Candidaturas presidenciales de Malí en debate

Los jefes de Estado de los países de África occidental reiteraron su determinación a que ningún miembro del gobierno interino de Malí pueda ser candidato en las próximas elecciones presidenciales, lo que motivó un gran debate sobre quién puede y quién no.

Los comicios presidenciales de Malí están previstos para 2013, una vez recuperado el control del norte del país, en manos de grupos islamistas armados.

Para ello, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), cuyos líderes se reunieron por última vez el domingo 11 en la capital nigeriana de Abuya, se comprometió a desplegar una fuerza inicial de por lo menos 3.000 efectivos en Malí por un año.

La decisión de que los miembros del gobierno interino de Malí no puedan ser candidatos fue tomada durante una reunión del grupo de contacto de la Cedeao, realizada el 7 de julio en Uagadugú, capital de Burkina Faso.

Luego se envió a Malí para un proceso de consulta nacional de confirmación. Debates previos entre las fuerzas políticas locales habían llegado a la misma conclusión en abril.
[related_articles]
Pero en una reunión de gabinete realizada el 31 de octubre, el primer ministro interino de Malí, Cheick Modibo Diarra, anunció su intención de postularse para los comicios y bloqueó la divulgación de un comunicado prohibiendo a los miembros de la administración de transición presentar sus candidaturas.

Al ser consultado por el canal de televisión nacional el sábado 10, Modibo Diarra no negó sus intenciones, aunque dijo que era demasiado pronto para hablar del tema.

La población local está dividida al respecto. Es un tema de debate en las calles de Bamako y en la prensa, que discute si para postularse, el primer ministro no debería primero renunciar a su cargo.

"El primer ministro es un ciudadano como todos los otros y tiene derecho a ser candidato en las próximas elecciones", dijo a IPS el maestro Cheick Koné, quien da clases de inglés en una escuela de Bamako.

"No es normal que no pueda serlo porque el primer ministro lucha duro contra la corrupción. Por eso debe ser candidato a la presidencia", añadió.

Oumou Berthé, integrante del Foro Nacional de la Sociedad Civil, cree que la declaración de la Cedeao ayudará a aclarar este asunto.

"El hecho de que los jefes de Estado de la Cedeao repitan que los miembros del gobierno de transición no deben ser candidatos en las próximas elecciones relanzó el debate a escala internacional. Creo que el primer ministro deberá tomar en cuento esto", opinó.

El primer ministro es el encargado de organizar la consulta nacional entre los actores políticos. Pero algunos dirigentes lo acusan de maniobrar las reuniones para lograr la autorización de su candidatura.

"El primer ministro se dio cuenta de que le gusta el poder", sostuvo Boubacar Diarra, activista del Frente Unido para Salvaguardar la Democracia y la República.

"Quiere ser candidato a presidente, mientras que los que lo apoyaron, como los miembros de la junta golpista, no lo respaldan", añadió.

El Frente Unido es una coalición política que se opuso al golpe de Estado del 22 de marzo, que derrocó al gobierno de Amadou Toumani Touré, y que se negó a participar en la consulta organizada por el primer ministro interino.

El descontento, tanto de la ciudadanía como dentro del ejército, con la respuesta que el gobierno de Touré dio a un levantamiento ocurrido en enero en el norte de país fue el factor determinante del golpe. Luego una variopinta agrupación de facciones se aprovechó de la inestabilidad y se arrogó el control de la región.

Modibo Diarra, un astrofísico de 60 años que tenía previsto postularse a las elecciones presidenciales, originalmente previstas para abril de 2012, fue designado primer ministro interino el 6 de ese más para mediar entre los golpistas y la Cedeao.

El deseo del primer ministro de ser candidato parece haber creado también una crisis dentro del propio gobierno interino.

A comienzos de este mes, el ministro de Administración Territorial, Moussa Sinko Coulibaly, a cargo de organizar las elecciones y, según se dice, vinculado a la junta golpista, dijo a representantes de los partidos políticos que estaba en contra de la candidatura del primer ministro.

"Uno no puede formar parte del gobierno de transición y tener ambiciones políticas. No funcionará porque al aceptar que los miembros interinos pueden competir, corremos el riesgo de distorsionar el juego", señaló.

En respuesta a la consulta sobre la legitimidad de la controvertida disposición sobre las candidaturas, el analista Mahmadou Sangaré, de la Universidad de Bamako, recordó una situación similar.

"Existe el precedente legal de la transición organizada por Amadou Toumani Touré en 1992, tras la caída del gobierno del general Moussa Traoré. El presidente interino y su primer ministro, Soumana Sacko, no fueron candidatos", indicó.

"El primer ministro está en una posición difícil porque convenció al Frente Unido de participar en las consultas, por un lado, pero, por otro, debe lograr una cohesión interna en el gobierno", añadió.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Us