Muerte de Bin Laden es «buena noticia» en Israel

Los israelíes despertaron este lunes en el Día de Recordación del Holocausto, prendieron la radio y escucharon una inesperada «buena noticia».

Las estaciones locales interrumpieron la programación que tenían preparada para recordar a las víctimas judías del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En cambio, todas repetían el discurso dado el domingo a la noche por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciando que las fuerzas de su país habían matado al líder y fundador de la red radical islámica Al Qaeda, responsable de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 de Nueva York y Washington, en los que murieron 3.000 personas.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu divulgó de inmediato un comunicado elogiando la operación militar de Washington, calificándola de "resonante victoria para la justicia, la libertad y los valores compartidos por todos los países democráticos que combaten hombro con hombro contra el terrorismo".

El comunicado indicaba además que Netanyahu personalmente había felicitado a Obama así como a las fuerzas que participaron de la operación. "El Estado de Israel comparte la alegría del pueblo estadounidense en este día histórico", le habría dicho el primer ministro.
[related_articles]
Por su parte, el presidente israelí Shimon Peres declaró: "Bin Laden era el más grande asesino. Es un gran logro para el aparato de seguridad de Estados Unidos, un gran logro para el presidente, un gran logro para el mundo libre".

Mientras, Yossi Melman, analista de inteligencia para el periódico Haaretz, opinó que era "uno de los más importantes logros de la inteligencia militar estadounidense, tanto (a nivel) psicológico como moral, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial".

No obstante, alertó: "A pesar del efecto moral y psicológico que tendrá en los discípulos de Bin Laden, el asesinato de su líder espiritual no acabará con su ideal. El agravamiento del extremismo que ha afectado a una minoría del mundo musulmán no se detendrá".

El gobierno de Netanyahu fue informado del asesinato 30 minutos antes de que Obama lo anunciara públicamente, según la Radio del Ejército de Israel.

El canciller israelí, Avigdor Liberman, aclaró que su gobierno no había participado de la operación, pero alertó "posibles acciones de venganza" por parte de simpatizantes de Al Qaeda contra objetivos de Israel. Además, subrayó que el asesinato de Bin Laden tendría "repercusiones mundiales".

En un video divulgado dos días después de los ataques del 11 de septiembre de 2011, Bin Laden había declarado que eran una respuesta al apoyo estadounidense a Israel.

La resistencia a la ocupación israelí de tierras palestinas era una de las causas fundadoras de Al Qaeda. "Cuando los niños palestinos lanzan piedras contra las fuerzas de ocupación israelíes, Estados Unidos dice que son terroristas", dijo Bin Laden en una entrevista para la cadena en CNN en 1997.

"Pero cuando Israel bombardeó el edifico de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en Líbano (en 1996), lleno de niños y mujeres, Estados Unidos detuvo todo plan para condenar a Israel", agregó.

Un ex funcionario de seguridad israelí dijo a IPS que, en la última década, su país había sufrido "no decenas, sino 30.000 ataques terroristas". En el momento de auge de la última Intifada (levantamiento popular palestino contra la ocupación), entre 2000 y 2005, muchos israelíes fueron asesinados en atentados suicidas perpetrados por palestinos radicales.

En noviembre de 2002, Al Qaeda se atribuyó tres ataques suicidas con coches bomba contra el hotel Mombasa Paradise, popular centro de vacaciones para los israelíes en Kenia, donde murieron 15 personas y 80 resultaron heridas.

En mayo de 2008, Bin Laden divulgó una cinta de audio en la que instaba a los musulmanes a romper el bloqueo israelí sobre la franja de Gaza, gobernada por Hamás (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámica). Seis meses después, Israel lanzó una fuerte ofensiva militar contra ese territorio costero palestino.

El gobierno israelí vinculó a la red Al Qaeda con los musulmanes radicales palestinos, especialmente a los miembros de Hamás.

Pero tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como Hamás han intentado alejarse de la imagen negativa del Islam radical en su lucha por la independencia. También temen que la crítica situación que viven muchos jóvenes palestinos los impulse a sumarse a las filas de Al Qaeda. El portavoz de la ANP, Ghassan Khatib, dijo que la muerte de Bin Laden era algo "bueno para la causa de la paz mundial".

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas. Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Últimos Artículos