuerdo de repliegue en la vecina Uganda.

El viceportavoz del insurgente Movimiento 23 de Marzo (M23), Amani Kabashi, dijo a Al Jazeera que los rebeldes iniciaban este miércoles 28 el repliegue de la localidad de Mushake, 50 kilómetros al sur de Goma, capital de la provincia de Kivu del Norte.

Los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la violencia en el este de la RDC comenzaron luego de que el M23 capturó Goma y continuó avanzando posiciones la semana pasada.

Decenas de miles de personas fueron desplazadas por los combates entre los insurgentes y el gobierno.

El portavoz militar del M23, Vianney Kazarama, dijo que los rebeldes se retirarían este jueves 29 también de la ciudad de Sake, y de Goma el viernes.
[related_articles]
El secretario general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Operaciones de Mantenimiento de Paz, Hervé Ladsous, había informado el martes 27 por la noche que los rebeldes habían frenado su avance.

La corresponsal de Al Jazeera en Goma, Nazanine Moshiri, informó que no había indicios de repliegue de esa ciudad este miércoles.

«La gran pregunta que se hacen todos aquí es qué ocurrirá después de la retirada del M23», señaló.

«Los propios rebeldes del M23 están diciendo que quieren una zona desmilitarizada en torno a Goma. Están muy preocupados por la posibilidad de que las personas que trabajaron con ellos en la ciudad sean atacadas una vez que se vayan, si llega el ejército congoleño», añadió.

Traslado de armas

El líder militar del M23, Sultani Makenga, dijo el martes que sus tropas abandonarían Goma «en tres días, a más tardar», y que se retirarían 20 kilómetros de acuerdo con lo establecido en el pacto alcanzado en Uganda el lunes 26, con mediación de varios países de la región de los Grandes Lagos.

Makenga señaló que los rebeldes habían comenzado a trasladar armas, provisiones y suministros médicos de Goma al territorio de Rutshuru, al norte de la ciudad, un área ubicada entre las fronteras con Uganda y Ruanda.

Rutshuru ha sido el mayor baluarte rebelde desde que el M23 se alzó en armas en abril.

Mientras, el líder político del movimiento, Jean Marie Runiga, aseguró que los rebeldes no se resistían a abandonar Goma, pero aclaró que solo lo harían si se cumplían ciertas condiciones.

Sus demandas incluyen la liberación del líder opositor Etienne Tshisekedi, quien se encuentra bajo arresto domiciliario desde que declaró su victoria en unas polémicas elecciones el año pasado, en las que ganó oficialmente el ahora presidente Joseph Kabila.

Los rebeldes también exigen conversaciones directas con el presidente y la disolución de la Comisión Electoral.

Manifestación a favor de los rebeldes

Mientras, unas 300 personas marcharon por las calles de Goma este miércoles 28 en apoyo al M23, informó Azad Essa, de Al Jazeera, desde esa ciudad.

Tocaban música y portaban pancartas y carteles exigiendo la renuncia de Kabila. Un puñado de policías vigilaron la manifestación, que detuvo por un tiempo el tránsito.

El M23 tomó control de Goma el martes de la semana pasada, luego de que se retiraran las fuerzas del gobierno. La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la RDC (Monusco) no intervino, arguyendo que carecía de mandato para hacerlo.

Líderes africanos se esfuerzan para contener la última ola de violencia en la región, en la que casi dos décadas de conflicto han agravado las divisiones políticas y étnicas, así como la competencia por los vastos recursos minerales.

Kabila se reunió con rebeldes del M23 por primera vez el fin de semana pasado, luego de la cumbre de los líderes africanos celebrada en Kampala, la capital ugandesa.

El acuerdo del lunes permite a los rebeldes permanecer en su región de origen, Kivu, donde se hallaría 64 por ciento de las reservas mundiales de coltán, mineral usado para la fabricación de productos electrónicos.

«Zona neutral»

Ladsous dijo que el principal asesor militar de la ONU, Babacar Gaye, ayudaría a la RDC y a otros países del este de África a concluir los detalles del pacto de repliegue.

El acuerdo prevé la creación de una zona neutral, que incluirá el aeropuerto de Goma, actualmente bajo control de la Monusco, y la conformación de una fuerza internacional neutral para la RDC.

La rebelión estalló en abril, cuando el M23, que según expertos de la ONU recibe apoyo de la vecina Ruanda, se alzó en armas quejándose de que unos acuerdos de 2009 para poner fin a un conflicto anterior no habían sido plenamente implementados.

El nombre del Movimiento 23 de Marzo hace referencia a la fecha en que fueron firmados los pactos de 2009 entre el gobierno de la RDC y el rebelde Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP).

Según esos acuerdos, los excombatientes del CNDP serían integrados al ejército nacional, pero algunos de estos denunciaron ser tratados injustamente y decidieron amotinarse y formar el M23.

Desde abril, más de 475.000 personas han sido desplazadas en este país y otras 75.000 han buscado refugio en Ruanda y Uganda, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

* Publicado en acuerdo con Al Jazeera.

 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos